Descentralización de
programas de complementación
alimentaria y disminución de
la pobreza de sus usuarios en
instituciones gubernamentales
INSTITUTO
LATINOAMERICANO
DE ALTOS ESTUDIOS
Julio César Luján Minaya [juliocesarlujan124@gmail.com ]
Licenciado en Administración de Empresas; Doctor en
Administración; PhD en Marketing en American Andragogy
University (ee. uu.). En la actualidad es docente en la
Universidad José Carlos Mariátegui Moquegua y docente
invitado en las escuelas de posgrado en maestría y doctorado de
la Universidad Alas Peruanas, Universidad Inca Garcilaso de la
Vega y Universidad José Carlos Mariátegui.
Rocío Cahuana Lipa [rocio.cahuana.lipa@gmail.com ]
Magíster en Economía por la Universidad Alas Peruanas;
Licenciada en Nutrición Humana por la Universidad Nacional
del Altiplano.
Julio César Machaca Mamani [machaca.mamani.julio@gmail.com ]
Maestro en Economía con mención en Política y Gerencia Social
por la Universidad Alas Peruanas; Maestro en Economía por la
Universidad Alas Peruanas; Licenciado en Administración por
la Universidad Nacional del Altiplano. Es director de estudios
de la Escuela Profesional de Administración de Empresas de la
Universidad Nacional José María Arguedas.
Descentralización de
programas de complementación
alimentaria y disminución de
la pobreza de sus usuarios en
instituciones gubernamentales
Julio César Luján Minaya
Rocío Cahuana Lipa
Julio César Machaca Mamani
INSTITUTO
LATINOAMERICANO
DE ALTOS ESTUDIOS
Queda prohíbida la reproducción por cualquier medio
físico o digital de toda o una parte de esta obra
sin permiso expreso del Instituto Latinoamericano
de Altos Estudios -ILAE-.
Publicación sometida a evaluación de pares académicos
(Peer Review Double Blinded).
Esta publicación está bajo la licencia Creative Commons
Reconocimiento - NoComercial - SinObraDerivada 3.0 Unported License.
isbn
978-958-53535-4-1
©
Julio César Luján Minaya / Rocío Cahuana Lipa /
Julio César Machaca Mamani, 2021
©
Instituto Latinoamericano de Altos Estudios -ilae-, 2021
Derechos patrimoniales exclusivos de publicación y distribución de la obra
Cra. 18 # 39A-46, Teusquillo, Bogotá, Colombia
pbx: (571) 232-3705, fax (571) 323 2181
www.ilae.edu.co
Diseño de carátula y composición: Harold Rodríguez Alba
Edición electrónica: Editorial Milla Ltda. (571) 702 1144
editorialmilla@telmex.net.co
Editado en Colombia
Published in Colombia
 ·
[5]
Contenido
Introducción
11
Capítulo primero
Principios teóricos de la descentralización de
programas de complementación alimentaria y
disminución de la pobreza
13
i.
Políticas sociales para la descentralización
de programas de complementación alimentaria
14
ii. Modelos de programas de alimentación complementaria
15
iii. Modelos teóricos de pobreza
16
Capítulo segundo
Bases conceptuales sobre descentralización de
programas de complementación alimentaria
23
i.
Nociones sobre descentralización
23
ii. Nociones sobre programas de complementación
alimentaria
25
iii. Dimensiones de gestión descentralizada
de programas de complementación alimentaria
26
iv. Indicadores de la gestión descentralizada
de programas de complementación alimentaria
28
Capítulo tercero
Delimitaciones conceptuales sobre
disminución de la pobreza
31
i.
Nociones de pobreza
31
ii. Dimensiones de la pobreza
33
iii. Indicadores de pobreza
35
iv. Factores de pobreza
36
v. Estrategias para la disminución de la pobreza
37
[6]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
Capítulo cuarto
Gestión descentralizada del Programa
de Complementación Alimentaria y Pobreza de los
beneficiarios del municipio provincial
de Andahuaylas, Apurímac - Perú
39
i.
