Crisis y corrupción en la
gestión de las universidades
nacionales latinoamericanas:
Causas y estrategias para combatirlas
Crisis y corrupción en la
gestión de las universidades
nacionales latinoamericanas:
Causas y estrategias para combatirlas
Julio Gómez Méndez
Delma Diana Reynoso Canicani
Instituto Latinoamericano de Altos Estudios -ilae-
Queda prohíbida la reproducción por cualquier medio físico o digital de toda o una parte de
esta obra sin permiso expreso del Instituto Latinoamericano de Altos Estudios -ILAE-.
Publicación sometida a evaluación de pares académicos (Peer Review Double Blinded).
Esta publicación está bajo la licencia Creative Commons
Reconocimiento - NoComercial - SinObraDerivada 3.0 Unported License.
ISBN
978-958-5535-72-5
© Julio Gómez Méndez, 2020
© Delma Diana Reynoso Canicani, 2020
© Instituto Latinoamericano de Altos Estudios -ILAE-, 2020
Derechos patrimoniales exclusivos de publicación y distribución de la obra
Cra. 18 # 39A-46, Teusquillo, Bogotá, Colombia
pbx: (571) 232-3705, fax (571) 323 2181
www.ilae.edu.co
Diseño de carátula y composición: Harold Rodríguez Alba
Edición electrónica: Editorial Milla Ltda. (571) 702 1144
editorialmilla@telmex.net.co
Editado en Colombia
Published in Colombia
Contenido
Introducción
17
Capítulo primero
Corrupción: conceptos, enfoques y tipología
19
I.
Elementos de la corrupción
23
II.
Factores de los casos de corrupción
25
III. Relación entre corrupción y tolerancia
27
Capítulo segundo
Origen y fundamento de la corrupción en las universidades
29
I.
Formas de corrupción
32
II.
Tipos de corrupción
32
III. Clases o modalidades de corrupción
34
IV. Causas de la corrupción
37
V. Consecuencias de la corrupción
38
VI. Índice de percepción -ipc-
40
Capítulo tercero
Estrategias para combatir la corrupción en las universidades
43
I.
Medidas para hacer frente a la corrupción
45
II.
La profesión contable y la lucha contra la corrupción
46
III. La auditoría forense como herramienta
para luchar contra la corrupción
47
A. Objetivos de la auditoría forense
48
B. Otras actividades de la auditoría forense
48
C. Metodología de investigación de la auditoría forense
49
D. Definición y reconocimiento del problema
50
1. Tipos principales de evidencia
51
E. Informe final
52
F. Detección de fraude
52
G. Conocimientos y habilidades del auditor forense
53
IV.
¿El Internet puede ayudar a combatir la corrupción?
53
7
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
Capítulo cuarto
Crisis y corrupción: estudio de los conflictos
de las universidades nacionales peruanas
57
I.
Objetivos e hipótesis
58
A. Objetivo general
58
B. Objetivos específicos
58
C. Hipótesis general
58
D. Hipótesis específicas
58
II. Variables de la investigación
59
III. Tipo de investigación
59
A. Métodos de la investigación
59
B. Población
60
C. Muestra
60
D. Muestra ajustada
61
IV. Técnicas de recolección de datos
61
A. Análisis e interpretación de los resultados de la encuesta
62
V. Contrastación de las hipótesis
87
Propuesta de solución al fenómeno de corrupción
90
Conclusiones
91
Recomendaciones
93
Capítulo quinto
La corrupción en las universidades ¿un fenómeno social?
95
Bibliografía
99
Los autores
103
8
Índice de tablas
Tabla 1. ¿El rector de vuestra universidad ha sido
elegido en estricto cumplimiento del artículo 34,
inciso c de la Ley Universitaria; es decir, ¿posee el grado
de doctor, o el más alto título profesional en su especialidad?
62
Tabla 2. ¿En la elección de autoridades universitarias,
tales como rector, vicerrectores y decanos hubo denuncias
por otorgar prebendas para el voto de estudiantes?
63
Tabla 3. ¿Existe transparencia en la gestión de los recursos
económicos de parte de las autoridades universitarias?
64
Tabla 4. ¿El concurso de plazas docentes para
nombramiento que procesa la universidad se realiza con:
65
Tabla 5. ¿La universidad al procesar la promoción de
docentes lo realiza en estricto cumplimiento de la
Ley Universitaria, estatuto y reglamento?
66
Tabla 6. ¿La universidad realiza la ratificación de docentes en
estricto cumplimiento de la Ley Universitaria, estatuto y reglamento?
67
Tabla 7. ¿Los estados financieros de los centros
de producción de la universidad reflejan:
68
Tabla 8. ¿Las utilidades obtenidas por los centros de producción
son administradas de manera eficiente y con transparencia?
69
Tabla 9. La adquisición de bienes y contratación
de servicios la realiza la universidad:
70
9
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
Tabla 10. Señale las principales irregularidades
en la adquisición de bienes y contratación de servicios
71
Tabla 11. ¿En su facultad hubo denuncias por falsificación
y alteración de notas, y cobro por aprobación de cursos?
72
Tabla 12. La calidad académica que brinda su facultad es:
73
Tabla 13. ¿En las obras ejecutadas por la autoridad universitaria
en sus diferentes modalidades: administración directa,
por contrata y otras modalidades, hubo denuncias por
sobrevaloración de parte de los estamentos de la universidad?
74
Tabla 14. ¿La universidad, a la conclusión de las obras,
ha realizado la liquidación técnica y financieramente?
75
Tabla 15. Los vehículos de la universidad son
utilizados por las autoridades y funcionarios en:
76
Tabla 16. ¿Las denuncias sobre corrupción formuladas
por los estamentos de la universidad son atendidas por la
autoridad universitaria de manera oportuna?
77
Tabla 17. ¿Durante la gestión universitaria hubo ejercicio
indebido de cargo por las autoridades universitarias:
rector, vicerrectores, decanos y directores de epg?
78
Tabla 18. ¿Las autoridades universitarias efectuaron
cobros indebidos por concepto de inventario físico,
balances, elaboración de documentos de gestión, etc.?
79
Tabla 19. Señale las principales causas de
corrupción en el gobierno universitario:
80
Tabla 20. Los casos de administración deficiente
en la universidad se deben a:
81
Tabla 21. ¿Qué cree usted que afectan
los actos de corrupción universitaria?
82
10
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
Tabla 22. ¿El Órgano de Control Institucional
realiza exámenes especiales frente a las denuncias
formuladas por los estamentos de la universidad?
83
Tabla 23. ¿Las conclusiones y recomendaciones de los
exámenes especiales realizados por el Órgano de Control
Institucional se incluyen en la agenda del Consejo Universitario?
84
Tabla 24. ¿Los informes de auditoría realizado por la
Contraloría General de la República son de conocimiento
de los órganos de gobierno universitario?
85
Tabla 25. ¿El Consejo Universitario como órgano de
dirección superior toma decisiones del informe de auditoría
realizado por la Contraloría General de la República?
86
11
Índice de figuras
Figura 1. ¿El rector de vuestra universidad ha sido
elegido en estricto cumplimiento del artículo 34,
inciso c de la Ley Universitaria; es decir, ¿posee el grado
de doctor, o el más alto título profesional en su especialidad?
62
Figura 2. ¿En la elección de autoridades universitarias,
tales como rector, vicerrectores y decanos hubo denuncias
por otorgar prebendas para el voto de estudiantes?
63
Figura 3. ¿Existe transparencia en la gestión de los
recursos económicos de parte de las autoridades universitarias?
64
Figura 4. ¿El concurso de plazas docentes para
nombramiento que procesa la universidad se realiza con:
65
Figura 5. ¿La universidad al procesar la promoción de
docentes lo realiza en estricto cumplimiento de la
Ley Universitaria, estatuto y reglamento?
66
Figura 6. ¿La universidad realiza la ratificación de docentes en
estricto cumplimiento de la Ley Universitaria, estatuto y reglamento?
67
Figura 7. ¿Los estados financieros de los centros
de producción de la universidad reflejan:
68
Figura 8. ¿Las utilidades obtenidas por los centros de producción
son administradas de manera eficiente y con transparencia?
69
Figura 9. La adquisición de bienes y contratación
de servicios la realiza la universidad:
70
13
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
Figura 10. Señale las principales irregularidades
en la adquisición de bienes y contratación de servicios
71
Figura 11. ¿En su facultad hubo denuncias por falsificación
y alteración de notas, y cobro por aprobación de cursos?
72
Figura 12. La calidad académica que brinda su facultad es:
73
Figura 13. ¿En las obras ejecutadas por la autoridad universitaria
en sus diferentes modalidades: administración directa,
por contrata y otras modalidades, hubo denuncias
por sobrevaloración de parte de los estamentos de la universidad?
74
Figura 14. ¿La universidad, a la conclusión de las obras,
ha realizado la liquidación técnica y financieramente?
75
Figura 15. Los vehículos de la universidad son
utilizados por las autoridades y funcionarios en:
76
Figura 16. ¿Las denuncias sobre corrupción formuladas
por los estamentos de la universidad son atendidas por la
autoridad universitaria de manera oportuna?
77
Figura 17. ¿Durante la gestión universitaria hubo ejercicio
indebido de cargo por las autoridades universitarias:
rector, vicerrectores, decanos y directores de epg?
78
Figura 18. ¿Las autoridades universitarias efectuaron
cobros indebidos por concepto de inventario físico,
balances, elaboración de documentos de gestión, etc.?
79
Figura 19. Señale las principales causas de
corrupción en el gobierno universitario:
80
Figura 20. Los casos de administración deficiente
en la universidad se deben a:
81
Figura 21. ¿Qué cree usted que afectan
los actos de corrupción universitaria?
82
14
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
Figura 22. ¿El Órgano de Control Institucional
realiza exámenes especiales frente a las denuncias
formuladas por los estamentos de la universidad?
83
Figura 23. ¿Las conclusiones y recomendaciones de los
exámenes especiales realizados por el Órgano de Control
Institucional se incluyen en la agenda del Consejo Universitario?
84
Figura 24. ¿Los informes de auditoría realizado por la
Contraloría General de la República son de conocimiento
de los órganos de gobierno universitario?
85
Figura 25. ¿El Consejo Universitario como órgano de
dirección superior toma decisiones del informe de auditoría
realizado por la Contraloría General de la República?
86
15
Introducción
La corrupción en la actualidad crece e invade cada día más las econo-
mías de casi todos los países del mundo. Este suceso posee un signifi-
cativo impacto, tanto en lo social como en lo económico, ya que debilita
los valores éticos y morales en los diversos sectores públicos y privados,
y dicha debilidad conlleva a admitir la transformación económica como
un costo ineludible y, por ende, la creciente desigualdad de la sociedad.
Las universidades públicas de Perú se hallan en una crisis, como
parte del conjunto del sistema educativo que requiere soluciones in-
mediatas. En consecuencia, la actual estructura universitaria, sobre
todo el sentido de su labor (producción de conocimiento) y la inves-
tigación científica, se encuentran en aprietos, debido a que se está en
presencia de un espacio en el que no existe un proyecto nacional ex-
cepto el modelo neoliberal implementado de forma servil por los inter-
mediarios de la burguesía, que no da respuestas reales a las carencias
de las grandes mayorías de la nación.
La política del neoliberalismo imperante en el mundo contemporá-
neo y su influencia decisiva en los estados y gobiernos de los países,
en especial de los menos desarrollados como Perú, han provocado una
crisis generalizada. Crisis que se agudiza en el país con la priorización
del sistema educativo privado; tanto es así, que con la ampliación de la
oferta educativa mediante la creación indiscriminada de universidades
privadas, salvo algunas excepciones, se reproduce la mediocridad, la
ausencia de una investigación científica, burocratización y corrupción
de los órganos de gobierno caracterizados por su ineficiencia, lucro
indiscriminado, nula fiscalización y control de los recursos del Esta-
do. Sin embargo, se “propagandiza” la calidad educativa, la excelencia
total, tecnología de punta, competitividad y demás expresiones dema-
gógicas. Mientras tanto, en las universidades nacionales se agudiza la
crisis, surgen los grupos de poder, la corrupción se institucionaliza y al
Estado poco o nada le importa la educación pública superior en el país.
17
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
Por otra parte, la legislación del proyecto de universidad empresa im-
plementado por el gobierno de Fujimori le permite al Estado dejar a un
lado el gasto en educación superior para darle prioridad a las obliga-
ciones con la deuda externa. Esta nueva idea de la universidad ha acre-
centado la corrupción, debido a que las autoridades universitarias se
transforman en un ente de acumulación de capital, dejando de ser una
institución al servicio de los estudiantes y de la sociedad en general.
Las razones descritas líneas atrás, motivaron el interés para realizar
un estudio sobre la corrupción en el seno de las universidades nacio-
nales del país, ya que atenta al sistema educativo superior. La actual es-
tructura del sistema universitario peruano se halla en crisis, afectada
por el flagelo de la corrupción y la vigente ley universitaria no da res-
puesta a las nuevas exigencias trazadas por la sociedad en su conjunto.
En este sentido, la corrupción como fenómeno dilatado en las casas de
estudio de educación superior está amparada por la corrupción estatal
que ha caracterizado a los gobiernos de Perú y tiene como asidero legal
la actual Ley Universitaria y las demás instituciones del Estado, como
la Asamblea Nacional de Rectores que, de algún modo, se ha converti-
do en un sindicato de rectores encargados de cubrir actos que distan
mucho de lo científico y lo académico; así mismo, el Parlamento y el
Ejecutivo, como entes reguladores no han sabido mostrar soluciones
a las demandas estudiantiles. Por ello, el propósito del presente traba-
jo es demostrar la existencia de la corrupción institucionalizada en la
gestión y gobierno de las universidades públicas del país.
18
Capítulo primero
Corrupción: conceptos, enfoques y tipología
De acuerdo a la concepción genésica que se tiene sobre la palabra co-
rrupción, diversas han sido las definiciones que ha recibido, no solo
desde épocas pasadas, también desde configuraciones o aportes de au-
tores, pensadores y hasta de una población que de igual modo se ha de-
dicado de forma expresa a establecer miradas en torno a este fenóme-
no que ha pasado a ocupar los primeros lugares en discusiones, hasta
ser el epicentro de debates en todos los ámbitos de la acción humana.
Si se hace un arqueo etimológico, se halla que la palabra corrupción
y desde la concepción romana, significaba algún rasgo de alteración.
Esta alteración está asociada por lo general con algo negativo. Corrup-
ción proviene del verbo corrupere que quiere decir dañar a alguien. La
corrupción tal como la han definido notables investigadores, así como
la rae en donde se precisa como el acto de echar a perder, así mismo,
el acto de cometer alguna depravación, incluso de dañar o pudrir. Tam-
bién se ha señalado que se traduce en sobornar a alguien con dádivas
o de otra forma o manera; Seducir o pervertir, viciar, estragar, así como
corromper las buenas costumbres. Según Aznar y Puig, “su esencia es
una desviación del deber, de lo correcto, de lo esperado. Por eso, aun-
que no exista castigo, tenderá a no ser admitida, a quedar en lo oculto,
bajo una máscara de normalidad o a ser banalizada”1.
Según Argandoña (2007):
Se suele definir la corrupción como el abuso de una posición de confianza para
la obtención de un beneficio deshonesto. La palabra corrupción sugiere que
1
Federico Aznar Fernández-Montesinos y Sebastián Puig Soler. “La corrupción y se-
guridad internacional”, en Cuadernos de Estrategia, n.° 174, 2015, disponible en [https://
dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5255540 ], p. 147.
19
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
esas conductas, aunque sean aparentemente inocuas, acaban destruyendo los
principios por los que se rige una sociedad, con efectos muy perniciosos, del
mismo modo que la corrupción de un ser vivo es prueba de su decadencia y
muerte. Ejemplos de acciones corruptas son el pago de un político para que
conceda un contrato público [...] o para que presione a un funcionario para
que le otorgue, o a un policía para que perdone una multa. También hay casos
de corrupción en el sector privado: por ejemplo, las atenciones al director de
compras de una empresa para conseguir un pedido o simplemente, para tener
su ánimo inclinado a concederlo en el futuro (una práctica que no siempre se
pueda distinguir de la costumbre legítima de hacer regalos para mantener una
buenas relaciones comerciales o sociales2.
La corrupción es, por ende, el incumplimiento de los deberes, deriva-
dos claro está del ejercicio del cargo que alguien detenta y que llega
por alguna circunstancia a cometer algún abuso de confianza. En este
sentido, la corrupción se convierte por razones de beneficios en el acto
que satisface las necesidades de alguien, pero con intensiones que lle-
gan a perjudicar de manera expresa y evidente, poniendo en riesgo los
recursos contenidos, casi siempre monetarios, de una determinada or-
ganización o empresa.
Para Núñez, citado por Castro et al.:
La corrupción, representa hoy un flagelo de alcance mundial que retrasa el
desarrollo económico, cultural y social de un país, rompiendo con los principios
equitativos de distribución de la riqueza y desestabilizando estructuralmente
a la sociedad, por lo que genera procesos de descrédito de la autoridad de no
contar con una oposición política marcada3.
La corrupción desde una visión global sería, en este sentido, toda ac-
tividad que comporta un conjunto de factores que inciden de manera
directa sobre alguien o algo. De igual forma, la corrupción sería una
acción corrosiva tomada por medio de un servidor o prestador de ser-
vicio público, tal como se le conoce en el ámbito social, si llegara a con-
2
Antonio Argandoña. La corrupción y las empresas, España, iese Businnes School, Uni-
versidad de Navarra, 2007, disponible en [https://media.iese.edu/research/pdfs/OP-07-
21.pdf ], pp. 1 y 2.
3
Miguel Angel Núñez Martín cit. en Jesús Alejandro Castro Martínez, Celia Marta
Riera Vázquez e Idalsis Fabré Machado. “La corrupción administrativa: Un acercamien-
to a la definición”, en Infodir (Revista de Información para la Dirección en Salud), n.° 28,
2019, disponible en [https://www.medigraphic.com/pdfs/infodir/ifd-2019/ifd1928m.
pdf ], p. 135.
20
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
traer algún tipo de desviación dentro de sus funciones como empleado.
Estas desviaciones, por lo general son de carácter, en tanto obligacio-
nes, que bien tiene que rendir a la organización de la cual forma parte
como trabajador o miembro.
Este mismo funcionario, prestador de algún servicio puede incurrir
en este tipo de acción debido a muchos móviles que el propio escenario
o contexto le permite. Estas razones pudieran estar concentradas funda-
mentalmente so pena de ser aquellas cuyo interés sea personal o fami-
liar, de igual forma, el interés privado pudiera ser el detonante de este
tipo de desviaciones laborales con beneficios pecuniarios, lo que signifi-
ca dinero en efectivo para cubrir alguna necesidad inmediata. La corrup-
ción representa un delito que viola de manera real las normas contra el
uso arbitrario del cargo que le fue asignado en beneficio particular.
Así mismo, la corrupción abarca desde diferentes miradas, el fraude,
malversación de fondos, de igual manera los caudales y el erario públi-
co; la corrupción es, por ende, un delito de peculado, además represen-
ta enriquecimiento ilícito, por lo tanto es un abuso en el cumplimiento
de la función que es ejercida como ya se mencionó, por alguien que
cumple funciones administrativas en empresas, institutos o en algún
ente gubernamental. En resumidas cuentas, un prestador de servicio
corrupto sería aquel individuo que emplea su cargo para cometer uno
o varios delitos cuyo único interés es malversar fondos e incrementar
sus ingresos, toda vez que con esta acción no solo está incurriendo en
un delito, sino poniendo en riesgo los intereses de muchas personas.
Para el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, la co-
rrupción representa en términos económicos, un abuso que tiene el
funcionario con el fin de obtener beneficios personales, sin mencio-
nar que estos pudieran también desembocar en acciones de mayores
perspectivas. Si bien el fenómeno de la corrupción parece estar con-
centrado, de manera parcial en escenarios identificables, este mismo
no tiene límites, ni fronteras, puesto que la corrupción no casi siempre
se manifiesta en aquellos países cuyos ingresos son mayores, en rela-
ción a aquellos que apenas sobreviven con precarios y exiguos recur-
sos. Sin embargo, la corrupción y sus tentáculos no parecen conocer
límites, puesto que como lo señala Olivera, citado por Epiquien, “hay
casos de corrupción en países del tercer mundo y del primer mundo,
21
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
en naciones ricas y en naciones pobres, con sociedades estructuradas
o desestructuradas”4.
Para Cortés, Estrada y Monroy:
La corrupción, como acto, estado o proceso de corromper, de ser corrupto,
conllevando el cambio del ser al no ser, forma parte, por tanto, de la consi-
deración ética del bien y del mal, relacionándose con el involucramiento de
la deshonestidad, como la falta de verdad, falta de confianza, sin integridad,
torcido, sin base en carácter, depravado, pervertido, malévolo, decadente, pú-
trido, actuando por mercenarios motivos sin consideración de honor, derecho
o justicia5.
Se puede llegar a entender la corrupción bajo estos principios, como la
serie de comportamientos llevados en primera instancia por alguien,
también por un grupo de personas que se consideran de acuerdo a los
esquemas tradicionales de la sociedad como transgresores, precisa-
mente de las normas sociales. El asunto es que haya variación dentro de
esas mismas condiciones o requerimientos sociales, lo que hace que el
calificativo de un concepto como transgresor dependa y esté asociado
a una época determinada o algún momento, suceso histórico y social.
Según Mendoza, León y Lizárraga el fenómeno de la corrupción
además de los anteriores aspectos permite:
Obstaculizar la democracia, la transparencia, frena la competitividad en los
territorios (países, estados y ciudades), su desarrollo económico y social,
provocando pobreza, desigualdad y exclusión. Hoy en día, no existe país que
no haya sentido los efectos distorsionadores de este mal social multifacético6.
4
Olivera cit. en Mariana Epiquien Garro. “La corrupción en el Perú: Características,
causas, consecuencias y alternativas de solución” (tesis de pregrado), Cajamarca, Perú,
Universidad Nacional de Cajamarca, 2019, disponible en [http://repositorio.unc.edu.pe/
handle/UNC/3376 ].
5
Manuel A.Cortés Cortés, Ricardo A. Estrada García y Germán Sergio Monroy Al-
varado. Corrupción, ética y administración. 2003, disponible en [https://ziladoc.com/
download/corrupcion-etica-y-administracion_pdf].
6
Jesús Alfredo Mendoza Camacho, Martín León Santiesteban y Rosa María Lizárra-
ga Durán. “La corrupción como límite para la competitividad de municipios en Sinaloa,
México”, en Revista de Investigación Latinoamericana en Competitividad, año 1, n.° 2,
2019, disponible en [https://www.eumed.net/rev/rilco/02/corrupcion.html ], p. 2.
22
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
La corrupción, como mal social, está presente en la medida en que
existan sujetos que estén involucrados de manera directa, y que estén
vinculados con cargos de la administración pública, también pueden
ser aquellos quienes haciendo uso y abuso de sus funciones generen
acciones contrarias a la ética establecida y consensuada en la sociedad.
De igual manera, el acto corruptivo puede estar o basarse bajo los es-
quemas inducidos, puesto que el o los individuos conscientes actúan fa-
voreciendo de forma desproporcional a aquellos que no ejercen ningún
tipo de funciones dentro de la organización. Los llamados de igual modo
infractores indirectos, generando daño al público y a sus intereses.
I. Elementos de la corrupción
Dentro de la configuración teórica sobre la corrupción se pueden men-
cionar cuatro elementos:
1. Toda acción que conlleve a algún acto ilícito es considerado un de-
lito, por lo tanto, su concreción está asociada a una suerte de trans-
gresión a la propia norma.
2. La corrupción se lleva a cabo para obtener algún beneficio privado.
3. Se manifiesta dentro de las funciones que le son asignadas a un
prestador de servicio o funcionario.
4. Para no advertir avisos en torno a su perfil delictivo, el individuo
constantemente oculta su verdadero rostro, lo que lo hace menos
evidente, su cautela es característica en su personalidad. No ofrece
en lo absoluto atisbos de un delincuente común.
Este número significativo de características, relacionan la conducta del
sujeto corrupto al ocultamiento del delito, la idea acerca de la ilegibi-
lidad y la desfiguración de las asignaciones públicas para la obtención
de algún beneficio. El aspecto central de esta conducta estriba en que
el sujeto lleva a cabo una acción delictiva consintiendo una tarea que
recae dentro de la esfera de condiciones que le son asignadas, esto es-
tablecido so pena de normas, leyes, entre otros componentes actuales.
Por ello, el ejercicio concreto del acto corruptivo es y estará siempre
23
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
bajo el hecho de ser un acto que transgrede, de igual modo, la corrup-
ción como tal es el desbordamiento de la norma por encima de la le-
gibilidad, debido a que esta no deja de ofrecer los espacios que dan
cabida a la manipulación, para la obtención de algún beneficio.
No obstante, la corrupción siempre se manifestará mediante al-
guien que tiene o detente algún poder, puesto que es el poder el que va
a permitir que esta acción se haga presente. En este sentido, la esen-
cia misma de este fenómeno radica en que importantes decisiones son
puestas en marcha por agentes móviles que nada tienen que ver con
los beneficios que pudieran estar presentes si el acto delictivo no lo
estuviera, sin importar siquiera las consecuencias negativas que estas
acciones traen.
Por otro lado, la corrupción vista desde esta perspectiva, establece
otra lógica que tiene que ver con las acciones propiamente delincuen-
ciales en tanto mecanismos que permiten o que generan este tipo de
situaciones que ponen en permanente riesgo la estabilidad social, polí-
tica y económica de una organización, por lo que Arellano señala que:
Las razones por las que un individuo realiza acciones deshonestas son
múltiples y diversas. La corrupción en efecto, es un fenómeno social: un
individuo decide ser corrupto o realiza una acción deshonesta (veremos que
hay una diferencia entre ambas) siempre en un contexto donde sus reacciones
sicológicas, sus experiencias, sus valores y las interrelaciones sociales que
vive y sufre constantemente, forman parte de la ecuación7.
Desde esta perspectiva, la corrupción es por su naturaleza una acción
perversa llevada a cabo por funcionarios o prestadores de servicios
tanto del sector público como privado, en pleno ejercicio de sus funcio-
nes y responsabilidades. En términos generales, la corrupción consiste
en adueñarse de recursos impropios o de apropiarse de forma indebi-
da de los peculios que le son bien asignados para el logro de los fines a
los cuales fueron destinados.
Es importante tomar en cuenta que no todo acto de corrupción es
debido a la falta de claridad o de eficiencia administrativa. Existen si-
tuaciones meramente estructurales que son consecuencias de malas
7
David Arellano. “Corrupción como proceso organizacional: comprendiendo la lógica
de la desnormalización de la corrupción”, en Contaduría y Administración, vol. 62, n.° 3,
2017, p. 814.
24
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
decisiones o claridad de criterios, por los cuales devienen estas en fa-
llas, riesgos, entre otros aspectos. Estas deficiencias pueden ser todas
aquellas que estén siendo ocasionadas por omisiones u olvidos, tanto
de los principios legales que rigen las empresas, como incumplimien-
tos de ciertas normas o leyes que forman parte de la organización. Así
mismo, la corrupción aunque acción que deviene en dinámica que co-
rrompe y lacera el piso moral de una organización, es consecuencia de
una deliberada libertad concedida en muchas ocasiones con la siempre
cuestionable delegación de tareas y responsabilidades.
En este sentido, el asunto medular de la corrupción como hecho o
acontecimiento indebido es sobre todo, los beneficios que proporciona
a personas o grupos, y siempre obtenidos a cambio de una acción inde-
corosa, perversa y malsana que la sociedad siempre acaba pagando. De
hecho, el costado malévolo de la corrupción se visualiza mejor desde el
horizonte de la sociedad en su conjunto.
II. Factores de los casos de corrupción
Las prácticas de las acciones corruptibles están sujetas tanto de las
conductas de los individuos, como de los aspectos o de las maneras
en que estos se interrelacionan. Por eso el análisis de las prácticas de
corrupción debe incluir los siguientes factores: el primero, orientado
fundamentalmente por la conducta que presentan los individuos o
grupos que intervienen en un hecho de corrupción o los factores que la
coordinan. Para el estudio de los casos de corrupción deben señalarse
e identificarse estos factores que lo posibilitaron como, por ejemplo,
los conflictos de intereses, los antecedentes o vínculos, las susceptibi-
lidades a recibir presiones, entre otros, así como factores sistémicos.
Entre estos últimos se pueden considerar las normas, los procedimien-
tos, las instancias o los recursos. El segundo, el factor sistémico el cual
posibilita que tales hechos, acontecimientos o sucesos ocurran.
Un aspecto clave para entender el fenómeno de la corrupción es
llegar a comprender su costado racional, que en términos de la cien-
cia del comportamiento se afianzan cuando el individuo ha perdido su
total confianza, además que los niveles de credibilidad no se han con-
solidado del todo por parte del Estado generador de actos corruptivo.
De acuerdo a Noriega y Macera y haciendo una revisión en torno al
informe emitido por el Banco Mundial para el año 2018, se afirma que:
25
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
El Banco Mundial dedicó su informe mundial para el desarrollo del 2018 a
la investigación conductual y su aplicación al desarrollo y métodos para
combatir la corrupción. Este informe busca mejorar la comprensión de
cómo el comportamiento colectivo tales como la confianza generalizada o la
corrupción generalizada se desarrolla y se afianzan en una sociedad8.
Entre la corrupción y la probidad, en las relaciones entre ambas cate-
gorías se suceden acontecimientos que deben ser señalados. Cuando
las relaciones están corrompidas presentan distorsiones de las cuales
es posible identificar, medir o evaluar sus causas. Tales causas pueden
agruparse por la carencia o la debilidad de los siguientes aspectos:
• Los representantes o servidores están en la obligación, además de
la responsabilidad de rendir sus cuentas.
• La presencia y existencia de las reglas, leyes y normas en torno al
cumplimiento de las mismas.
• La información siempre debe estar disponible para los integrantes de
la organización, la cual debe ser clara, comprensible, viable y oportuna.
• Deben estar abrazadas bajo una serie de valores que guíen las con-
ductas y que estén orientadas hacia la configuración del respeto y
la protección de los derechos humanos.
Llevando a cabo este ejercicio, si en una relación contractual no está
presente el principio donde se llegue a dar cuenta, o las pautas no son
lo suficientemente claras, o las decisiones que se toman no están ba-
sadas en el consenso y en el respeto de las diferencias, además si la
información no fluye como debería, entonces se está en presencia de
una relación potencialmente corrupta.
Desde la otra perspectiva, se halla el panorama donde se obtienen
otros resultados favoreciendo en grado sumo las dinámicas que se han
tejido en derredor de la organización. Si, por un lado, las relaciones
ofrecen las aristas de corrupción, por el otro, se erradican las prácticas
8
Rocío Noriega Pinner y Ledda Macera. “Corrupción, las dos caras de la moneda. El
problema cuando solo vemos una: Los casos de Argentina, Chile, México y Perú”, en Lucha
contra la corrupción: Investigación e innovación en América Latina, Quito, Ecuador, Grupo
faro y Espacio Público, 2019, p. 32.
26
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
comunes de corrupción que aminoran no solo la confianza de los invo-
lucrados; sino que marca un precedente de difícil recuperación.
III. Relación entre corrupción y tolerancia
¿Qué aspectos son relevantes a la hora de establecer una relación
abierta en torno al fenómeno de la corrupción y la tolerancia? Si se
ha definido a la corrupción como una desviación, se puede decir que
la tolerancia es precisamente el acto por medio del cual se genera una
aceptación tácita en cuanto a los sucesos que degeneran a la sociedad
en general. Cómo se establece esta vaga relación entre estos dos facto-
res, disímiles a ratos, pero consecuentes, puesto que pueden convivir
de manera silenciosa en un mismo escenario. En este sentido, si la to-
lerancia es elevada en cualquier tipo de situaciones, circunstancias o
eventos, la corrupción será mayor. Se entiende entonces la tolerancia
como la ausencia de respuesta frente a la corrupción.
Por esta razón, es indispensable establecer que las respuestas que se
tengan sobre la praxis de corrupción deben ser permanentes, y a la vez
dinámicas, evolutivas, para que de esta manera no pierdan su efectividad.
La sociedad como tal, frente al fenómeno de la corrupción puede o
no adoptar medidas que le sean más convenientes, en tanto que deben
regular las propias acciones que pudieran afectar el clima organizati-
vo, puesto que son sus propios intereses, así como otros aspectos que
están en permanente riesgo. De acuerdo al Boletín Interamericano de
Desarrollo y a un decreto emitido por el mismo organismo internacio-
nal, se estipula bajo moción de urgencia por los delitos, entre otras ac-
ciones, que el Estado debía dar respuesta a la sociedad civil. El decreto
consistía en un pago de la reparación civil a favor del Estado en rela-
ción con hechos punibles y condenables por la sociedad.
Para De Michele, Prats y Losada: “la nueva ley establece un me-
canismo que regula la transferencia de aquellos proyectos que es-
tén a cargo de empresas condenadas o investigadas por hechos de
corrupción”9. Existen además de estas regulaciones y sentencias, otro
9
Roberto de Michele, Joan Prats e Isaías Losada Revol. Efectos de la corrupción en los
contratos de asociaciones público - privada: Consecuencias de un enfoque de tolerancia cero,
Banco Interamericano de Desarrollo, 2018, disponible en [http://www.ampres.com.mx/
assets/efectos-de-la-corrupcion-en-los--contratos-de-asociaciones-p%C3%BAblico-
privadas-consecuencias-de-un-enfoque-de-tolerancia-cero.pdf ], p. 16.
27
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
tipo de acciones que la misma sociedad pone en práctica de acuerdo a
sus propias metodologías, así como también a sus propios intereses.
Entre estas acciones se tienen:
La contención, que consiste en poner en alto las práctica de corrup-
ción, además el cese de contratos o concesiones, el congelamiento
de los activos que están en cuentas específicas, la separación de
aquellos entes, individuos, entre otros.
La sanción, incluye la recopilación de las evidencias y la aplicación
correctiva de medidas que conduzcan a sancionar y castigar a los
involucrados en las prácticas de corrupción.
La reparación, consiste en la recuperación de los activos que han
sido afectados por situaciones de corrupción. La reparación tam-
bién tiene que ver con la recuperación de aquellos bienes que han
sido extraídos de un determinado país con el único fin de afectar su
economía. En este sentido, este tipo de reparación es precisamente
repatriar estos recursos si se encontraran en otras geografías. Esta
acción, además de las anteriores, contempla el reconocimiento de
los afectados mediante la identificación de los beneficiarios de los
planes que dejaron de percibir por situaciones punibles y delin-
cuenciales generados.
La prevención, consiste en la aplicación de normas o modificación
en los procederes. Así mismo, en las pautas para la oportuna tomas
de decisiones, en la legislación y en el aseguramiento de las conve-
nientes prácticas. Todas estas acciones para evitar futuros actos de-
lictivos que lleguen a afectar el funcionamiento de la organización.