Objetivos
40
ii. Hipótesis
41
iii. Tipo de investigación
42
iv. Nivel de investigación
42
v. Métodos de investigación
43
vi. Diseño de investigación
43
vii. Sistema de variables
44
viii. Población
47
ix. Muestra
47
x. Técnica de recolección de datos
49
xi. Instrumento de recolección de datos
49
xii. Validez y confiabilidad
49
xiii. Procesamiento y análisis de datos
51
xiv. Prueba de hipótesis estadística y correlación
de las variables del estudio
63
xv. Discusión de resultados
70
Conclusiones
76
Recomendaciones
76
Capítulo quinto
Repercusión de la descentralización
de la complementación alimentaria
sobre la disminución de la pobreza
79
BIBLIOGRAFÍA
81
[7]
índice de tablas
Tabla 1.
Operacionalización de las variables
46
Tabla 2.
Población usuaria del programa
47
Tabla 3.
Cédula de instrumentación para la variable 1
50
Tabla 4.
Cédula de instrumentación para la variable 2
51
Tabla 5.
Valoración de expertos
52
Tabla 6.
Fiabilidad según Kuder Richardson
53
Tabla 7.
Resumen del procesamiento de datos
53
Tabla 8.
Género de los usuarios
54
Tabla 9.
Tabulación cruzada del género y la gestión
del programa social
54
Tabla 10.
Tabulación cruzada del género y la discriminación de la
pobreza
55
Tabla 11.
Estadísticas descriptivas, variable uno
56
Tabla 12.
Estadísticas descriptivas, variable dos
56
Tabla 13.
Identificación y registro de usuarios del programa social
57
Tabla 14.
Valoración de la identificación y registro de usuarios por
género
57
Tabla 15.
Programación de alimentos del programa social
58
Tabla 16.
Valoración de la programación de alimentos por género
58
Tabla 17.
Ejecución del programa social
59
Tabla 18.
Valoración de la ejecución del programa social por género
59
Tabla 19.
Seguimiento y valoración de la gestión del programa social
60
Tabla 20.
Seguimiento y valoración de la gestión del programa social
por género
60
Tabla 21.
Valoración del presupuesto del programa social
61
Tabla 22.
Valoración del presupuesto del programa social por género
61
Tabla 23.
Resultante de la normalidad de datos
63
Tabla 24.
Significación y correlación de las variables generales a
través del chi-cuadrado
64
Tabla 25.
Intensidad de las variables generales del estudio
64
Tabla 26.
Significación y correlación de la identificación y la pobreza
65
Tabla 27.
Intensidad de relación entre la identificación y la pobreza
65
Tabla 28.
Significación y correlación de la programación de
alimentos y la pobreza
66
Tabla 29.
Intensidad de relación entre la programación de alimentos
y la pobreza
67
Tabla 30.
Significación y correlación de la ejecución del programa y
la pobreza
67
[8]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
Tabla 31.
Intensidad de relación entre la ejecución del programa y la
pobreza
68
Tabla 32. Significación y correlación del seguimiento y valoración de
la pobreza
68
Tabla 33. Intensidad de relación del seguimiento y valoración y la
pobreza
69
Tabla 34. Significación y correlación del presupuesto y la pobreza
70
Tabla 35. Intensidad de relación entre el presupuesto y la pobreza
70
[9]
índice de figuras
Figura 1.
Esquematización del diseño de investigación y las variables
44
Figura 2. Encuestados por género
54
Figura 3. Gestión del programa social
56
Figura 4. Disminución de la pobreza
57
Figura 5. Identificación y registro de usuarios
58
Figura 6. Programación de alimentos
59
Figura 7.
Ejecución del programa social
60
Figura 8. Seguimiento y valoración de la gestión
61
Figura 9. Presupuesto del programa social
62
[11]
Introducción
A lo largo del tiempo, la distribución centralizada de los servicios que
mantiene una nación provoca a su vez la centralización de sus progra-
mas sociales y con ello un desequilibrio de los beneficios que puede
obtener un ciudadano, lo que generará diferentes carencias dentro de
una sociedad y por ende, traerá consigo consecuencias perjudiciales
para la población, como el retraso en el desarrollo del país y el proble-
ma nacional de la pobreza, siendo una de las problemáticas con mayor
repercusión sobre los habitantes de un determinado espacio geográfico.
De esta manera, Abramo, Cecchini y Morales precisan que para
lograr superar la problemática de la pobreza y reducir la desigualdad
social, es necesario poner en práctica un plan de desarrollo que enfren-
te de manera simultánea el doble desafío de inclusión en el sector social
y laboral, indicando que:
Para avanzar hacia crecientes niveles de inclusión y parti-
cipación en los beneficios del desarrollo y en el ejercicio de
los derechos, es necesario al menos lograr niveles básicos
de bienestar mediante la garantía de un ingreso básico y el
acceso universal a servicios sociales de calidad y a oportu-
nidades de trabajo decente1.