Si bien el acto de la corrupción implica el desvanecimiento progresivo
de la sociedad en su conjunto, de igual manera es oportuno saber a
ciencia cierta qué aspectos generan estas acciones, qué recursos pro-
vocan estas dinámicas que en definitiva erosionan las estructuras de
una sociedad.
28
Capítulo segundo
Origen y fundamento de la corrupción
en las universidades
Durante las últimas décadas, la gran mayoría de las autoridades uni-
versitarias y funcionarios que conducen la gestión administrativa, eco-
nómica y académica de las universidades nacionales son cuestionados
por la comunidad universitaria porque no existe una transparencia ni
una correcta gestión de los bienes de la entidad, recursos y procedi-
mientos administrativos y académicos, existiendo por el contrario un
desgobierno, deficiente administración e incumplimiento de los obje-
tivos de la institución. Tapia, Sánchez y Orenday, citados por Tapia,
Sánchez y Alejo, defienden que:
Hemos analizado cómo la percepción que los jóvenes universitarios tienen
sobre la corrupción, afecta la confianza en instituciones pilares de nuestra
sociedad y ocasiona laxitud legal y poco interés en las actividades políticas;
otros más sobre el papel de la formación humanista como estrategia para
reeducar contra la corrupción y sobre qué tanto la universidad contribuye a
crear ciudadanos corruptos10.
Por consiguiente, los conflictos que se generan en las universidades
de América Latina tienen como consecuencia que los estudiantes uni-
versitarios sean partícipes de ellos y, al estar conscientes, estén har-
10
Evangelina Tapia, Olivia Sánchez y Magaly Orenday cits. en Evangelina Tapia Tovar,
Olivia Sánchez García y Sergio Jacinto Alejo López. “Percepción de la corrupción
académica entre estudiantes universitarios. Mitos y realidades”, en vi Congreso Nacional
de Ciencias Sociales, San Luis Potosí, México, marzo de 2018, disponible en [https://
www.researchgate.net/profile/Evangelina_Tapia/publication/327120582_Percepcion_
de_la_corrupcion_academica_entre_estudiantes_universitarios_Mitos_y_realidades/
links/5b7b134f92851c1e1223b303/Percepcion-de-la-corrupcion-academica-entre-
estudiantes-universitarios-Mitos-y-realidades.pdf ], p. 4.
29
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
tos de la corrupción, burocratización y la baja calidad de las entidades
universitarias, provocando así que se emprendan grandes medidas de
lucha. Así mismo, es importante señalar que la mayoría de las universi-
dades que están catalogadas como corruptas y de poca confianza, hoy
día están amparadas por la corrupción estatal, desde gobiernos ante-
riores hasta la actualidad, teniendo como base legal la ley universita-
ria vigente y demás instituciones gubernamentales, como la Asamblea
Nacional de Rectores -anr-, la cual se ha convertido en un sindicato de
rectores quienes se encargan de encubrir a los corruptos. Así mismo lo
defiende Cuenca:
Esta rectoría ha sido entendida por algunos actores como una intromisión del
Estado, como un quiebre de la autonomía universitaria. Por el contrario, quie-
nes la defienden, la entienden como el liderazgo necesario en la conducción
del sistema educativo. Lo cierto es que en la norma se expresa de manera di-
recta el respeto a la autonomía, así como la regulación de la calidad por parte
del Estado11.
Por otra parte, es fundamental acotar que los órganos de control ins-
titucional no ejercen el control interno posterior a las operaciones y
actos de la entidad, auditoría de los estados financieros y presupues-
tarios, la gestión administrativa, verificación del cumplimiento de las
disposiciones legales y normativas internas de las instituciones, así
como tampoco realizan el control preventivo al titular de la entidad
para lograr una mejor optimización de la supervisión y mejora de las
prácticas, procesos e instrumentos del control interno.
Por consiguiente, los actos de corrupción cometidos por los titula-
res y funcionarios de las universidades nacionales, gestión deficiente
y la falta de control y fiscalización de parte de los órganos de control
institucional, genera como consecuencia que existan denuncias ante
el Poder Judicial por diversos delitos, como aprovechamiento indebi-
do del cargo, perjuicio económico (por elaboración del plan estratégi-
co, inventario físico de almacén, elaboración de estados financieros y
presupuestarios, cuidado del examen del centro pre universitario, pre-
grado, post grado, etc.), responsabilidad civil en la ejecución de obra,
peculado y contra la fe pública, irregularidades en la administración de
11
Ricardo Cuenca. La educación universitaria en el Perú. Democracia, expansión y desigual-
dades, Lima, Instituto de Estudios Peruanos, 2015, p. 13.
30
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
recursos, incumplimiento de obligaciones, concusión implícito y de pe-
culado, apropiación de fondos al no haber ingresado los recursos a caja
única, malversación y fraude en la información financiera, entre otros.
Por lo general, investigaciones han determinado que las instituciones
universitarias que tienen más cargos de corrupción son las nacionales
y públicas, pues son las que están dirigidas y apoyadas por el Estado.
Siguiendo la misma línea, existen denuncias ante la Contraloría Ge-
neral de la República, Asamblea Nacional de Rectores y la Comisión
de Fiscalización del Congreso por graves irregularidades en el proceso
electoral de rectores, vicerrectores y decanos, por elegir dichas auto-
ridades que no cumplen con los requisitos exigidos en la Ley Universi-
taria N.° 23733; es decir, aquellos que no tienen el grado de doctor o el
más elevado título profesional, o cuando en el país no se otorgue aquel
grado académico en su especialidad, concurso de cátedras amañadas
para nombramiento de docentes, promoción de docentes sin los requi-
sitos exigidos por los reglamentos, estatutos y la Ley Universitaria, etc.
Al respecto, Cárdenas argumenta que:
... las prácticas de corrupción resaltarán sistemáticamente en el desplazamiento
de metas dentro de las organizaciones porque, como Van Klavereen (1975,
en Heiddenheimer, 1989) describe, “los funciones públicos corruptos [...]
consideran los puestos públicos como negocios y ellos [...] deciden maximizar
sus ganancias personales”, siempre en detrimento de la organización. En
consecuencia, las metas colectivas (como lo es una distribución igualitaria
de las oportunidades educacionales en el caso de los organismos educativos)
serán desplazadas por la búsqueda de beneficios individuales12.
Sin embargo, a pesar de que los estudiantes, trabajadores administra-
tivos y docentes fiscalizan y observan la gestión deficiente de las auto-
ridades universitarias para poder denunciar con pruebas y de manera
justa las irregularidades presentes en ella, éstos son calumniados de
manera injusta y denunciados ante el Poder Judicial como represalia,
para que los actos de corrupción queden impunes; por lo que ha re-
sultado difícil combatir los hechos de corrupción en la mayoría de los
países latinoamericanos. De alguna manera, es más sencillo para cual-
quier individuo, no importa su rango o edad, voltear la cara o dar cuen-
12
Sergio Cárdenas Denham. Obstáculos para la calidad y la equidad: La corrupción en los
sistemas educativos, México, Centro de Investigación y Docencia Económicas, 2010, dis-
ponible en [http://repositorio-digital.cide.edu/handle/11651/1000 ], p. 3.
31
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
ta de que los hechos corruptivos no han sucedido para evitar posibles
represalias en su contra.
I. Formas de corrupción
• Aceptar recompensas, regalos o dinero a cambio de anuencia o ad-
judicación de un contrato, nota o trabajo.
• Utilizar los recursos públicos para uso meramente privado.
• Utilizar los recursos públicos para fines político-electorales como
el financiamiento de alguna actividad política y manipular al per-
sonal con bonos y garantía de empleos.
• A la hora de captar personal para trabajos públicos, dan preferen-
cia a los familiares (nepotismo).
• El manejo de influencias, privilegios, beneficios e incentivos que
sólo favorecen a los individuos de altos cargos y poderosos.
• A la hora de ejecutar un proyecto, hay un régimen de sobreprecio.
• Hacen recolectas y fraudes tributarios.
II. Tipos de corrupción
Para analizar y estudiar realmente lo que es la corrupción, es nece-
sario determinar que en la humanidad siempre ha existido la idea de
lo que está bien y de lo que está mal. De esta forma se ha logrado
“dividir” la corrupción en la aceptada, la medianamente aceptada y la
repudiada. Heindemheimer, citado por Soriano distinguía la corrup-
ción en tres tipos: “corrupción blanca es la consentida o admitida por
la sociedad; corrupción gris es la que unos consienten y otros recha-
zan; corrupción negra es la que todos rechazan”13. A su vez, estos tres
tipos se clasifican en:
13
Arnold J. Heidenheimer cit. en Ramón Luis Soriano Díaz. “La corrupción política: tipos,
causas y remedios”, en Anales de la Cátedra Francisco Suárez, n.° 45, 2011, disponible en
[https://revistaseug.ugr.es/index.php/acfs/article/view/538/628 ], p. 387.
32
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
• Corrupción negra
En esta categoría entran las corrupciones directas, las cuales consisten
en la acción corruptiva por parte de un funcionario público o privado, o
un individuo en particular que se aprovecha de sus funciones o de sus
cargos de poder para obtener un beneficio. Pueden ser:
a) Abuso de poder
b) Apropiación de bienes públicos o privados
c) Enriquecimiento ilícito
d) Extorsión
e) Nepotismo y favoritismo
• Corrupción blanca
En esta categoría entran las corrupciones mediadas, las cuales consis-
ten en la acción corruptiva por parte de un tercero para dar un benefi-
cio particular. Pueden ser:
a) Aceptar ventajas indebidas
b) Tráfico de influencias
c) Soborno
d) Clientela política
e) Malas prácticas electorales
• Corrupción gris
En esta categoría entran los aprovechamientos de procedimientos, los
cuales consisten en los actos corruptivos donde el individuo se aprove-
cha de las falencias en el sistema de procedimientos. Pueden ser:
a) Mal uso de los fondos o bienes públicos y/o privados
b) Ocultamiento y mal uso de la información.
c) Negociación
d) Mal uso de los procedimientos públicos y/o privados
e) Lavado de dinero
f) Favoritismo y nepotismo
33
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
III. Clases o modalidades de corrupción
De acuerdo con su naturaleza y en el ámbito donde se produzca, la co-
rrupción se puede clasificar entre otras, en:
• Corrupción política
Se puede dar dentro de las actividades políticas o de representación,
en donde los individuos poderosos que tienen altos cargos políticos y
jurídicos, obtienen beneficios tanto personales como grupales de ma-
nera ilícita, debido a su poder o al vínculo que tienen con éste. De esta
manera, Soriano defiende que:
La corrupción política es omnipresente y persistente; está en toda clase de
sociedad, en todos los sistemas políticos; y no solamente está, sino que no se
va; su relevancia dependerá de los controles jurídicos e institucionales y de la
sensibilidad social respecto a la misma y el grado social de admisibilidad, pero
en todo caso la corrupción persiste; hasta el punto de que algunos estudiosos
del fenómeno llegan a catalogarle como un hecho natural14.
Se entiende entonces, que cuando se habla de corrupción política hay
que tomar en consideración las implicaciones referentes al bien co-
mún y a la ética, debido a que son factores y hábitos percibidos por
la sociedad civil entre aquellos responsables de la toma de decisiones
gubernamentales, como directores, ministros, presidentes, diputados,
jueces, alcaldes, secretarios, magistrados, quienes ejercen el poder en
beneficio particular o personal.
• Corrupción administrativa pública
Es aquel acto delictivo donde los funcionarios o beneficiarios parti-
culares hacen uso de la función pública para obtener beneficios tanto
personales como grupales o familiares en detrimento de los bienes pú-
blicos. Por su parte, Távara citado por Donayre, determina que:
La corrupción no se limita al mal uso de recursos públicos por parte de funcio-
narios. En efecto, de acuerdo al investigador y docente de la pucp, José Távara,
14
Soriano Díaz. “La corrupción política: tipos, causas y remedios”, cit., p. 385.
34
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
existe un enfoque más amplio para entender la corrupción, pues argumenta
que “el problema central es la conspiración de empresas con funcionarios pú-
blicos para obtener beneficios indebidos en perjuicio de los ciudadanos, y la
‘captura del Estado’ como decisión estratégica de agentes económicos vincu-
lados al poder político”15.
De esta manera, se establece que la corrupción administrativa pública
afecta la eficacia y eficiencia de las entidades estatales, generando des-
confianza o complicidad en las empresas e instituciones, lo que ocasio-
na grandes pérdidas de valor económico, público y social.
• Corrupción económica
Es aquella en donde los grupos económicos y/financieros, los empre-
sarios de la industria, del comercio, del agro y de servicios, negocian
distintos y extraordinarios beneficios con los funcionarios públicos
y/o privados para evadir cualquier requisito o elemento que pueda
perjudicarlos a nivel económico, afectando de alguna manera el sec-
tor económico al ocasionar el decaimiento de los recursos financieros.
Esto lo establece Soto:
Los impactos económicos de la corrupción se ramifican en muchas áreas del
sistema económico. La primera área que se ve afectada son las decisiones
de los productores respecto del esfuerzo productivo y el tipo de objetivos de
producción que se persiguen. Adicionalmente, como se describe más abajo, se
distorsionan las decisiones de inversión y la producción de largo plazo. Una
segunda área afectada es el funcionamiento administrativo del Estado, pues los
funcionarios corruptos desarrollan mecanismos de preservación que erosionan
la capacidad de gestión pública. Más aún, la corrupción incide en los procesos
de toma de decisiones del Estado distorsionando la asignación de recursos16.
Por consiguiente, la corrupción económica genera un gran impacto en
todos los ámbitos sociales y políticos, debido a que al evadir cualquier
impuesto o pagar por debajo de cuerda a los funcionarios públicos
15
José Távara cit. en Jesús Donayre Rodríguez. “Corrupción en el sector público: vínculo
con el desarrollo económico y social”, en InnovaG, n.° 1, 2017, disponible en [http://
revistas.pucp.edu.pe/index.php/innovag/article/view/18761 ], p. 29.
16
Raimundo Soto. “La corrupción desde una perspectiva económica”, en Estudios Públicos,
n.° 89, 2003, disponible en [https://www.flacsoandes.edu.ec/sites/default/files/agora/
files/1275931953.raimundo_soto.pdf ], p. 41.
35
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
para eludir cualquier multa, se genera un recesión en la economía del
país y una libertad en donde las empresas pueden hacer lo que quieran
porque están “respaldados” por el Estado.
• Corrupción judicial
Es la acción delictiva ocasionada por los funcionarios que ejercen el
derecho dentro del Estado ya sea público o privado, así como también
de profesionales independientes que tienen experiencia en el ámbito
judicial, los cuales se nutren de los retiros financieros y de los negocios
que traen extraordinarios beneficios, lo que genera la corrosión de los
mecanismos y procesos administrativos públicos debido a la evasión o
elusión de normas y leyes que hacen “justicia”.
• Corrupción académica
Es aquel acto delictivo ocasionado por las entidades e instituciones
académicas y educativas de todos los niveles (inicial, primaria, secun-
daria, universitaria) en donde los directivos y las personas que tienen
altos cargos académicos se nutren de los beneficios extraordinarios
que les genera el Estado con el fin de satisfacer sus necesidades perso-
nales. Sin embargo, es importante determinar que se debe erradicar o
prevenir este tipo de corrupción, pues es en la formación de los indivi-
duos donde se recrea y se generan nuevas conciencias corruptas. Por
consiguiente, Sañudo y Palifka argumentan que:
Si los alumnos y las instituciones educativas tomaran conciencia de la
pandemia de deshonestidad académica que nos asola, y del riesgo existente
en desestimar la corrupción del carácter moral de los alumnos al condonarla,
podríamos evitar una de las causas -comprobadas por este estudio- de la
desvinculación moral entre lo que se cree y lo que se hace en nuestra sociedad17.
Por último, se considera que la corrupción académica es más fácil de
atacar pues los estudiantes y los docentes como aún están en proceso
de formación, suelen ser más “justos” y denuncian aquellas irregulari-
17
Martha Sañudo y Bonnie J. Palifka. “Corrupción académica y su influencia en la de-
mocracia”, en Veritas, n.° 41, 2018, disponible en [https://www.redalyc.org/articulo.
oa?id=291157943002 ], p. 36.
36
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
dades que consideren necesarios antes los poderes judiciales para que
puedan atacar la problemática cuanto antes.
IV. Causas de la corrupción
1.
Exceso de poder de manera discreta.
2.
Salarios y beneficios mínimos y decadentes en el personal público,
que no compiten con el del sector privado.
3.
Poco compromiso.
4.
Baja transparencia.
5.
Poca o ninguna instrucción.
6.
Nivel bajo de desarrollo y divulgación de los principios éticos.
7.
Existencia de arcaicas y anacrónicas estructuras y procesos admi-
nistrativos que dificultan la relación entre el Estado y el ciudadano,
generando diversos mecanismos alternativos, informales e ilegales.
8.
La debilidad o ausencia de leyes que ocasionan que ciertos com-
portamientos no puedan ser pugnados ni sancionados.
9.
Poca existencia o ausencia de controles que manejan los sistemas
caracterizados por la ineficiencia, la corrupción y el dispendio.
10. Excesivos requisitos y trámites al solicitar un permiso, una licencia
o un servicio por parte del sector público.
11. Exceso de regulaciones para elaborar e implementar actividades
productivas.
12. No hay incentivos de capacitación ni de promoción como resultado
de programas de formación.
37
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
13. El decrecimiento de la confianza ciudadana en las entidades públi-
cas y privadas.
14. La existencia de una economía cerrada a las empresas generando
mayor corrupción, aunque ésta puede estar presente en las econo-
mías abiertas.
V. Consecuencias de la corrupción
1.
Aumenta el nivel de pobreza y aqueja la distribución de la riqueza
de una nación.
2.
Promueve las grandes evasiones tributarias originando el decreci-
miento de la base tributaria y, por consiguiente, del sistema tributario.
3.
Los proyectos sociales no son orientados a los más vulnerables,
sino a los que tienen más poder y contactos, lo que causa una rup-
tura en el nivel de focalización del gasto social.
4.
Hay niveles bajos de inversión extrajera impidiendo el crecimiento
del país en todos sus ámbitos.
5.
Genera una inestabilidad constante política y económica, al tener
ausencia de consensos nacionales y el decaimiento de las infraes-
tructuras y de las leyes.
6.
Afecta las relaciones sociales entre los ciudadanos.
7.
No hay un pleno ejercicio del derecho o de la satisfacción de las
necesidades.
8.
Hay un incremento de los costos de los productos y disminución de
su calidad.
9.
No hay una consolidación ni un desarrollo de la democracia.
10. Fomenta la fuga de capitales y desincentiva la inversión.
38
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
11. Propicia la violación de leyes y reglamentos que mantienen el or-
den público.
12. Actúa como un impuesto dada la necesidad de mantener el soborno
en secreto y la incertidumbre en cuanto a si los sobornados cumpli-
rán su parte del trato.
13. Baja la calidad de la infraestructura y los servicios públicos.
14. Desvía el talento hacia actividades de captación de rentas y distor-
siona las prioridades sectoriales y las elecciones tecnológicas.
15. Reducción de los incentivos a invertir, ya que el grado de corrup-
ción actúa como un impuesto oculto.
16. Genera un desvío de recursos humanos altamente calificados hacia
actividades buscadoras de rentas en vez de actividades definida-
mente productivas.
17. La corrupción distrae y/o pervierte los recursos y las decisiones
públicas, que debiendo dirigirse al bien común, terminan favore-
ciendo los intereses de los deshonestos.
18. Erosiona la estabilidad y legitimidad de las entidades públicas, sir-
viendo de excusa para quienes han pretendido justificar los golpes
de Estado a través de la historia.
19. Genera la incapacidad y decaimiento de los recursos del Estado
para hacer frente a las responsabilidades contraídas con la socie-
dad, lo que aumenta el desencanto y escepticismo social sobre los
asuntos públicos.
20. Genera un estado colectivo psicológico que se caracteriza por el de-
terioro de una moral social y ética por parte de los ciudadanos lo
que produce un enviciamiento de los códigos y paradigmas sociales
difícilmente reversibles.
39
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
VI. Índice de percepción -ipc-
Desde hace décadas, es evidente que diversos investigadores y exper-
tos de la materia, han buscado y elaborado soluciones y estrategias con
el fin de erradicar o prevenir de alguna manera la corrupción en to-
dos los ámbitos que compone un Estado. Sin embargo, es fundamental
aclarar que es necesario evaluar y analizar la corrupción en sí, de ma-
nera que, a través de su estudio, se puedan ver sus características, cau-
sas y consecuencias, en aras de promover y facilitar la elaboración de
diversas soluciones y estrategias para combatir la corrupción. Uno de
los métodos más efectuados en el estudio de la corrupción es el Índice
de Percepción -ipc-, publicado en 1995 por la organización no guber-
namental Transparencia Internacional -TI-.
Este método es una pesquisa que ayuda a reflejar el nivel de per-
cepción de la corrupción entre los funcionarios públicos y privados en
los países a los que corresponden, considerando que sus respuestas
son subjetivas debido a la cercanía que tienen los participantes con la
corrupción. Así mismo, la escala de la percepción va de cero (la peor
percepción de la mayor corrupción) a diez (el país “más limpio” de co-
rrupción). También puede realizarse a empresarios, académicos y ana-
listas de riesgo.
Es importante determinar que el ipc fue el primer índice de este
tipo y es el más empleado en la materia para atacar la corrupción, in-
crementar la toma de conciencia y realizar análisis estadísticos. Por
otra parte, este método sólo limita las mediciones que corresponden
a la corrupción en el sector público, por lo que no hace discrepancia
entre la corrupción administrativa y la corrupción política.
- ¿Por qué el ipc se basa solamente en percepciones?
Porque están más expuestos de forma directa a las realidades de la co-
rrupción de una nación, por lo que son un reflejo de la realidad objetiva.
- ¿Por qué se puede considerar el Índice de Percepción de Corrupción
como una herramienta valiosa?
Porque es una herramienta sólida de medición en términos de corrup-
ción, aunque su confiabilidad varíe de acuerdo al país en que se aplique;
40
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
debido a que cada país tiene sus características, sus políticas, su cultu-
ra y por ende una sociedad distinta de otras. De esta manera, aquellos
países que tienen un pequeño número de fuentes y grandes diferencias
entre los valores de las fuentes (indicadas por una desviación estándar
grande) transmiten menos confiabilidad tanto en su puntuación como
en su clasificación.
- ¿Cuáles son las fuentes de datos para el ipc?
Se basa en 18 sondeos y encuestas diversas de 12 instituciones. TI toma
las acciones necesarias para verificar que las fuentes utilizadas sean de
buena calidad y que la encuesta sea íntegra. Es importante verificar que
los datos estén bien documentados para poder aplicarse, así como tam-
bién deben ser suficientes para permitir juicios sobre su confiabilidad.
- ¿Por qué encuestas expertas, en vez de consultas públicas?
Por el hecho de que mientras las encuestas en sí no diferenciaban los
tipos de corrupción, se creía que los expertos de negocios estarían me-
jor capacitados que los individuos particulares para hacer comentarios
sobre casos de corrupción significativos.
- ¿Qué diferencia hay entre el Índice de Percepción de Corrupción y el
Barómetro de Corrupción Mundial de TI -bcm-?
El Índice de Percepción de Corrupción analiza los niveles de corrup-
ción dentro de los países que corresponda, mientras que el Barómetro
Global de Corrupción se ocupa de las actitudes que presentan los indi-
viduos particulares sobre los niveles de corrupción.
41
Capítulo tercero
Estrategias para combatir la corrupción
en las universidades
Desde hace décadas, múltiples países se han reunido para debatir las
mejores maneras y formas de combatir la corrupción, siendo un tema
expuesto y analizado con amplitud, pero no erradicado. Lo que los
Estados defienden es que no existe una búsqueda infinita de conoci-
miento acerca del fenómeno ni de sus características, sino la búsque-
da de un cambio social positivo. Una primera manera de afrontar esta
problemática es basarse en la experiencia de aquellos países que son
corruptos y de cómo se ha instaurado la corrupción en esos países, de
ser el caso. La segunda manera, es la de precisar teorías o principios
mediante los cuales se pueda elaborar una estrategia; mientras que la
tercera forma es definir la estrategia haciendo énfasis en los aspectos
determinados que se consideren fundamentales para el cambio. De
este modo, diversas organizaciones se han originado con el objetivo
de elaborar estrategias para combatir la corrupción, así lo señala la
Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales:
Cuando este flagelo aparece en una entidad como la dian, atendidas su natu-
raleza y características, y principalmente su misión y visión institucional, las
consecuencias de la corrupción tienen un mayor impacto y resultan más visibles
para el país, lo que a su vez se convierte en un desincentivo para el cumplimien-
to de las obligaciones tributarias, aduaneras y cambiarias, conlleva la pérdida
de confianza en la institución y un señalamiento individual a quienes la integran
[...] Por esta razón, la corrupción es un problema de todos, pues la conducta de
uno solo afecta la imagen, la confianza, el servicio y el objeto final de la entidad18.
18
Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales. ¿Cómo podemos prevenir la corrupción?
Una propuesta para identificar posibles tipologías que deriven en actos de corrupción, Bo-
gotá, Colombia, Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, 2018, dispo-
43
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
Por otro lado, se establece que existen cuatro posibles estrategias
que pueden combatir la corrupción: estrategias globales, estrategias
legales, estrategias de control y estrategias administrativas.
• Estrategias globales
Esta estrategia es la más racional y determina que para solventar la
dificultad, hay que tomar acciones sobre todas sus causas teniendo una
perspectiva de largo plazo. Por lo general, se comienza con las defini-
ciones de “ética”, las cuales se aplicarán en la educación y permitirán
la reestructuración de pensamiento de las nuevas generaciones, luego
se empieza a dictar legislaciones innovadoras de probidad fortalecien-
do las reglas represivas que sancionan a los corruptos. En consecuen-
cia, se fortifican las contralorías y los mecanismos de control. Según
González y Granillo: “ha llevado a un aumento de la transferencia
de capital a través de las fronteras, a un aumento de la comunicación
en todo el mundo, un aumento de la importancia del comercio en la
economía”19.
• Estrategia legal
Esta estrategia propone dar confianza y esperanza a la sociedad, de
que las leyes pueden combatir la corrupción, dándole poder y permi-
tiéndole que puedan resolver las irregularidades que ocasiona la co-
rrupción. Latinoamérica está llena de leyes que pretenden resolver
esta problemática. Por lo general, no suele ser la más confiable y eficaz.
• Estrategias de control
En esta estrategia se establece que, si hay un buen desarrollo de los
sistemas de control, es imposible que exista la corrupción. Es funda-
mental aclarar que el control debe ser político y meramente técnico y
nible en [https://www.unodc.org/documents/colombia/2018/Julio/COMO_PODEMOS_
PREVENIR_LA_CORRUPCION.pdf ], p. 17.
19
Isidro Jesús González Hernández y Rafael Granillo Macías. “Estrategias de creci-
miento en una recesión económica”, en Ingenio y conciencia. Boletín científico de la Es-
cuela Superior Ciudad Sahagún, vol. 5, n.° 9, 2018, disponible en [https://repository.uaeh.
edu.mx/revistas/index.php/sahagun/article/view/2906/2931 ].
44
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
formal, o bien puede ser un control que se centre en los resultados y
en su finalidad.
• Estrategias administrativas
En esta estrategia se propone la existencia de una “ética pública”, la
cual consiste en la actuación de los funcionarios públicos y políticos
con el objetivo de servir a la comunidad anteponiendo el servicio social
antes que el beneficio personal. Sin embargo, no suele ser la más efec-
tiva y la más confiable de las estrategias expuestas. Según Naessens,
“esta disciplina ofrece al servidor público un conocimiento que lo lle-
va a actuar de una determinada manera en cada situación, ofreciendo
auxilio con respecto a la elección de las diversas situaciones que son
convenientes o no para la colectividad”20.
I. Medidas para hacer frente a la corrupción
1. Auto limitación de los gastos de las elecciones políticas.
2. Facilitar la igualdad y proporcionalidad de los medios financieros.
3. Avance de los sueldos e incentivos de los funcionarios públicos.
4. Aumento de las sanciones eficaces por corrupción.
5. Reducir normas y reglamentaciones, concretando lo que está o no
permitido.
6. Revisión y modificación de las normas y leyes y su aplicación a los
sobornos a funcionarios extranjeros.
7. Fundar una ética del servicio público.
20
Hilda Naessens. “Ética pública y transparencia”, en xiv Encuentro de Latinoamericanis-
tas Españoles: congreso internacional, Santiago de Compostela, España, septiembre de
2010, disponible en [https://halshs.archives-ouvertes.fr/halshs-00531532/document ],
p. 2.114.
45
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
8. Incentivar la intervención de los ciudadanos en la prevención y lu-
cha contra la corrupción.
9. Rechazo a la impunidad.
10. Fortalecer el liderazgo público y privado: construir voluntad política.
II. La profesión contable
y la lucha contra la corrupción
La Federación Internacional de Contadores -ifac- ha redactado un do-
cumento en el año 2014, con el objetivo de fomentar el debate tanto a
nivel nacional como a nivel global sobre temáticas de corrupción. En
ella, resaltan el impacto de la corrupción, establecen el papel de los
organismos profesionales de contaduría estimulando el debate y co-
mentando sobre los profesionales comerciales y financieros, los geren-
tes de empresas, los legisladores y los reguladores que deben unirse al
proyecto en el esfuerzo para erradicar la corrupción: “La ifac se ha cen-
trado en intensificar las actividades de la profesión de varias maneras,
de las cuales se cree, tendrán un impacto duradero en la disminución
tanto de la oferta como de la demanda del fraude y la corrupción”21.
Del mismo modo, los códigos de ética, que se aplican a todos los
contadores, sea en los negocios, en el ejercicio público, la industria o
el gobierno, les exige que detallen y analicen las reglas más elevadas
de objetividad y esmero profesional. Dichas pautas alertan sobre la
posibilidad de fraude y exigen la documentación de tal posibilidad al
planificar las auditorías e informar sus hallazgos a la gerencia. Por lo
que debe haber una conciencia de que las políticas de dirección de los
negocios y los idóneos controles financieros se aseguren, para que los
contadores sean responsables a la hora de reportar una corrupción.
Si bien podría tomarse en cuenta que los contadores tienen el deber
de notificar sobre los actos de corrupción a las autoridades externas
(por ejemplo, los organismos reguladores, los fiscales, la policía), ésta
sería una carga irrazonable sin el requisito de una infraestructura ge-
21
Federación Internacional de Contadores. La profesión contable: Lucha contra el frau-
de y la corrupción, 2014, disponible en [http://www.consejosalta.org.ar/wp-content/
uploads/Carta-IFAC-al-Papa.pdf ], p. 2.
46
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
neral instituida, las exigencias equivalentes colocadas sobre otras pro-
fesiones comerciales y entidades, y el soporte que el público confiera
al requerimiento.
Por otra parte, los contadores deben trabajar en conjunto con el
Estado para garantizar la creación apropiada y adecuada de la defini-
ción de corrupción, preparando la legislación que proscribe los actos
corruptos, así como también establecer los medios correctos de pro-
tección para aquellos que puedan formular denuncias en manera se-
creta e iniciar programas de educación para concientizar acerca de los
efectos perjudiciales de la corrupción, y de ese modo motivar la acción
pública hacia su erradicación.
III. La auditoría forense como herramienta
para luchar contra la corrupción
Se define la auditoría forense como aquella labor de auditar cuya fi-
nalidad es prevenir y detener el fraude financiero. Debido a esto, los
resultados de la labor del auditor forense, en la mayoría de los casos,
son puestos a consideración de la justicia, la cual se hará cargo de estu-
diar, juzgar y sentenciar los delitos cometidos (corrupción financiera,
pública o privada). Así lo señalan Díaz y Pérez:
La auditoría forense, es una ciencia que permite reunir y presentar información
financiera, contable, legal, administrativa e impositiva, en una forma que
será aceptada por una corte de jurisprudencia contra los perpetradores de
un crimen económico, por lo tanto, existe la necesidad de preparar personas
con visión integral, que faciliten evidenciar especialmente, delitos como
la corrupción administrativa, el fraude contable, el delito en los seguros, el
lavado de dinero y el terrorismo, entre otros22.
La auditoría forense, por lo tanto, tiene una precisa conexión con la
administración de justicia debido a que aporta evidencias de carácter
público, que pueden ser discutidas a la luz de todo el mundo (foro). Sin
22
Sara Melissa Díaz Ortega y Paola Esther Pérez Peña. “La auditoría forense: Metodo-
logía y herramientas aplicadas en la detección de delitos económicos en el sector empre-
sarial de la ciudad de Cartagena” (tesis de licenciatura), Cartagena de Indias, Colombia,
Universidad de Cartagena, 2015, disponible en [https://repositorio.unicartagena.edu.
co/handle/11227/2201 ], p. 27.
47
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
embargo, en importante que el auditor forense tenga conocimiento es-
pecializado de la teoría contable, auditoria y métodos de investigación,
con la finalidad de representar una opción para combatir la corrupción
al encarnar la capacidad de emitir conceptos y opiniones de valor téc-
nico ante los jueces, para permitir que la justicia actúe con mayor cer-
teza y contribuir al realce de las economías de los países y el bienestar
de todos los ciudadanos. Para Cano y Lugo, citados por Ferreyros, la
“auditoría forense es auditoría especializada en descubrir, divulgar, y
atestar sobre fraudes y delitos en el desarrollo de las funciones públi-
cas y privadas”23.
A. Objetivos de la auditoría forense
• Combatir la corrupción y el fraude, identificando a los responsables
de cada acción con la finalidad de notificar a las entidades compe-
tentes las irregularidades detectadas.
• Evitar la impunidad, suministrando los medios técnicos válidos
para facilitar la certera actuación de la justicia.
• Disuadir las prácticas deshonestas en los individuos, incentivando
el compromiso y transparencia en los negocios.
• Exigir a los funcionarios públicos que son corruptos la sumisión
de cuentas ante una autoridad superior, de los fondos y bienes del
Estado que se encuentran a su cargo.
B. Otras actividades de la auditoría forense
• Apoyo procesal: asesoría, consultoría, recaudación de pruebas y
como testigo experto.
23
Cano y Lugo cits. en Jorge Enrique Ferreyros Corcuera. “La auditoría forense como he-
rramienta preventiva y de investigación para combatir el fraude y la corrupción financie-
ra pública en el Perú” (tesis de licenciatura), Lima, Universidad Inca Garcilaso de la Vega,
2019, disponible en [http://repositorio.uigv.edu.pe/handle/20.500.11818/4660 ], p. 146.