Al considerar este argumento, se comprende que para hacer frente a
dicha problemática es necesario el planteamiento estratégico de progra-
mas que abarquen el bienestar ciudadano desde una perspectiva tanto
social como laboral. Cabe resaltar que es necesario que estas medidas se
realicen de manera descentralizada para beneficiar a todas las regiones
que componen un país, por lo que es importante que estos programas
incluyan beneficios sobre todos los servicios y necesidades que mantie-
ne una sociedad, entre ellos, la alimentación, principio básico para la
supervivencia del ser humano.
1
Laís Abramo, Simone Cecchini y Beatriz Morales. Programas socia-
les, superación de la pobreza e inclusión laboral: aprendizajes desde Améri-
ca Latina y el Caribe, Santiago de Chile, Naciones Unidas, 2019, p. 15.
[12]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
Por otro lado, Mancilla y Molina2 indican que la alimentación a pesar de
ser considerada un derecho al que todo ciudadano debe acceder, dada la situa-
ción actual, es de gran preocupación, pues el consumo de alimentos con mayor
valor nutricional suelen ser en ciertos casos los más costosos, lo que convierte a
esta necesidad básica en un lujo, donde son los grupos sociales más favorecidos
los que tienen acceso a una alimentación adecuada, a diferencia de los sectores
poblacionales de bajos recursos, cuya economía no resulta suficiente para ob-
tener un nivel de alimentación aceptable, por lo que su organismo no recibe las
vitaminas y minerales necesarias para un nivel nutricional excelente.
Bajo esta premisa, se comprende que para poder contar con una alimenta-
ción de calidad, es necesario tener un nivel económico acorde a los costos que
mantienen estos niveles alimenticios, motivo por el que los sectores más pobres
no acceden a este derecho. Debido a la situación descrita es que los Gobiernos a
nivel mundial deciden crear programas sociales que beneficien a los grupos so-
cioeconómicos menos favorecidos, para poder brindarles una alimentación com-
plementaria y así descentralizar este derecho que todo ciudadano debe obtener.
2
Lorena Patricia Mancilla López y Gloria Molina Marín.
“Algunos
planteamientos teóricos frente a los programas de transferencias condicionadas
y el derecho a la alimentación”, en Hacia la Promoción de la Salud, vol. 23, n.° 2,
2018, pp. 137 a 151, disponible en [https://revistasojs.ucaldas.edu.co/index.php/
hacialapromociondelasalud/article/view/3609 ].
[13]
Capítulo primero
Principios teóricos de la descentralización
de programas de complementación
alimentaria y disminución de la pobreza
La alimentación es uno de los derechos fundamentales que debe tener
todo ciudadano dentro de una nación, considerando que es un prin-
cipio básico para la supervivencia y el desarrollo de todo ser humano,
por lo que es imperativo que cada persona tenga acceso a este dere-
cho, por ello, cada Gobierno, bajo sus diversas instituciones, necesita
tomar las políticas pertinentes para lograr el mayor alcance a nivel
geográfico y, de esta manera, cubrir a todos los sectores socioeconó-
micos, en particular a los menos favorecidos, por lo que es importante
la implementación de programas sociales descentralizados para tener
un mayor alcance y acceso. Para Suárez,
una de las características principales de las políticas socia-
les de alimentación fue la focalización en las comunidades
de los individuos con mayor grado de vulnerabilidad, con
[14]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
la intención de satisfacer sus necesidades de vitaminas y
minerales3.
Se debe recordar que la pobreza es una de las problemáticas con mayor
impacto dentro de una sociedad, considerando que esta impide tener
acceso a los servicios básicos como salud, educación y alimentación o,
en su debido caso, una deficiencia o escasez de estos servicios, siendo
la pobreza un elemento latente que impide el desarrollo de los indivi-
duos y del país, es así como corresponde a todo Gobierno una gestión
descentralizada que permita hacer frente a esta compleja problemática.