48
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
• Contaduría investigativa: El auditor realiza cálculos e investigacio-
nes que determinan la existencia de un delito. Pueden ser: investi-
gaciones de crimen corporativo (fraude contable) e investigaciones
por disputas comerciales.
• Como perito: proporciona conocimiento y experiencia en procesos
ante la justicia ordinaria y autoridades tributarias.
C. Metodología de investigación de la auditoría forense
Comenzar una auditoria forense con el objetivo de revelar y fijar los
hallazgos de irregularidades, fraude y corrupción en la administración
de organizaciones, implica el establecimiento de un método que esté
compuesto de elementos integrales, consistentes y definidos. Una me-
todología puede estar compuesta por las acciones siguientes:
1. Enunciación y reconocimiento del problema.
2. Compilación de pruebas de fraude.
3. Evaluación de las pruebas recolectadas.
4. Preparación del informe final con los hallazgos.
5. Evaluación del riesgo forense.
6. Localización de fraude.
7. Evaluación del Sistema de Control Interno.
El propósito de esta metodología es indicar al auditor múltiples ope-
raciones que le pueden permitir la posibilidad de contar con instru-
mentos técnicos a los fines de dar cumplimiento a su cometido con éxi-
to. Por otra parte, para una mejor comprensión de la metodología, es
necesario llevar a cabo una auditoría integral y no la implementación
de un sistema de control en específico, aunque se haga énfasis en la
evaluación del sistema de control interno, en el control financiero y
en el control fiscal a la contratación estatal. Para Acuña et al.24, estos
24
Doris Isabel Acuña Medina, Carmen Romero Zúñiga y Danny López Juvinao. “Sistema
integral de gestión de calidad en la Universidad de la Guajira, Colombia”, en Telos: Revis-
ta de Estudios Interdisciplinarios en Ciencias Sociales, vol. 18, n.° 3, 2016, disponible en
[https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=99346931008 ].
49
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
aspectos son claves no solo para el desempeño, de igual manera para
el éxito de sus planes.
D. Definición y reconocimiento del problema
El auditor forense debe establecer si hay suficientes motivos para in-
quirir los indicios de un posible fraude, esto siempre es razón de sobra
para garantizar una investigación. Antes de dar inicio a una investiga-
ción formal, se deben seguir los siguientes pasos:
Conocimiento de la institución y su entorno: el auditor debe conocer
las implicaciones del medio o del contexto a fin de evitar confusio-
nes al momento de presentar sus conclusiones o de preparar sus
programas de auditoria.
Entorno de la entidad: sector económico al cual pertenece; leyes y
normatividad que le rigen y en curso; localización; proveedores de
materia prima, productos y servicios; clientes; estabilidad de la in-
dustria; acciones legales en contra; entre otros.
Conocimiento de las características de la organización y del perso-
nal de la entidad: negociación de contratos, en aras de beneficiar a
amigos, familiares o conocidos; sobornos para la adquisición privi-
legiada de servicios y/o licencias; información privilegiada; daño
o pérdida de bienes del Estado cuando existe conocimiento de li-
quidaciones o cierres del ente; Errores cometidos a propósito que
obligan a la organización a cancelar demandas o verse inmersa en
procesos legales.
Interior de la entidad: naturaleza del negocio, presupuesto por
áreas (inversión-gastos), personal asignado por áreas, niveles de
contratación, manuales de procedimientos y de funciones, estruc-
tura orgánica, misión-visión, reglamentos internos y planes, pro-
gramas y proyectos.
Recopilación de evidencias de fraude: evaluar si la evidencia recolecta-
da es completa y precisa, obtener evidencias probatorias y confiables.
50
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
1. Tipos principales de evidencia
- Clasificación A
• Testimonial y documental: fotocopiar los documentos, anotando el
funcionario responsable por los originales.
• Evidencia por computadora: el auditor debe tener riguroso cuidado
pues debe cumplir las especificaciones de suficiencia, competencia
y pertinencia.
- Clasificación B
• Evidencia física: el auditor lleva a cabo una inspección u observación
directa de las actividades consumadas, de los registros o de hechos.
• Evidencia testimonial: es la información que se encuentran en car-
tas, entrevistas o declaraciones recibidas.
• Evidencia documental: son documentaciones que sostienen los ha-
llazgos y que pueden clasificarse según su procedencia (externos e
internos).
• Evidencia analítica: análisis de la información proporcionada por
la institución, por medio de informes, o listados computarizados,
leyes y reglamentaciones.
- Clasificación C
• Evidencia directa: prueba la existencia del hecho sin ninguna pre-
sunción o injerencia.
• Evidencia circunstancial: intenta comprobar la existencia del hecho
principal a través de la inferencia.
• Evidencia documentaria: información condensada por escrito y en
documentos.
51
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
• Evidencia secundaria: no satisface la mejor regla de evidencia y es
el sustituto de la evidencia documental.
E. Informe final
Es la evidencia principal y a disposición, en algunos casos, el único sus-
tento de la indagación ejecutada, por lo tanto, es de suma relevancia,
pues demandas judiciales se ganan o se pierden, de acuerdo a la cali-
dad del informe presentado. Para su elaboración, se debe considerar
que el informe requiere ser preciso, oportuno, exhaustivo, imparcial,
claro, relevante y completo.
F. Detección de fraude
El auditor debe buscar la evidencia de auditoría completa y precisar
que le brinde la seguridad de que no se ha consumado un fraude o
error que tenga efecto material en los estados financieros o que de ha-
ber ocurrido, el efecto del fraude se ve reflejado de manera convenien-
te en los estados financieros o que el error ha sido corregido.
- Indicadores o indicios de fraude (“banderas rojas”)
Para que se mantenga el éxito de las actividades de un auditor, es ne-
cesario que este desarrolle las habilidades de visualizar situaciones
extrañas, inusuales o fuera de lugar, que despierten sospechas. De esta
manera, el auditor será capaz de detectar una “bandera roja”. De acuer-
do a Lafuente, citado por Ferreyros, “son todas las posibles de alertas
tempranas, dadas por el comportamiento del defraudador, situaciones,
eventos, y demás anomalías. Por lo tanto, parte del éxito del control
antifraude, es la lectura de las banderas rojas de manera preventiva”25.
En consecuencia, las banderas rojas se caracterizan por:
• No necesariamente son significativas debido a que son alertas ante
una situación rara o fuera de lugar.
25
Albert Salvador Lafuente cit. en Ferreyros Corcuera. “La auditoría forense como
herramienta preventiva y de investigación para combatir el fraude y la corrupción finan-
ciera pública en el Perú” cit., p. 245.
52
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
• No determinan por si mismas la existencia de irregularidades, pero
constituyen una alerta para el auditor.
• No se deben descartar situaciones por parecer demasiado obvias.
G. Conocimientos y habilidades del auditor forense
• Capacidad investigadora.
• Comprensión de motivación.
• Habilidades comunicativas y persuasión en las condiciones de ley.
• Habilidades de mediación y negociación.
• Habilidades analíticas.
• Creatividad para adaptarse a las nuevas situaciones.
IV. ¿El Internet puede ayudar
a combatir la corrupción?
La mayoría de los países latinoamericanos están constituidos por en-
tes gubernamentales débiles y de funcionarios públicos y privados que
son proclives a caer en la corrupción. No obstante, a raíz del origen de
las tecnologías y de las nuevas corrientes disciplinarias, se puede decir
que hay una pequeña solución a esta gran problemática. Las grandes
tecnologías de información y comunicación -tic- se caracterizan por
ser las redes más difundidas en todo el planeta y puede ser uno de los
métodos capaces de revertir este fenómeno. El Internet, la base de in-
terconexión de las estructuras de los computadores a escala mundial,
no sólo puede coadyuvar a combatir y eliminar este flagelo, sino que,
además puede desempeñar un papel fundamental en la fortaleza de las
instituciones y formación de los funcionarios públicos y privados.
Las naciones latinoamericanas se caracterizan por tener institucio-
nes y funcionarios tendenciosos a caer en las garras de la corrupción.
53
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
Sin embargo, el uso de las tecnologías de la información y comunica-
ción -tic- con más difusión en el planeta, puede coadyuvar a revertir
esta realidad. Así lo defiende Sour:
Además de las ventajas ya señaladas, varios autores afirman que la implemen-
tación estratégica del gobierno electrónico ayuda a reducir la corrupción al
mejorar la disponibilidad y actualización con la que se difunde la información.
Esto simplifica los procesos y evita situaciones de información asimétrica en-
tre los servidores públicos y los ciudadanos26.
Diversos gobiernos latinoamericanos han determinado y concluido en
sus reuniones anuales que el Internet se ha transformado en uno de los
mejores instrumentos para luchar y erradicar la corrupción, un ejem-
plo de ello, es la experiencia de Rumania, cuando el Estado decidió ha-
cer todos sus procedimientos y procesos gubernamentales a través de
este medio, haciendo participe a los ciudadanos de la estructura y de-
sarrollo de dichos procesos, promoviendo un proceso eficaz, confiable
y transparente.
Por otro lado, es necesario acotar que, para ayudar en el fortaleci-
miento de la institucionalidad estatal, es recomendable que la mayoría
de las decisiones tomadas por las autoridades de cada organismo sean
publicadas en una página web, para así involucrar e interactuar con los
ciudadanos en el proceso. Así mismo, las tic permiten descartar todos
aquellos procesos manuales o rutinarios, que suelen caracterizar a las
burocracias, causando de esta manera, el fortalecimiento de las institu-
ciones gubernamentales. Un ejemplo de esto pueden ser los documen-
tos o requisitos para realizar cualquier trámite que se pueda publicar
en línea para que los ciudadanos no tengan que hacer cola o perder su
tiempo acercándose al establecimiento a recaudar esta información.
Siguiendo esta misma línea, Sour establece que:
Cuando el tamaño de población es grande y muchos individuos tienen que
realizar el mismo proceso burocrático, se genera un problema de escala que
promueve la corrupción. El autor observa este resultado en la región asiática.
En este sentido, las tic, al contribuir a la automatización de los procesos,
26
Laura Sour Vargas. “Gobierno electrónico y corrupción en México (2005-2010)”, en Re-
vista Innovar, vol. 27, n.° 66, 2017, disponible en [http://www.scielo.org.co/pdf/inno/
v27n66/0121-5051-inno-27-66-00123.pdf ], p. 124.
54
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
pueden reducir significativamente las oportunidades que se presentan de
corrupción, ya que eliminan el factor humano en la recolección de información
de los servicios gubernamentales. Así, cuando las personas utilizan un servicio
electrónico, no hay un servidor público a quién sobornar27.
Se entiende, entonces, que el Internet juega un rol fundamental en la lu-
cha contra la corrupción y en facilitar la vida, la confianza y la relación
entre el Estado y el ciudadano. Sin embargo, algunos países de América
Latina aún no están desarrollados en plenitud por lo que existe una
brecha digital, que no es otra cosa que la ignorancia de los individuos
con respecto a la existencia de las tecnologías y de su uso para la vida
cotidiana. La mayoría de los países están comprometidos en resolver
esto, empezando por la implementación y conexión a Internet en todas
las instituciones educativas para que los jóvenes puedan tener acceso
a las tic y luego garantizando la participación de estos elementos en
la relación de los procesos gubernamentales, determinándose que los
Estados deben hacer una inversión privada en este sector, que abarque
mayor parte del país y regularizar su introducción y desarrollo dentro
de la sociedad.
27
Ibíd., p. 125.
55
Capítulo cuarto
Crisis y corrupción: estudio de los conflictos
de las universidades nacionales peruanas
Es importante determinar y aclarar que la corrupción invade la socie-
dad en la actualidad, en donde los individuos se preocupan más por sí
mismos que por los demás y en donde se deja de lado el bien común
para dar prioridad a los intereses individuales, sin importar si trans-
greden las leyes, normas, valores y comportamientos morales. Este
surgimiento e incremento ocasiona que la sociedad poco a poco decai-
ga y que los ciudadanos de los países latinoamericanos sean tocados y
lastimados por sus consecuencias; sin embargo, es prioritario aclarar
que estudios e investigadores defienden que los ciudadanos no saben
realmente en quién confiar, ni cómo la corrupción fue arraigada dentro
de la sociedad, pero no pueden negar que, de alguna manera, todos
son parte de ella sin importar si es la víctima o el victimario. Por ello,
combatir la corrupción implica realizar una introspección y un análisis
de las acciones de cada uno de los ciudadanos para permitir y dar paso
a los cambios y a la erradicación de la misma.
Las instituciones educativas son las principales herramientas para
enseñar e incentivar los cambios y transformaciones en las acciones
y/o comportamientos humanos; por ende, es válido que los investiga-
dores y las estadísticas gubernamentales se pregunten cómo las insti-
tuciones educativas, en este caso las universidades, han actuado den-
tro de la sociedad y qué aportes positivos y negativos le han generado,
con el objetivo de hacer un diagnóstico meticuloso, con el fin de poder
originar estrategias y soluciones a las problemáticas que se presentan
en la actualidad.
De esta manera, este trabajo investigativo pretende demostrar la
existencia de la corrupción institucionalizada en la gestión de las uni-
versidades nacionales peruanas y, así, intentar proponer estrategias de
57
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
lucha contra la corrupción y evitar su incremento dentro del sistema
universitario en el futuro.
I. Objetivos e hipótesis
A. Objetivo general
Demostrar la existencia de corrupción institucionalizada en la gestión
de las universidades nacionales de Perú.
B. Objetivos específicos
• Estudiar los diferentes conceptos, enfoques y tipologías de corrup-
ción.
• Determinar las principales causas de la corrupción en el gobierno
universitario.
• Evidenciar que los actos de corrupción afectan el cumplimiento de
los fines de la universidad.
• Proponer estrategias para luchar contra la corrupción en las univer-
sidades nacionales peruanas y evitar su crecimiento en el futuro.
C. Hipótesis general
La existencia de la corrupción institucionalizada en la gestión de las
universidades nacionales obedece a la deficiente administración, es-
casez de fiscalización por los órganos gubernamentales y de control,
e incumplimiento de la Ley Universitaria, estatutos, reglamento de la
universidad y normas de sistema administrativo.
D. Hipótesis específicas
• El estudio de los diferentes conceptos, enfoques y tipologías sobre
corrupción permitirá tener una visión general sobre el fenómeno
objeto de indagación.
58
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
• Las causas principales de la corrupción en el ámbito universitario
son: carencia de transparencia en la gestión universitaria, sueldos
precarios, crisis de valores éticos y morales, inoperatividad de los
órganos de control y sistema judicial ineficiente.
• Los actos de corrupción afectan de manera negativa el cumplimien-
to de los objetivos de la universidad.
• La propuesta de estrategias para combatir la corrupción permitirá
reducir y evitar su crecimiento en el ámbito universitario.
II. Variables de la investigación
- Variable independiente: Crisis universitaria.
Indicadores: Estado, autoridades, profesores, estudiantes y trabajado-
res administrativos.
-Variable dependiente: Corrupción en la gestión.
Indicadores: gestión deficiente, falta de fiscalización, incumplimiento
de las normas y ausencia de valores éticos y morales.
III. Tipo de investigación
La investigación fue de tipo mixta, debido a la combinación de la inda-
gación documental con la información recogida del seno de las univer-
sidades.
A. Métodos de la investigación
• Deductivo, permitió obtener conclusiones particulares a partir del
estudio de casos generales, mediante el razonamiento lógico.
• Inductivo, sirvió para obtener conclusiones generales, partiendo
del estudio de casos particulares, mediante el razonamiento lógico.
59
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
• Descriptivo, se utilizó para describir el fenómeno objeto de estudio,
determinando las tipos, causas y efectos.
• Observación, permitió la percepción directa del fenómeno objeto
de estudio.
• Hermenéutico, se utilizó para el análisis e interpretación de los re-
sultados obtenidos en trabajo de campo.
• Estadístico, sirvió para cuantificar los resultados obtenidos de tra-
bajo de campo y representar gráficamente.
B. Población
Se consideró a los 16.126 docentes nombrados de las 32 universidades
nacionales del Perú.
C. Muestra
Se obtuvo utilizando la siguiente fórmula:
Dónde:
N = muestra inicial
Z = 1,96 (límite de confianza)
p = 0,55 (proporción de aciertos)
q = 0,45 (proporción de errores)
E = 0,05 (error)
60
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
Quedando:
D. Muestra ajustada
Reemplazando:
IV. Técnicas de recolección de datos
• Encuestas: 25 cuestionarios formulados a los docentes universita-
rios seleccionados en la muestra.
• Entrevistas: se entrevistó a docentes y trabajadores administrativos.
• Internet: para obtener información actualizada respecto al fenóme-
no objeto de estudio.
- Instrumentos de recolección de datos
• Guía de entrevista
• Cuestionarios
• Guía de análisis documental
61
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
- Fuentes de información
• Textos, publicaciones y revistas especializadas.
• Compendios de eventos académicos (seminarios, foros, conferen-
cias, congresos).
A. Análisis e interpretación de los resultados de la encuesta
Tabla 1
¿El rector de vuestra universidad ha sido elegido en estricto
cumplimiento del artículo 34, inciso c de la Ley Universitaria;
es decir, ¿posee el grado de doctor, o el más alto título
profesional en su especialidad?
total
%
193
52
No
178
48
No opina
0
0
total
371
100
Fuente: Elaboración propia.
Figura 1
¿El rector de vuestra universidad ha sido elegido en estricto
cumplimiento del artículo 34, inciso c de la Ley Universitaria;
es decir, ¿posee el grado de doctor, o el más alto título
profesional en su especialidad?
62
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
- Interpretación
El 52 % de los encuestados manifestaron que el rector fue elegido con-
siderando su grado de Doctor; mientras que el 48 % respondieron sin
considerar el grado académico exigido, determinándose que la mayo-
ría de los rectores de las universidades nacionales son elegidos en es-
tricto cumplimiento a la Ley Universitaria.
Tabla 2
¿En la elección de autoridades universitarias, tales como rector,
vicerrectores y decanos hubo denuncias por otorgar prebendas
para el voto de estudiantes?
total
%
319
86
No
45
12
No opina
7
2
total
371
100
Fuente: Elaboración propia.
Figura 2
¿En la elección de autoridades universitarias, tales como rector,
vicerrectores y decanos hubo denuncias por otorgar prebendas
para el voto de estudiantes?
319
371
318
265
212
159
45
106
7
53
0
86%
12%
2%
No
No opina
63
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
- Interpretación
El 86% de los encuestados alegaron que hubo denuncias por preben-
das para el voto de estudiantes en la elección de autoridades univer-
sitarias; el 12 % negó que haya habido prebendas y el 2% no opinó, lo
que determina que existieron actos irregulares que inclinaron el voto a
favor de las personas que ofrecieron prebendas.
Tabla 3
¿Existe transparencia en la gestión de los
recursos económicos de parte de las autoridades universitarias?
total
%
167
45
No
199
54
No opina
5
1
total
371
100
Fuente: Elaboración propia
Figura 3
¿Existe transparencia en la gestión de los
recursos económicos de parte de las autoridades universitarias?
371
318
265
199
212
167
159
106
5
53
0
45%
54%
1%
No
No opina
64
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
- Interpretación
El 54% de los encuestados alegaron que no existe transparencia en la
gestión de los recursos económicos de parte de las autoridades univer-
sitarias; mientras que el 45% respondieron que existe transparencia y
el 1% no opinó; demostrando que no existe transparencia en la gestión
de recursos económicos de parte de las autoridades universitarias, por-
que no están cumpliendo con las normas del sistema administrativo.
Tabla 4
¿El concurso de plazas docentes para nombramiento
que procesa la universidad se realiza con:
total
%
Transparencia
123
33
Irregularidades
245
66
No opina
3
1
total
371
100
Fuente: Elaboración propia.
Figura 4
¿El concurso de plazas docentes para nombramiento
que procesa la universidad se realiza con:
371
318
245
265
212
123
159
106
53
3
0
33%
66%
1%
Transparencia Irregularidades No opina
65
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
- Interpretación
El 66% de los encuestados contestaron que el concurso de plazas do-
centes que procesa la universidad se realiza con irregularidades; el
33% reveló que se procesa con transparencia y el 1%, no opina; de-
mostrándose que habría irregularidades en el proceso de concurso de
plazas docentes para nombramiento efectuado por las universidades
nacionales.
Tabla 5
¿La universidad al procesar la promoción de docentes lo realiza en
estricto cumplimiento de la Ley Universitaria, estatuto y reglamento?
total
%
171
46
No
194
52
No opina
6
2
total
371
100
Fuente: Elaboración propia.
Figura 5
¿La universidad al procesar la promoción de docentes lo realiza en
estricto cumplimiento de la Ley Universitaria, estatuto y reglamento?
371
318
265
194
171
212
159
106
53
6
0
46%
52%
2%
Sí No No opina
66
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
- Interpretación
Los 194 encuestados (52%) respondieron que la promoción de docen-
tes se realiza sin cumplir todos los requisitos que exige la ley, mientras
que el 46% afirmaron que sí se desarrolla con los requisitos de ley y el
2% no opinaron; señalando que la promoción de los docentes se pro-
cesa sin cumplir con todos los requisitos que la Ley Universitaria, esta-
tutos y reglamentos pertinentes exigen.
Tabla 6
¿La universidad realiza la ratificación de docentes en estricto
cumplimiento de la Ley Universitaria, estatuto y reglamento?
total
%
175
47
No
193
52
No opina
3
1
total
371
100
Fuente: Elaboración propia.
Figura 6
¿La universidad realiza la ratificación de docentes en estricto
cumplimiento de la Ley Universitaria, estatuto y reglamento?
371
318
265
193
175
212
159
106
53
3
0
47%
52%
1%
Sí No No opina
67
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
- Interpretación
El 52% de los encuestados alegaron que la ratificación de docentes se
efectúa sin cumplir todos los requisitos de ley, mientras que el 47%
reveló que la ratificación de docentes se realiza con los requisitos de
ley y solo el 1% no opinó; lo que advierte que la ratificación de docen-
tes se efectúa sin cumplir todos los requisitos que la Ley Universitaria,
estatutos y reglamentos pertinentes exigen.
Tabla 7
¿Los estados financieros de los centros de
producción de la universidad reflejan:
total
%
¿Resultados positivos?
241
65
¿Resultados negativos?
126
34
No opina
4
1
total
371
100
Fuente: Elaboración propia.
Figura 7
¿Los estados financieros de los centros de
producción de la universidad reflejan:
371
318
241
265
212
126
159
106
53
4
0
65%
34%
1%
Resultados Positivos Resultados Negativos No opina
68
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
- Interpretación
El 65% de los encuestados alegó que los estados financieros de los cen-
tros de producción de las universidades públicas muestran resultados
positivos, mientras que el 34% revela que reflejan resultados negativos
y el 1% no opina; indicando que los estados financieros de los centros
de producción de las universidades públicas reflejan resultados positi-
vos, que en consecuencia incrementan el presupuesto institucional con
los recursos directamente recaudados.
Tabla 8
¿Las utilidades obtenidas por los centros de producción
son administradas de manera eficiente y con transparencia?
total
%
141
38
No
226
61
No opina
4
1
total
371
100
Fuente: Elaboración propia.
Figura 8
¿Las utilidades obtenidas por los centros de producción
son administradas de manera eficiente y con transparencia?
371
318
226
265
212
141
159
106
53
4
0
38%
61%
1%
Sí No No opina
69
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
- Interpretación
El 61% de los encuestados respondieron que las utilidades obtenidas
por los centros de producción no son administradas de manera eficien-
te y con transparencia, mientras que el 38% expresaron que existe efi-
ciencia y transparencia y el 1% no opinó; demostrando que las utilida-
des de los centros de producción de las universidades nacionales son
administradas de manera deficiente.
Tabla 9
La adquisición de bienes y contratación
de servicios la realiza la universidad:
total
%
Con transparencia
63
17
Poca transparencia
142
38
De manera irregular
166
45
No opina
0
0
total
371
100
Fuente: Elaboración propia.
Figura 9
La adquisición de bienes y contratación
de servicios la realiza la universidad:
371
318
265
212
166
142
159
106
63
53
0
0
17%
38%
45%
0%
Con Transparencia Poca Transparencia De manera irregular No opina
70
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
- Interpretación
El 45% de los encuestados alegaron que la adquisición de bienes y con-
tratación de servicios la realizan las universidades públicas de mane-
ra irregular, mientras que el 38% revelaron con poca transparencia y
el 17% con transparencia; manifestando que la adquisición de bienes
y contratación de servicios que realizan las universidades nacionales
son de manera irregular y con poca transparencia.
Tabla 10
Señale las principales irregularidades en la
adquisición de bienes y contratación de servicios
total
%
Denuncia de los postores
197
53
Anulación de licitaciones
156
42
Otros, especifique, coimas, prebendas, etc.
18
5
total
371
100
Fuente: Elaboración propia
Figura 10
Señale las principales irregularidades en la
adquisición de bienes y contratación de servicios
371
318
197
265
212
156
159
106
18
53
0
53%
42%
5%
Denuncia de los postores
Anulación de licitaciones
Otros, especifique, coimas, prebendas , etc
71
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
- Interpretación
El 53% de los encuestados manifiesta que existen denuncias de los
postores en la adquisición de bienes y contratación de servicios, mien-
tras que el 42% señala la anulación de licitaciones y el 5% expresa que
existen coimas, prebendas, etc.; lo que demuestra que existen denun-
cias de los postores por actos irregulares en la adquisición de bienes y
contratación de servicios, lo que repercute negativamente en la gestión
administrativa, con reversión de fondos a Tesoro Público.
Tabla 11
¿En su facultad hubo denuncias por falsificación y
alteración de notas, y cobro por aprobación de cursos?
total
%
43
12
No
302
81
No opina
26
7
total
371
100
Fuente: Elaboración propia.
Figura 11
¿En su facultad hubo denuncias por falsificación y
alteración de notas, y cobro por aprobación de cursos?
72
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
- Interpretación
El 81% de los encuestados respondió que no hubo denuncias en las
facultades por falsificación de notas y cobro por aprobación de cursos,
mientras que el 12% manifestó que hubo denuncias y el 7% no opinó;
exponiendo que no hubo denuncias por falsificación y alteración de
notas, y cobro por aprobación de cursos.
Tabla 12
La calidad académica que brinda su facultad es:
total
%
Muy buena
60
16
Buena
119
32
Regular
189
51
Mala
3
1
Muy mala
0
0
total
371
100
Fuente: Elaboración propia.
Figura 12
La calidad académica que brinda su facultad es:
371
318
265
212
189
159
119
106
60
53
3
0
0
16%
32%
51%
1%
0%
Muy buena Buena Regular Mala Muy mala
73
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
- Interpretación
El 51% de los encuestados alegaron que la calidad académica que brin-
dan las facultades es regular, el 32% respondieron que es buena, el 16%
contestaron que es muy buena, y el 1% expresó que es mala; demostran-
do que la formación académica y profesional que brindan las facultades
de las universidades nacionales está comprendida entre regular y buena.
Tabla 13
¿En las obras ejecutadas por la autoridad universitaria
en sus diferentes modalidades: administración directa,
por contrata y otras modalidades, hubo denuncias por
sobrevaloración de parte de los estamentos de la universidad?
total
%
211
57
No
149
40
No opina
11
3
total
371
100
Fuente: Elaboración propia.
Figura 13
¿En las obras ejecutadas por la autoridad universitaria
en sus diferentes modalidades: administración directa,
por contrata y otras modalidades, hubo denuncias por
sobrevaloración de parte de los estamentos de la universidad?
371
318
211
265
212
149
159
106
53
11
0
57%
40%
3%
Sí No No opina
74
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
- Interpretación
El 57% de los encuestados alegaron que hubo denuncias de parte de los
estamentos de la universidad por sobre valuación de las obras ejecuta-
das, mientras que el 40% manifestaron que no hubo denuncias y el 3%
no opina; señalando que hubo denuncias por sobrevaluación de obras
ejecutadas por la autoridad universitaria en sus diferentes modalidades.
Tabla 14
¿La universidad, a la conclusión de las obras,
ha realizado la liquidación técnica y financieramente?
total
%
Si
168
45
No
195
53
No opina
8
2
total
371
100
Fuente: Elaboración propia.
Figura 14
¿La universidad, a la conclusión de las obras,
ha realizado la liquidación técnica y financieramente?
371
318
265
195
168
212
159
106
53
8
0
45%
53%
2%
Sí No No opina
75
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
- Interpretación
El 53% de los encuestados alegó que las universidades públicas al con-
cluir las obras no han realizado la liquidación técnica y financieramen-
te, mientras que el 45% respondió que sí han realizado la liquidación
de las obras y el 2% no opinó; indicando que la mayoría de las univer-
sidades nacionales a la conclusión de obras no realizan la liquidación
técnica y financieramente, para determinar el costo final de la obra.
Tabla 15
Los vehículos de la universidad son utilizados
por las autoridades y funcionarios en:
total
%
Actividades oficiales
152
41
Actividades particulares
215
58
No opina
4
1
total
371
100
Fuente: Elaboración propia.
Figura 15
Los vehículos de la universidad son utilizados
por las autoridades y funcionarios en:
371
318
265
215
212
152
159
106
53
4
0
41%
58%
1%
Actividades oficiales Actividades particulares No opina
76
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
- Interpretación
El 58% de los encuestados alegaron que los vehículos de las univer-
sidades públicas son utilizados por las autoridades y funcionarios en
actividades particulares, mientras que el 41% contestaron que son uti-
lizados en actividades oficiales y el 1% no opinó; demostrando que los
vehículos de las universidades nacionales en su mayoría son utilizados
por las autoridades y funcionarios en actividades particulares.
Tabla 16
¿Las denuncias sobre corrupción formuladas por los
estamentos de la universidad son atendidas
por la autoridad universitaria de manera oportuna?
total
%
159
43
No
207
56
No opina
5
1
total
371
100
Fuente: Elaboración propia.
Figura 16
¿Las denuncias sobre corrupción formuladas por los
estamentos de la universidad son atendidas
por la autoridad universitaria de manera oportuna?
371
318
207
265
159
212
159
106
53
5
0
43%
56%
1%
Sí No No opina
77
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
- Interpretación
El 56% de los encuestados alegan que las denuncias formuladas por
corrupción de parte de los estamentos de las universidades no son
atendidas oportunamente por la autoridad universitaria, mientras que
el 43% manifestan que las denuncias son atendidas oportunamente y
el 1% no opina; exponiendo que las denuncias sobre corrupción for-
muladas por los estamentos de las universidades públicas no son aten-
didas de manera oportuna por la autoridad universitaria.
Tabla 17
¿Durante la gestión universitaria hubo ejercicio
indebido de cargo por las autoridades universitarias:
rector, vicerrectores, decanos y directores de epg?
total
%
234
63
No
130
35
No opina
7
2
total
371
100
Fuente: Elaboración propia.
Figura 17
¿Durante la gestión universitaria hubo ejercicio
indebido de cargo por las autoridades universitarias:
rector, vicerrectores, decanos y directores de epg?
371
318
234
265
212
130
159
106
53
7
0
63%
35%
2%
Sí No No opina
78
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
- Interpretación
El 63% de los encuestados alegaron que, durante la gestión universi-
taria, hubo ejercicio indebido de cargo por las autoridades universita-
rias, mientras que el 35% manifestaron que no hubo ejercicio indebido
de cargo y el 2 % no opinaron; demostrando que hubo ejercicio indebi-
do de cargo de parte de las autoridades universitarias.
Tabla 18
¿Las autoridades universitarias efectuaron cobros
indebidos por concepto de inventario físico, balances,
elaboración de documentos de gestión, etc.?
total
%
321
87
No
42
11
No opina
8
2
total
371
100
Fuente: Elaboración propia.
Figura 18
¿Las autoridades universitarias efectuaron cobros
indebidos por concepto de inventario físico, balances,
elaboración de documentos de gestión, etc.?
371
321
318
265
212
159
106
42
53
8
0
87%
11%
2%
Sí No No opina
79
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
- Interpretación
El 87% de los encuestados alegó que las autoridades universitarias
efectuaron cobros indebidos por concepto de inventario físico, ba-
lances y elaboración de documentos de gestión, mientras que el 11%
respondió que no efectuaron cobros indebidos por dichos conceptos y
el 2% no opinó; manifestando que las autoridades universitarias efec-
tuaron cobros indebidos por concepto de inventario físico, balances y
elaboración de documentos de gestión.
Tabla 19
Señale las principales causas de corrupción
en el gobierno universitario:
total
%
Falta de transparencia en la gestión universitaria
65
18
Remuneraciones bajas
87
23
Crisis de valores, ético y morales
96
26
Inoperatividad de los órganos de control
78
21
Sistema judicial ineficiente
45
12
total
371
100
Fuente: Elaboración propia.
Figura 19
Señale las principales causas de corrupción
en el gobierno universitario:
371
318
265
212
159
87
96
78
106
65
45
53
0
18%
23%
26%
21%
12%
Falta de transparencia en la gestión universitaria
Remuneraciones bajas
Crisis de valores, etico y morales
Inoperatividad de los órganos de control
Sistema judicial ineficiente
80
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
- Interpretación
El 26% de los encuestados respondieron que la causa de corrupción en
el gobierno universitario es la crisis de valores éticos y morales, el 23%
manifestaron que las remuneraciones bajas, el 21% señalaron la inoperati-
vidad de los órganos de control institucional, el 18% expresaron la falta de
transparencia en la gestión universitaria y el 12% revelaron sistema judi-
cial ineficiente; demostrando que las principales causas de corrupción en
el gobierno universitario son: la crisis de valores, éticos y morales, remune-
raciones bajas, inoperatividad de los órganos de control institucional, falta
de transparencia en la gestión universitaria y sistema judicial ineficiente.
Tabla 20
Los casos de administración deficiente en la universidad se deben a:
total
%
Irregularidades administrativas
151
41
Demoras innecesarias de documentos
53
14
Abuso de poder
117
32
Discriminación
19
5
Otros, especifique injusticia
31
8
total
371
100
Fuente: Elaboración propia.
Figura 20
Los casos de administración deficiente en la universidad se deben a:
371
318
265
212
151
159
117
106
53
31
53
19
0
41%
14%
32%
5%
8%
Irregularidades administrativas
Demoras innecesarias de documentos
Abuso de poder
Discriminación
Otros, especifique, injusticia
81
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
- Interpretación
El 41% de los encuestados manifiesta que los casos de administración
deficiente en las universidades públicas obedecen a irregularidades
administrativas, el 32% expresa que es por abuso de poder, el 14% se-
ñala que es por la demora innecesaria de documentos, el 8% responde
por la injusticia que existe y el 5% indica la discriminación; indicando
que los casos de administración deficiente en las universidades nacio-
nales obedecen a irregularidades administrativas, abuso de poder de
las autoridades que gobiernan y demora innecesaria de documentos.
Tabla 21
¿Qué cree usted que afectan los actos de corrupción universitaria?
total
%
La formación de profesionales de calidad
197
53
El desarrollo de la investigación científica
118
32
Equipamiento de laboratorios y aulas virtuales
56
15
total
371
100
Fuente: Elaboración propia.