I. Políticas sociales para la descentralización
de programas de complementación
alimentaria
Llevar a cabo una alimentación de calidad debe considerarse un de-
recho al que todo ciudadano pueda tener acceso; sin embargo, solo
un sector privilegiado lo logra a plenitud, por lo que es necesario la
implementación de políticas sociales para que la alimentación pueda
distribuirse de manera equilibrada y adecuada para todos los ciuda-
danos, por ello, se plantean programas sociales de complementación
alimentaria a lo largo de un territorio o país. De acuerdo con Abra-
mo, Cecchini y Morales, quienes indican que:
Los programas de compras públicas de alimentos y pro-
ductos a la agricultura familiar ocupan un lugar importan-
te en la agenda de la región, no solo por sus repercusiones
en la alimentación escolar y familiar, sino también por su
contribución al fomento de la producción entre las familias
rurales, la transformación y apertura de los mercados in-
ternos y la búsqueda de un desarrollo sostenible4.
3
María del Carmen Suárez Solana. “Significado externo de ‘alimenta-
ción correcta’ en México”, en Salud Colectiva, vol. 12, n.° 4, 2016, disponible
en [http://revistas.unla.edu.ar/saludcolectiva/article/view/1103 ], p. 585.
4
Abramo, Cecchini y Morales. Programas sociales, superación de la po-
breza e inclusión laboral: aprendizajes desde América Latina y el Caribe,
cit., p. 159.
[15]
Principios teóricos de la descentralización de programas de complementación...
Al tener en cuenta esta premisa, se deduce que todo Gobierno debe
tener como parte de su agenda política el desarrollo de programas so-
ciales de compras públicas de alimentos, este hecho debe repercutir a
nivel escolar, familiar y social, dado que contribuye a la alimentación
de las familias y al desarrollo sostenible de las comunidades, así como
también influye en la economía y la producción de ciertas regiones.
Por otro lado, Romero, Riva y Benites5 indican que la alimenta-
ción corresponde un factor fundamental para el desarrollo cognitivo
de todas las personas, por lo que se debe asegurar que el detrimento
de dicho factor no contribuya a la reproducción de la pobreza, de esta
manera, esta es una de las tareas más importante a las que se debe en-
frentar todo Gobierno. Así mismo, desde una perspectiva de derechos,
es necesario establecer una alimentación adecuada para que todos los
ciudadanos puedan desarrollarse con libertad y tener un bienestar en
su calidad de vida. Además, es importante considerar factores como
la incorporación de los productos y las características sociales y geo-
gráficas a las que pertenecen los ciudadanos, lo que permitirá tener en
cuenta la accesibilidad y el nivel de involucramiento de las personas
para poder realizar una implementación adecuada de los programas
de alimentación.
II. Modelos de programas de alimentación
complementaria
Para llevar a cabo una alimentación adecuada a todos los sectores
socioeconómicos, es necesaria la implementación de programas so-
ciales. De acuerdo con Pereira6, existe un modelo de alimentación
saludable, el cual se encuentra ligado a un discurso sobre el cuerpo y
la salud, según la industria de alimentos, medios de comunicación y
5
Guiselle Romero Lora, Mavi Riva Castañeda y Sara Benites Or-
jeda. Crónica de una reforma desconocida: experiencia de implementación
del Programa Nacional de Alimentación Escolar Qali Warma, Lima, Ins-
tituto de Estudios Peruanos, 2016, disponible en [https://repositorio.iep.
org.pe/handle/IEP/819].
6
Pablo Gerardo Pereira Álvarez. “Construcción del modelo de
alimentación saludable y su implicancia en la configuración de la
subjetividad de la infancia y la familia”, en Demetra: Alimentación, Nutrición
y Salud, vol. 13, n.° 2, 2018, pp. 341 a 361, disponible en [https://www.e-
publicacoes.uerj.br/index.php/demetra/article/view/33244/25607 ].
[16]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
aceptación social. Este modelo se encuentra dentro de los estándares
de belleza ligados a una supuesta salud, donde la alimentación corres-
ponde a un elemento de consumo.
Por otro lado, Calderón et al. indican que los programas sociales
alimentarios responden a una estrategia para el desarrollo nutricional
de la población, por lo que se propone un modelo de programa social
basado en la cultura alimentaria, donde se promueve la seguridad ali-
mentaria de la población y el conocimiento de este concepto es un ele-
mento fundamental para la planificación de un programa social que
permita mejorar la nutrición de una población determinada. En ese
sentido, señalan que:
El conocimiento preciso acerca de la cultura alimentaria
y los patrones de consumo de las familias de la región del
estudio es determinante para identificar los factores que
permitan mejorar la salud nutricional de la población; las
estrategias y los programas pueden diseñarse según estos
factores para mejorar su efectividad7.