Figura 21
¿Qué cree usted que afectan los actos de corrupción universitaria?
371
318
197
265
212
118
159
56
106
53
0
53%
32%
15%
La formación de profesionales de calidad
El desarrollo de la investigación científica
Equipamiento de laboratorios y aulas virtuales
82
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
- Interpretación
El 53% de los encuestados respondió que los actos de corrupción uni-
versitaria afectan de manera negativa en la formación integral de pro-
fesionales de calidad, el 32% manifiesta que afecta el desarrollo de la
investigación científica y el 15% señaló que afecta el equipamiento de
laboratorios y aulas virtuales; demostrando que los actos de corrup-
ción universitaria afectan de manera negativa a la formación integral
de profesionales de calidad y al desarrollo de la investigación científica
y tecnológica, estatizando a la institución nacional universitaria.
Tabla 22
¿El Órgano de Control Institucional realiza exámenes especiales frente
a las denuncias formuladas por los estamentos de la universidad?
total
%
126
34
No
221
60
No opina
24
6
total
371
100
Fuente: Elaboración propia.
Figura 22
¿El Órgano de Control Institucional realiza exámenes especiales frente
a las denuncias formuladas por los estamentos de la universidad?
371
318
265
221
212
159
126
106
24
53
0
34%
60%
6%
Sí No No opina
83
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
- Interpretación
El 60% de los encuestados respondieron que el Órgano de Control
Institucional no realiza exámenes especiales frente a las denuncias
formuladas por los estamentos de la universidad, mientras que el 34%
manifestó que sí realizan los exámenes especiales y el 6% no opinó;
revelando que los Órganos de Control Institucional de las universida-
des nacionales no realizan exámenes especiales frente a las denuncias
formuladas por los estamentos de la universidad.
Tabla 23
¿Las conclusiones y recomendaciones de los exámenes especiales
realizados por el Órgano de Control Institucional se incluyen
en la agenda del Consejo Universitario?
total
%
63
17
No
276
74
No opina
32
9
total
371
100
Fuente: Elaboración propia.
Figura 23
¿Las conclusiones y recomendaciones de los exámenes especiales
realizados por el Órgano de Control Institucional se incluyen
en la agenda del Consejo Universitario?
371
318
276
265
212
159
63
106
32
53
0
17%
74%
9%
Sí No No opina
84
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
- Interpretación
El 74% de los encuestados señala que las conclusiones y recomenda-
ciones de los exámenes especiales realizados por el Órgano de Control
Institucional no se incluyen en la agenda del Consejo Universitario,
mientras que el 17% expresaron que las conclusiones y recomenda-
ciones de los exámenes especiales se incluye en la agenda del Consejo
Universitario y el 9% no opinó; demostrando que las conclusiones y re-
comendaciones de los exámenes especiales realizados por los Órganos
de Control Institucional no se incluyen en la agenda de los Consejos
Universitarios para las decisiones correspondientes.
Tabla 24
¿Los informes de auditoría realizado por la
Contraloría General de la República son de conocimiento
de los órganos de gobierno universitario?
total
%
45
12
No
319
86
No opina
7
2
total
371
100
Fuente: Elaboración propia.
Figura 24
¿Los informes de auditoría realizado por la
Contraloría General de la República son de conocimiento
de los órganos de gobierno universitario?
371
319
318
265
212
159
106
45
53
7
0
12%
86%
2%
Sí No No opina
85
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
- Interpretación
El 86% de los encuestados respondió que los informes de auditoría
realizados por la Contraloría General de la República no son de conoci-
miento de los órganos de gobierno universitario, mientras que el 12%
manifestó que los informes sí son de conocimiento de los órganos de
gobierno universitario y el 2% no opinó; indicando que los informes de
auditoría presentados por la Contraloría General de la República no se
dan a conocer a los órganos de gobierno universitario.
Tabla 25
¿El Consejo Universitario como órgano de dirección
superior toma decisiones del informe de auditoría
realizado por la Contraloría General de la República?
total
%
37
10
No
329
89
No opina
5
1
total
371
100
Fuente: Elaboración propia.
Figura 25
¿El Consejo Universitario como órgano de dirección
superior toma decisiones del informe de auditoría
realizado por la Contraloría General de la República?
371
329
318
265
212
159
106
37
53
5
0
10%
89%
1%
Sí No No opina
86
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
- Interpretación
El 89% de los encuestados expresaron que los Consejos Universitarios
no toman decisiones del informe de auditoría realizado por la
Contraloría General de la República, mientras que el 10% manifiesta
que sí toman decisiones sobre el informe de auditoría y el 1% no opi-
nó; demostrando que los Consejos Universitarios de las universidades
nacionales no toman decisiones respecto a los informes de auditoría
presentados por la Contraloría General de la República.
V. Contrastación de las hipótesis
- Hipótesis general
La hipótesis general respecto a la corrupción institucionalizada en la
gestión de las universidades nacionales, queda contrastada con los re-
sultados obtenidos en las encuestas: 02, 03, 04, 05, 06, 08, 09, 10, 13,
14, 15, 16, 17, 18, 20, 22, 23, 24 y 25.
• Los encuestados respondieron que, en la elección de autoridades
universitarias, tales como rector, vicerrectores y decanos hubo de-
nuncias por prebendas para el voto de estudiantes.
• Los encuestados manifestaron que no existe transparencia en la
gestión de los recursos económicos de parte de las autoridades
universitarias.
• Los encuestados afirmaron que en el proceso de concurso de pla-
zas docentes para nombramiento que realizan las universidades se
producen irregularidades.
• Los encuestados expresaron que la promoción de docentes que se
realizan en las universidades públicas se efectúan sin cumplir algu-
nos requisitos que exige la Ley Universitaria, estatutos y reglamen-
tos universitarios.
• Los encuestados revelaron que en la ratificación de docentes que
efectúan las universidades públicas no se cumple algunos requisi-
87
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
tos que exige la Ley Universitaria, estatutos y reglamentos corres-
pondientes.
Los encuestados señalaron que no existe eficiencia y transparencia
en la administración de las utilidades obtenidas por los centros de
producción.
Los encuestados contestaron que la adquisición de bienes y con-
tratación de servicios que realizan las universidades públicas es de
manera irregular y con poca transparencia.
Los encuestados respondieron que existen denuncias de irregula-
ridades de parte de los postores en adquisición de bienes y contra-
tación de servicios.
Los encuestados confirmaron que se producen denuncias por parte
de los estamentos de las universidades públicas por sobre valua-
ción en la ejecución de obras.
Los encuestados contestaron que las universidades públicas, a la
conclusión de las obras, no realizan la liquidación de obras técnicas
y financieramente.
Los encuestados manifestaron que los vehículos asignados por las
universidades públicas, son utilizados por las autoridades y funcio-
narios en actividades particulares.
Los encuestados revelaron que las denuncias por corrupción for-
muladas por los estamentos de las universidades públicas no son
atendidas de manera oportuna por la autoridad universitaria co-
rrespondiente.
Los encuestados afirmaron que durante la gestión de las autorida-
des se permitieron ejercicios indebidos de cargos, sin que interven-
gan las mismas autoridades universitarias en forma debida.
Los encuestados respondieron que las autoridades universitarias
efectuaron cobros indebidos por concepto de inventarios físicos,
balances y elaboración de documentos de gestión.
88
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
• Los encuestados expresaron que los casos de administración defi-
ciente en las universidades públicas obedece a irregularidades ad-
ministrativas y por abuso de poder.
• Los encuestados manifestaron que las conclusiones y recomen-
daciones de los exámenes especiales realizados por los Órganos
de Control Institucional no se incluyen en la agenda de Consejos
Universitarios.
• Los encuestados respondieron que los informes de auditoría reali-
zados por la Contraloría General de la República no se dan a cono-
cer a los órganos de gobierno universitario.
• Los encuestados revelaron que los Consejos Universitarios no to-
man decisiones respecto a los informes de auditoría presentados
por la Contraloría General de la República.
- Hipótesis específicas
Las hipótesis específicas quedan confirmadas con los resultados obte-
nidos en las encuestas: 12, 19 y 21.
• Los encuestados manifestaron que la calidad académica que brin-
dan las facultades de las universidades nacionales es regular, dis-
tante a ser buena o muy buena.
• Los encuestados señalaron como principales causas de corrupción
en el gobierno universitario: falta de valores, ético y morales, remu-
neraciones bajas, inoperatividad de los Órganos de Control, falta
de transparencia en la gestión universitaria y sistema judicial in-
eficiente.
• Los encuestados respondieron que los actos de corrupción univer-
sitaria afectan de manera negativa la formación integral de profe-
sionales de alta calidad.
89
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
Propuesta de solución al fenómeno de corrupción
1.
Las autoridades universitarias deben administrar la entidad en es-
tricta observancia a la Ley Universitaria, estatutos, reglamentos y
normas administrativas, mediante el dictado de políticas y procedi-
mientos específicos para asegurar que el uso de los recursos públicos
sea consistente con las disposiciones establecidas en las leyes y re-
glamentos, y concordante con las normas de gestión gubernamental.
2.
Las autoridades que gobiernan las universidades nacionales deben
promover una administración eficiente y transparente sustentada
en sistemas automatizados al servicio de la comunidad universi-
taria y capaz de contribuir sustantivamente con los procesos de
planeación, control y toma de decisiones gerenciales, concordantes
con la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública (Nº
27927) y su reglamento.
3.
Las contrataciones y adquisiciones de bienes, servicios u obras in-
dependientemente a los principios que rigen la Ley Nº 26850, de-
ben ser procesados por las universidades nacionales a través de
operaciones en línea (internet). De esta manera, al efectuar este
tipo de transacciones vía Internet, los procesos son más transpa-
rentes y también se estaría reduciendo la interacción humana para
evitar la corrupción.
4.
Los Órganos de Control Institucional de las universidades naciona-
les independientemente de la fiscalización correcta y transparente
de gestión de los recursos y bienes de la entidad deben establecer
mecanismo de prevención y alerta contra la corrupción y el fraude,
planteando alternativas de solución a los múltiples problemas que
afrontan las universidades.
5.
Los Órganos de Control Institucional -oci- de las universidades
nacionales, además de las funciones establecidas por el Sistema
Nacional de Control, deben cumplir con las funciones de audito-
ría forense para luchar contra la corrupción y fraude, identificando
a los supuestos responsables de cada acción y aportando pruebas
documentales en los distintos procesos judiciales.
90
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
Conclusiones
1.
En la mayoría de los casos, la elección de las autoridades universita-
rias (rectores, vicerrectores y decanos) se realiza merced al otorga-
miento de prebendas de parte de los candidatos a los asambleístas,
principalmente al tercio estudiantil, con la finalidad de garantizar
los votos a su favor.
2.
En el manejo de los recursos económicos no existe transparencia
por parte de las autoridades universitarias por lo que, durante su
gestión y gobierno, se cometen peculado, defraudación, malversa-
ción, coimas y demás formas de corrupción pecuniaria.
3.
La cobertura de plazas docentes en las universidades nacionales
se procesan en aplicación de la Ley Universitaria, estatutos, regla-
mentos generales, reglamentos de concurso y otras normas. Sin
embargo, los resultados no siempre corresponden a la aplicación
irrestricta de la normatividad vigente, si no se obvian la calidad
académica, los méritos del profesional y, por el contrario, se priori-
zan los intereses de grupo.
4.
Las ratificaciones y promociones de docentes son procesadas por
los departamentos académicos y propuestas por los Consejos de
Facultades ante los Consejos Universitarios, en consideración a las
normas legales universitarias que regulan este proceso; no obstan-
te, los resultados no son objetivos sino evaluaciones subjetivas su-
peditadas a intereses de grupo.
5.
La formación profesional de los estudiantes universitarios no es
el resultado de la aplicación de la enseñanza de calidad en la edu-
cación superior debido a: que los docentes no siempre son de la
especialidad ni están formados para el ejercicio de la docencia uni-
versitaria; la baja remuneración; la falta de un currículo de estu-
dios pertinente, concordante con las demandas y necesidades de
la realidad nacional y coyuntural; la deficiente formación de los
estudiantes que acceden a las universidades; la falta de una ade-
cuada asesoría y tutoría estudiantil; el precario equipamiento de
laboratorios; la ausencia de una investigación científica y humanís-
91
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
tica que coadyuve a resolver problemas de producción y desarrollo
integral; la ausencia de una política pertinente de proyección social
y extensión universitaria; las situaciones que no permiten superar
la mediocridad ni la falta de credibilidad en la formación académica
y profesional en las universidades públicas.
6.
Las causas de corrupción en el gobierno universitario están vincu-
ladas a la coyuntura socioeconómica cultural y política que impera
en la escena contemporánea, fundamentalmente a la imposición
de la economía globalizada que genera la inestabilidad y que sus
reflejos se dan en cada país menos desarrollado. En este contexto,
la corrupción es producto de la crisis de valores éticos y morales,
irrisorias remuneraciones de docentes frente a otros sectores, ino-
perancia de los órganos de control e inspección, falta de transpa-
rencia en la gestión universitaria, agudizada con la injerencia, des-
conocimiento e inoperancia del sistema judicial en una institución
del más alto nivel académico.
7.
Los actos de corrupción universitaria afectan ostensiblemente a la
formación integral de los profesionales de calidad, humanistas y cien-
tíficos, contrayéndose sólo a la formación tecnocrática e intrascen-
dente. Del mismo modo, afecta a la falta de una concepción política
de investigación de calidad, orientada a la producción y desarrollo; a
la implementación y equipamiento de laboratorios, aulas virtuales y
modernización administrativa, cuyo resultado conlleva a las univer-
sidades públicas al desprestigio, falta de credibilidad y desconfianza.
8.
Existe una situación de excepción por la presencia de intelectuales,
profesionales, docentes, no docentes y estudiantes que pugnan por
el desarrollo integral, humanístico y científico de la universidad pe-
ruana vinculada al desarrollo de la sociedad. Sin embargo, no tienen
la oportunidad de realizarlos por la injerencia de las supremacías y
hegemonías existentes al interior de las universidades nacionales.
92
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
Recomendaciones
1.
Las universidades nacionales, a través de sus organismos represen-
tativos, deben formular una propuesta de Ley Universitaria refren-
dada por la Asamblea Nacional de Rectores, que consigne un nuevo
marco institucional que pueda responder a los retos del nuevo mi-
lenio sustentado en los principios básicos de defensa, integración,
pluralismo, desarrollo integral y cambios para que la elección de
los órganos de gobierno universitario sea el reflejo de la auténtica
democracia de los docentes y estudiantes.
2.
Las facultades, como órganos de gobierno, deben ejercer sin res-
tricciones su autonomía académica, económica y administrativa del
marco legal que les asiste, para que se desarrollen en una igualdad
de oportunidades y competencias y se conviertan en ejes centrales
de crecimiento de las universidades nacionales como la solución
de sus problemas de orden académico, administrativo, económico,
investigación, infraestructura, laboratorios, biblioteca y otros.
3.
Las universidades públicas, en aplicación de la Ley Universitaria, de-
ben diseñar sus políticas de desarrollo integral a fin de que la forma-
ción académica en el más alto nivel, la investigación científica y huma-
nística y la proyección y extensión universitaria, se orienten hacia la
producción, relación con el pueblo y su desarrollo regional y nacional.
4.
Las universidades públicas deben establecer alianzas estratégicas
con diversas instituciones de prestigio, dentro de la autonomía que
le confiere la ley, para enfrentar, organizar cruzadas y campañas
de lucha contra la corrupción, partiendo siempre del ejemplo que
debe surgir de las personas e instituciones que la propicien.
5.
Las organizaciones gremiales al interior de las universidades (do-
centes, estudiantes y administrativos) deben constituirse en ele-
mentos impulsores de una correcta y adecuada administración
y, en caso contrario, denunciar con veracidad ante las instancias
públicas (Contraloría, Defensoría del Pueblo, Comisión Nacional
Anticorrupción...) y ciudadanía, sin perjuicio a la autonomía uni-
versitaria, los actos de corrupción para su real erradicación.
93
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
6.
La Nueva Ley Universitaria deberá precisar con claridad respecto a
los actos de corrupción en los que pueden incurrir los docentes, ad-
ministrativos y estudiantes, cuya sentencia en actos probados sean
de sanción irrestricta tanto en lo administrativo como en lo judicial
y que no existan posibilidades de retorno amparados por los veri-
cuetos judiciales y extrajudiciales.
7.
El gobierno nacional debe respetar la remuneración del docente
universitario y homologar conforme señale el artículo 53 de la Ley
Universitaria N.° 23733. Su incumplimiento, como viene ocurrien-
do, posibilitará una mejor organización y cohesión de los estamen-
tos universitarios a nivel nacional para seguir en sus luchas de rei-
vindicación hasta conseguir sus objetivos.
8.
La docencia universitaria nacional está desacreditada porque sus
mejores y calificados docentes e investigadores, salvo contadas ex-
cepciones, ya no están en los claustros universitarios; por lo que la
nueva legislación y las autoridades universitarias actuales deben
propiciar su retorno.
9.
Las universidades nacionales deben constituir en los Órganos de
Control Institucional, una auditoría forense que sirva como herra-
mienta estratégica para combatir la corrupción y el fraude, me-
diante el uso de métodos y técnicas de investigación efectivas para
recabar evidencias y pruebas convincentes de los hechos delictivos
y que sirvan como pruebas instrumentales en los procesos inves-
tigativos de la universidad y del Poder Judicial, tendientes a lograr
una administración pública transparente.
94
Capítulo quinto
La corrupción en las universidades
¿un fenómeno social?
Un fenómeno corrosivo es la corrupción. Si bien, este parece ser parte
de la historia que cruza los hemisferios imaginarios, de igual manera,
sigue atravesando con desmesura todos los sectores de la dinámica so-
cial de los individuos. La corrupción, tal como ha sido definida por di-
versos y notables pensadores a través de distintas épocas; este tipo de
mal no ha variado tanto a no ser por los métodos que día a día cambian
generando un estado de permanente alerta que sin lugar a aspaviento
continúa su corrosivo y deleznable viaje hacia otros ámbitos del que-
hacer humano.
Un informe ciertamente preocupante es el emitido por el Banco In-
teramericano de Desarrollo, señalando con precisión sobre los nive-
les de afectación con que se encuentran diferentes países de la región
sudamericana. Además sobre los desafíos perennes y constantes, en-
contrándose en una difícil encrucijada, poniéndolos en una compleja
resolución de sus conflictos. En este mismo documento se señala que
los gobiernos se han visto obligados, por un lado, a adoptar medidas
tendientes a evitar la impunidad y castigar con severidad a los entes,
individuos o grupos responsables de los hechos de corrupción y por el
otro, a garantizar la continuidad de los grandes proyectos de infraes-
tructura, siendo estos cada vez de mayor envergadura para determi-
nados países, regiones y comunidades, estos proyectos si llegaran a
impedirse pondría en amenaza el falso desarrollo de la economía local.
Si bien este fenómeno de la corrupción solo se le asocia con los Es-
tados o entes del poder, este mismo no parece estar en escenarios uni-
versitarios, puesto que sus estudios han estado enfocados en su mayo-
ría a los ámbitos políticos, en el contexto universitario poco se conoce
de su incidencia y de sus alcances lo que ha retraído de manera gradual
95
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
en las teorías y la producción de conocimiento sobre esta materia; y
que se estuvieran dando desde otras miradas, enfocadas hacia otros
horizontes, y no hacia los predios universitarios que sí propalaban en
demasía y de manera constante sobre estas prácticas, se estaría con-
virtiendo en un desafiante acontecimiento de cuestionables razones
que si bien, por un lado, destina sus recursos hacia otros acomodos,
por el otro, genera retraso en la conducción de sus objetivos, planes,
entre otras metas de mayor importancia para el avance y la proyección
en la sociedad y de la nación.
En este aspecto, es siempre bueno señalar que las universidades e
institutos de educación superior no están exentas ni tampoco son aje-
nas a este fenómeno que afecta y erosiona los cimientos por los cuales
se han creado. Una realidad latente, aparte de cuestionada, es el in-
menso impacto que este fenómeno de la corrupción está acometiendo
en todos los sectores de la vida universitaria. Un sinfín de escenarios
son, hoy por hoy, los diversos contextos de acción por donde la corrup-
ción anda sin medir las consecuencias futuras, un incesante mal que
afecta las visiones y las misiones, medido desde la configuración alta-
mente corrosiva que pervierte con desenfrenada astucia los objetivos
filantrópicos de la universidad.
Un asunto revelador afirma que ya el fenómeno de la corrupción no
solo se circunscribe en escenarios considerados comunes. Estos mis-
mos contextos, no solo obedecen a ser cometidos por agentes o fun-
cionarios de algún organismo, sino que de igual manera ya están ocu-
pando las esferas no consideradas normalizadas por el canon delictivo
donde por lo general, se cometen este tipo de prácticas.
Un rasgo considerado normal en términos de delincuencia organi-
zada, puede ser el carácter que se ha venido dando en los sectores uni-
versitarios, y que ponen en permanente peligro las orientaciones que
han sido determinantes en su constitución como organización, que no
deja de estar a espaldas de una situación latente en cuanto a las pro-
pias eventualidades que suelen acarrear las universidades en países en
vías de desarrollo. Si bien, este parece ser un aspecto relevante, la si-
tuación de corrupción, de desvío de sus principales recursos lo demás
queda relegado a otros aspectos que no son tan notables como lo pue-
de ser la malversación de sus ingresos, en el caso de universidades que
perciben sus recursos mediante las políticas de un estado que también
incurre a acciones corruptivas.
96
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
Un abanico de hechos repudiables se pone en evidencia cuando las
acciones que son derivadas de un plan orquestado desde los principa-
les puestos de la administración universitaria dice mucho en torno a
una situación, que está recalando no solo en universidades conside-
radas inalterables, sino que este flagelo se ha dispersado hacia otras
instancias también educativas.
Una configuración altamente sugerente es lo relacionado con los
comportamientos que se han construido mediante los procesos de
normalización y que parecieran estar ofreciendo otros tipos de meca-
nismos de acción delictiva dentro de los espacios universitarios. Sin
que esta situación no fuera suficiente, la proliferación de acciones co-
rruptibles parecen determinar los rasgos que comúnmente se están to-
mando en cuenta como normales, la pena de observarlos desde planos
que atentan contra las buenas costumbres de una sociedad, generando
que estos procesos se tornen desde la mirada social como un hecho
cuyo proceso va adquiriendo una fisonomía propia, siendo aceptada y
legitimada por aquella sociedad que alguna vez la cuestionó.
En este sentido, la ausencia y la pérdida de legitimidad provocada
por el fenómeno de la corrupción conducen a un proceso desalentador
que aminora la confianza y la credibilidad puesta desde un principio
en la universidad, y que esta situación genere en sí misma una suerte
de resignación aunado a un proceso normal que ocurre y puede des-
embocar en percepciones poco favorables para la organización, lo que
pudiera provocar desánimo y la ausencia permanente de aspectos aso-
ciados a una sanción por parte de la sociedad en general.
Un hecho palpable se muestra con desmesurada fuerza cuando las
universidades tienden a ocultar las enormes contribuciones, aparte
de las asignaciones que le son dadas por concepto de la inversión que
destina el Estado, en algunas sociedades donde el aparato estatal tiene
el deber constitucional, normativo o legal de financiar la educación su-
perior, para cumplir con sus demandas. Muchos son los institutos que
desarrollan la capacidad para evadir estas obligaciones, y su deber tie-
ne que estar siempre enfocado a las incidencias desde diversos planos,
siempre en el cumplimiento de las asignaciones por las cuales le fueron
dadas desde un principio. En este sentido, es menester que, aparte de
estos requerimientos, de igual modo se responda en qué medida estas
acciones están siendo orientadas bajo esquemas de una tradición que
está fundamentada en ciertos principios que están creando un desvir-
97
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
tuado plan o método que alecciona las características plenas de un su-
jeto que no posee los requerimientos de la sociedad del respeto.
Las universidades, además deben cuestionarse a sí mismas, creando
una cultura de las interrogantes, sobre la incidencia que esta provoca
en su entorno, puesto que el fenómeno de la corrupción no solo tiene
que ver con dinero, con malversación de fondos, por desviación de sus
recursos hacia otros destinos, sino que también se manifiesta cuando
un profesor no asiste a sus clases, cuando incumple con el programa de
estudio, cuando un funcionario hace uso excesivo de su influencia para
cometer un acto que él mismo ha considerado como normal. Pero el fe-
nómeno no solo se debe considerar palpable, también este se hace vi-
sible cuando son los estudiantes los que lo generan. Un aspecto notorio
es cuando el estudiante crea las condiciones necesarias para reconocer
que algo no está correcto. Según Sañudo y Palifka:
Los estudiantes universitarios pueden contribuir a la calidad de la democracia
de su país en la medida en que se aprendan al distinguir cómo la corrupción se
instala en su práctica cotidiana, la combatan y se comprometan a estar atentos
a la honestidad de sus acciones y la veracidad de sus discursos28.
Sin que esto sea un acontecimiento al cual se deba considerar como
algo normal desde concepciones de índole natural, el fenómeno de la
corrupción se instala y se hace nido desde los más inocentes actos que
el individuo es capaz de realizar. La situación actual de las universida-
des en nuestro continente se hace eco de esta realidad, que más que
una circunstancia normal tal como se le considera en la actualidad dice
mucho de lo que es el ciudadano. Una creciente demanda de actos co-
rruptibles azota con desmesurada fuerza los pasillos y las aulas uni-
versitarias, como consecuencia de una sociedad en plena decadencia,
una sociedad que ha extraviado su rumbo y con él sus objetivos que
radican fundamentalmente en la transformación del individuo y con él
de la sociedad en general.
28
Sañudo y Palifka. “Corrupción académica y su influencia en la democracia”, cit.
98
Bibliografía
Acuña Medina, Doris Isabel; Carmen Romero Zúñiga y Danny López Juvinao. “Siste-
ma integral de gestión de calidad en la Universidad de la Guajira, Colombia”, en Te-
los: Revista de Estudios Interdisciplinarios en Ciencias Sociales, vol. 18, n.° 3, 2016, pp.
474 a 491, disponible en [https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=99346931008 ].
Arellano, David. “Corrupción como proceso organizacional: comprendiendo la lógi-
ca de la desnormalización de la corrupción”, en Contaduría y Administración, vol.
62, n.° 3, 2017, pp. 810 a 826.
Argandoña, Antonio. La corrupción y las empresas, España, iese Businnes School,
Universidad de Navarra, 2007, disponible en [https://media.iese.edu/research/
pdfs/OP-07-21.pdf ].
Aznar Fernández-Montesinos, Federico y Sebastián Puig Soler. “La corrupción y
seguridad internacional”, en Cuadernos de Estrategia, n.° 174, 2015, pp. 143 a 184,
disponible en [https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5255540 ].
Cárdenas Denham, Sergio. Obstáculos para la calidad y la equidad: La corrupción en
los sistemas educativos, México, Centro de Investigación y Docencia Económicas,
2010, disponible en [http://repositorio-digital.cide.edu/handle/11651/1000 ].
Castro Martínez, Jesús Alejandro; Celia Marta Riera Vázquez e Idalsis Fabré
Machado. “La corrupción administrativa: Un acercamiento a la definición”, en In-
fodir (Revista de Información para la Dirección en Salud), n.° 28, 2019, pp. 134
a 146, disponible en
[https://www.medigraphic.com/pdfs/infodir/ifd-2019/
ifd1928m.pdf ].
Cortés Cortés, Manuel A.; Ricardo A. Estrada García y Germán Sergio Monroy
Alvarado. Corrupción, ética y administración. 2003, disponible en [https://ziladoc.
com/download/corrupcion-etica-y-administracion_pdf].
Cuenca, Ricardo. La educación universitaria en el Perú. Democracia, expansión y des-
igualdades, Lima, Instituto de Estudios Peruanos, 2015.
99
Crisis y corrupción en la gestión de las universidades nacionales latinoamericanas...
De Michele, Roberto; Joan Prats e Isaías Losada Revol. Efectos de la corrupción en los
contratos de asociaciones público - privada: Consecuencias de un enfoque de tolerancia
cero, Banco Interamericano de Desarrollo,
2018, disponible en [http://www.
ampres.com.mx/assets/efectos-de-la-corrupcion-en-los--contratos-de-asociaciones-
p%C3%BAblico-privadas-consecuencias-de-un-enfoque-de-tolerancia-cero.pdf ].
Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales. ¿Cómo podemos prevenir la
corrupción? Una propuesta para identificar posibles tipologías que deriven en actos
de corrupción. Bogotá, Colombia, Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el
Delito, 2018, disponible en [https://www.unodc.org/documents/colombia/2018/
Julio/COMO_PODEMOS_PREVENIR_LA_CORRUPCION.pdf ].
Díaz Ortega, Sara Melissa y Paola Esther Pérez Peña. “La auditoría forense:
Metodología y herramientas aplicadas en la detección de delitos económicos en
el sector empresarial de la ciudad de Cartagena” (tesis de licenciatura), Cartagena
de Indias, Colombia, Universidad de Cartagena, 2015, disponible en [https://
repositorio.unicartagena.edu.co/handle/11227/2201 ].
Donayre Rodríguez, Jesús. “Corrupción en el sector público: vínculo con el desarro-
llo económico y social”, en InnovaG, n.° 1, 2017, pp. 29 a 32, disponible en [http://
revistas.pucp.edu.pe/index.php/innovag/article/view/18761 ].
Epiquien Garro, Mariana. “La corrupción en el Perú: Características, causas, con-
secuencias y alternativas de solución” (tesis de pregrado), Cajamarca, Perú, Uni-
versidad Nacional de Cajamarca, 2019, disponible en [http://repositorio.unc.edu.
pe/handle/UNC/3376 ].
Federación Internacional de Contadores. La profesión contable: Lucha contra el
fraude y la corrupción, 2014, disponible en [http://www.consejosalta.org.ar/wp-
content/uploads/Carta-IFAC-al-Papa.pdf ].
Ferreyros Corcuera, Jorge Enrique. “La auditoría forense como herramienta
preventiva y de investigación para combatir el fraude y la corrupción financiera
pública en el Perú” (tesis de licenciatura), Lima, Universidad Inca Garcilaso de la Vega,
2019, disponible en [http://repositorio.uigv.edu.pe/handle/20.500.11818/4660 ].
González Hernández, Isidro Jesús y Rafael Granillo Macías. “Estrategias de cre-
cimiento en una recesión económica”, en Ingenio y conciencia boletín científico
de la Escuela Superior Ciudad Sahagún, vol. 5, n.° 9, 2018, disponible en [https://
repository.uaeh.edu.mx/revistas/index.php/sahagun/article/view/2906/2931 ].
Mendoza Camacho, Jesús Alfredo; Martín León Santiesteban y Rosa María Lizá-
rraga Durán. “La corrupción como límite para la competitividad de municipios
en Sinaloa, México”, en Revista de Investigación Latinoamericana en Competitivi-
dad, año 1, n.° 2, 2019, pp. 1 a 12, disponible en [https://www.eumed.net/rev/
rilco/02/corrupcion.html ].
100
Julio Gómez Méndez y Delma Reynoso Canicani
Naessens, Hilda. “Ética pública y transparencia”, en xiv Encuentro de Latinoame-
ricanistas Españoles: congreso internacional, Santiago de Compostela, España,
septiembre de 2010, pp. 2.113 a 2.130, disponible en [https://halshs.archives-
ouvertes.fr/halshs-00531532/document ].
Noriega Pinner, Rocío y Ledda Macera. “Corrupción, las dos caras de la moneda. El
problema cuando solo vemos una: Los casos de Argentina, Chile, México y Perú”,
en Lucha contra la corrupción: Investigación e innovación en América Latina, Qui-
to, Ecuador, Grupo faro y Espacio Público, 2019.
Sañudo, Martha y Bonnie J. Palifka. “Corrupción académica y su influencia en la
democracia”, en Veritas, n.° 41, 2018, pp. 21 a 37, disponible en [https://www.
redalyc.org/articulo.oa?id=291157943002 ].
Soriano Díaz, Ramón Luis. “La corrupción política: tipos, causas y remedios”, en
Anales de la Cátedra Francisco Suárez, n.° 45, 2011, pp. 382 a 402, disponible en
[https://revistaseug.ugr.es/index.php/acfs/article/view/538/628 ].
Soto, Raimundo. “La corrupción desde una perspectiva económica”, en Estudios Pú-
blicos, n.° 89, 2003, pp. 23 a 62, disponible en [https://www.flacsoandes.edu.ec/
sites/default/files/agora/files/1275931953.raimundo_soto.pdf ].
Sour Vargas, Laura. “Gobierno electrónico y corrupción en México (2005-2010)”, en
Revista Innovar, vol. 27, n.° 66, 2017, pp. 123 a 136, disponible en [http://www.
scielo.org.co/pdf/inno/v27n66/0121-5051-inno-27-66-00123.pdf ].
Tapia Tovar, Evangelina; Olivia Sánchez García y Sergio Jacinto Alejo López.
“Percepción de la corrupción académica entre estudiantes universitarios.
Mitos y realidades”, en vi Congreso Nacional de Ciencias Sociales, San Luis
Potosí, México, marzo de
2018, disponible en
[https://www.researchgate.
net/profile/Evangelina_Tapia/publication/327120582_Percepcion_de_la_
corrupcion_academica_entre_estudiantes_universitarios_Mitos_y_realidades/
links/5b7b134f92851c1e1223b303/Percepcion-de-la-corrupcion-academica-
entre-estudiantes-universitarios-Mitos-y-realidades.pdf].
101
Los autores
Julio Gómez Méndez
julgomez762@gmail.com
Contador público; Magíster en Contabilidad, mención en Contabilidad en la Uni-
versidad Nacional Mayor de San Marcos; Maestro en Gestión Pública en la Uni-
versidad San Martín de Porres; Doctor en Contabilidad en la Universidad Nacio-
nal Federico Villarreal. Profesor de la maestría en Ciencias Económicas, mención
Contabilidad y Finanzas, profesor de la maestría en Auditoría, mención Auditoria
Integral; Profesor principal nombrado a dedicación exclusiva, adscrito al Depar-
tamento Académico de Ciencias Económicas y Administrativas de la Facultad de
Ciencias Económicas, Administrativas y Contables de la Universidad Nacional de
San Cristóbal de Huamanga.
Delma Diana Reynoso Canicani
d.reinosocanicani@outlook.com
Doctora en Educación con mención en Gestión y Ciencias de la Educación por la
Universida San Pedro. Ejerce la docencia universitaria en la Universidad Nacional
José María Arguedas.
103
Editado por el Instituto Latinoamericano de Altos Estudios -ilae-,
en diciembre de 2020
Se compuso en caracteres Cambria de 12 y 9 ptos.
Bogotá, Colombia