Así, se determina que para la creación de un programa de alimenta-
ción complementaria es necesario clasificar a la población objetiva a
la este que va dirigido, además de determinar la cultura alimentaria a
implementar y el entorno donde se desarrollará el programa para pre-
cisar el tipo de alimentación que sea más adecuado según el territorio.
III. Modelos teóricos de pobreza
La pobreza está considerada de acuerdo con diferentes elementos, por
lo que al ser una de las problemáticas más importantes por las que
atraviesa una sociedad, debe ser enfrentada dese un determinado mo-
delo. Es así que se presentan cinco modelos teóricos de pobreza.
7
María Elena Calderón Martínez, O. Rey Taboada Gaytán, Adrián
Argumedo Macías, Enrique Ortiz Torres, P. Antonio López y Car-
men Jacinto Hernández. “Cultura alimentaria: clave para el diseño de
estrategias de mejoramiento nutricional de poblaciones rurales”, en Agri-
cultura, Sociedad y Desarrollo, vol. 14, n.° 2, 2017, disponible en [https://
www.redalyc.org/pdf/3605/360552092008.pdf ], p. 319.
[17]
Principios teóricos de la descentralización de programas de complementación...
A. Necesidades insatisfechas
Para medir la pobreza, este modelo se basa en la manera cómo se cu-
bren las necesidades básicas. Así, Gallegos indica que la pobreza se
mide tomando como referencia el nivel de consumo y también el ni-
vel de capacidad adquisitiva que tiene un ciudadano, por lo que este
modelo plantea las necesidades básicas insatisfechas -nbi-, donde se
establecen parámetros que exponen las carencias en cuanto a servicios
y bienes, y “se utiliza el indicador de nbi como un índice de la pobreza
que contempla privaciones referentes a capacidad económica, acceso
a educación básica, acceso a vivienda, acceso a servicios básicos y ha-
cinamiento”8.
Así mismo, se sostiene que la pobreza repercute en las oportuni-
dades de crecimiento y en el nivel de ingresos que puede lograr una
familia o comunidad, lo que genera una brecha social, aumentando los
niveles de pobreza. De igual manera, Gallegos señala que las nbi son:
Un método directo de medición de pobreza en el que se
eligen indicadores censales con el fin de constatar si los
hogares satisfacen sus necesidades principales, para poste-
riormente realizar mapas de pobreza que ubican las caren-
cias geográficamente. Por otra parte, haciendo referencia
a las necesidades que cada individuo debe satisfacer para
considerarse pobre o no-pobre9.
De esta manera, se entiende que la medición de pobreza de acuerdo
con este modelo distingue el nivel de satisfacción o insatisfacción que
tienen los ciudadanos sobre el cubrimiento de sus necesidades básicas
para ser considerado como alguien pobre o no pobre.
8
Ana Paula Gallegos Irigoyen. “Análisis de la pobreza por necesidades
básicas insatisfechas en el Ecuador durante el periodo 2008-2015” (tesis
de pregrado), Quito, Universidad de los Hemisferios, 2017, disponible en
[http://dspace.uhemisferios.edu.ec:8080/jspui/handle/123456789/652], p. 1.
9
Ibíd., p. 17.
[18]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
Por otro lado, Jara y Sacoto10 distinguen que el modelo de las nbi
tiene en cuenta ciertas medidas que no están reflejadas en el ingreso
adquisitivo de una persona. De la misma manera, de acuerdo con los
cinco elementos en los que se basa, se determina que la capacidad
económica se refiere a los años de estudio que tiene el jefe de la fami-
lia y a la relación que existe entre las personas que perciben ingresos
y las que dependen de estos actores dentro del desenvolvimiento de
un hogar. Respecto al acceso a la educación, se basa en la frecuencia
de asistencia que tienen los niños de una familia a una institución
educativa. Como tercer elemento está el acceso a vivienda, que hace
referencia al material del piso y paredes del domicilio, mientras que,
respecto al acceso de servicios básicos, se determina de acuerdo con
la disponibilidad de agua y servicio higiénico que puede contar un
domicilio; por último, se encuentra el elemento de hacinamiento, el
cual se determina de acuerdo con la cantidad de personas que se en-
cuentran por dormitorio dentro de una casa.
Desde estas premisas, el presente modelo determina el nivel de
pobreza caracterizado a partir del nivel adquisitivo de los jefes de fa-
milia, así como de la educación que tuvieron y la que desarrollan los
niños, y las características (materiales y servicios) que mantiene la vi-
vienda de una determinada familia.
B. Enfoque de pobreza monetaria
Para medir los niveles de pobreza en una población, este modelo se
basa en el nivel de pobreza monetaria de una determinada familia o
población. Para Huaquisto, el modelo de pobreza monetaria hace
referencia a aquellas familias o sectores cuyo gasto per cápita genera
una insuficiencia para la adquisición de necesidades como alimentos
y servicios, tales como vivienda, vestimenta, educación, salud, trans-
porte u otros. Así mismo, indica que:
La medición de la pobreza monetaria utiliza el gasto como
indicador de bienestar, el cual está compuesto no solo por
10
Nancy Thalya Jara Jara y María Estefanía Sacoto Romo. “Propues-
ta para medir la pobreza en las ciudades de Quito, Guayaquil y Cuenca,
en el año 2018, a través del método de Necesidades Básicas Insatisfechas
(nbi)” (tesis de pregrado), Cuenca, Ecuador, Universidad del Azuay, 2020,
disponible en [http://dspace.uazuay.edu.ec/handle/datos/9746 ].
[19]
Principios teóricos de la descentralización de programas de complementación...
las compras, sino también por el autoconsumo, el autosu-
ministro, los pagos en especies, las transferencias de otros
hogares y las donaciones públicas11.
En este sentido, el autor expone que, de acuerdo con el enfoque de po-
breza monetaria, se considera a todas las personas que residen dentro
de un hogar, donde su nivel de gasto no llega a cubrir todas las necesi-
dades que se tienen dentro de la familia. Por otro lado, para Mamani,
la pobreza monetaria se determina como la insuficiencia de recursos
adquisitivos o monetarios para poder adquirir una canasta básica fa-
miliar, donde el indicador es el gasto per cápita, pues se traza la línea
de pobreza para un consumo total y pobreza extrema para el caso de
no poder cubrir la alimentación. De igual foma, indica que:
La tasa de pobreza monetaria es comúnmente el indicador
que hace referencia al nivel de vida de la población, esta
refleja la capacidad de un hogar para afrontar las exigen-
cias mínimas para vivir, en este sentido, el indicador que se
utiliza es el gasto per cápita del hogar12.
Es así que, se concluye que el método de pobreza monetaria para me-
dir los niveles de pobreza, consideran elementos como la capacidad
de adquisición de la canasta básica y la capacidad para cubrir los ser-
vicios básicos de una familia, como educación, vivienda, entre otros.
C. Enfoque de múltiples dimensiones
Según Gutiérrez, Cortés y Montaña, la pobreza de múltiples di-
mensiones o también denominada multidimensional establece sus ni-
veles de acuerdo con cinco condiciones: “condiciones educativas del
11
River Huaquisto Ramos. “Inversión pública y pobreza monetaria en el
departamento de Puno: periodo 2004-2015” (tesis de pregrado), Puno,
Perú, Universidad Nacional del Altiplano, 2018, disponible en [http://
repositorio.unap.edu.pe/handle/UNAP/7376], p. 23.
12
Julio Adrián Mamani Mamani. “Influencia del subempleo y desem-
pleo en la pobreza monetaria de la población urbana de Tacna, periodo
2012-2018” (tesis de pregrado), Tacna, Perú, Universidad Nacional Jorge
Basadre Grohmann, 2019, disponible en [http://tesis.unjbg.edu.pe/handle/
UNJBG/3858], p. 30.
[20]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
hogar; condiciones de la niñez y la juventud; trabajo; salud, y condi-
ciones de la vivienda y acceso a servicios públicos”13. En este sentido,
se señala que de no alcanzarse al menos la tercera parte de estas con-
diciones, se considerarían a todos los miembros de la familia en una
situación de pobreza multidimensional. Así mismo, se indica que a
estos factores se agrega el factor del espacio geográfico.
Por otro lado, González y Santos distinguen que el modelo mul-
tidimensional de pobreza hace referencia a una forma de medición
que contrasta el nivel de pobreza de acuerdo con el nivel de ingresos,
así como el poder de acceso adquisitivo que garantizaría la satisfac-
ción de las necesidades básicas de una canasta familiar. Además, seña-
lan que el índice de pobreza multidimensional presenta una medición
superadora de las mediciones anteriores, pues:
a) Combina el indicador de privación monetaria con otros
indicadores de privaciones no-monetarias de relevancia,
b) A diferencia de los indicadores nbi, cuyos umbrales han
quedado algo obsoletos, el ipm-la utiliza umbrales actuali-
zados y relevantes para el contexto socioeconómico actual
de la Argentina, c) Utiliza una medida de agregación que es
axiomáticamente preferible a la tasa de incidencia, puesto
que incorpora sensibilidad a la intensidad de la pobreza14.
Por tanto, se determina que el enfoque del método de pobreza mul-
tidimensional hace referencia al cumplimiento de sus diferentes ele-
mentos, donde según este cumplimiento de factores, se concluye el
nivel de pobreza o extrema pobreza de una familia.
13
Julián Alberto Gutiérrez López, Nicolás Cortés Wilches y Carlos
Javier Montaña Londoño. “La pobreza multidimensional y su relación
con el espacio: caso de estudio para Colombia”, en Revista Visión Conta-
ble, n.° 21, 2020, disponible en [https://publicaciones.unaula.edu.co/index.
php/VisionContable/article/view/733 ], p. 81.
14
Fernando Antonio Ignacio González y María Emma Santos. “Las
múltiples dimensiones de la pobreza: posadas en el contexto de la Argenti-
na urbana”, en Visión del Futuro, vol. 22, n.° 2, 2018, disponible en [https://
ri.conicet.gov.ar/handle/11336/91744 ], p. 120.
[21]
Principios teóricos de la descentralización de programas de complementación...
D. Enfoque de pobreza subjetiva
Para Pinzón, el modelo de pobreza subjetiva hace referencia a la per-
cepción que tienen los individuos y los hogares respecto al estado de
bienestar y cotidianidad, donde aun cuando los ingresos familiares
superan el mínimo para la subsistencia de una familia, de todas mane-
ras el nivel adquisitivo es menor de lo necesario para ser considerado
pobre. Así mismo, indica que:
Es el grado de insatisfacción con la situación en la que se
está, al no tener el nivel de vida deseado. Así, hogares ca-
talogados como pobres objetivos puede que no se autoper-
ciban como pobres, mientras que quienes no son ubicados
como pobres puede que sí se consideren pobres al no tener
el nivel de vida que desearían tener15.
Desde esta perspectiva, se comprende que la medición de acuerdo con
el modelo de pobreza subjetiva sostiene que la pobreza se trataría de
un concepto subjetivo relacionado con la percepción que tiene una
familia respecto a su grado de satisfacción sobre el nivel de vida que
tienen o desean alcanzar. Por su parte, Ortiz, Álvarez y Albornoz
señalan que la pobreza subjetiva es la manera en la que una persona
o grupo familiar juzga su modo de vida en términos positivos, cómo
vive la persona y cómo se siente respecto a su forma de vida. De igual
manera indican que:
La pobreza subjetiva es una contrastación con la realidad
económica que sostiene que un agente que tiene satisfe-
chas todas sus necesidades es porque tiene altos niveles de
ingresos y, por tanto, no se encuentra en pobreza, es decir,
debe existir una relación positiva entre la satisfacción total
de las necesidades humanas y el bienestar16.
15
Luis Felipe Pinzón Gutiérrez. “Factores asociados a la pobreza subjetiva
en Colombia: un estudio desde el enfoque de las capacidades y la economía
de la felicidad”, en Revista Desarrollo y Sociedad, n.° 78, 2017, disponible en
[https://revistas.uniandes.edu.co/doi/full/10.13043/dys.78.1], p. 13.
16
Rafael Ortiz Pech, Graciela Pamela Álvarez Marchán y Liliana
Albornoz Mendoza. “Pobreza objetiva y subjetiva de los hogares en Ti-
mul, Yucatán y su dependencia a programas sociales”, en Estudios Sociales.
[22]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
En consecuencia, el modelo de pobreza subjetiva mide la pobreza
de acuerdo con la percepción de una persona o familia sobre su cali-
dad de vida y la satisfacción que tienen al respecto.
E. Enfoque de pobreza absoluta
Ortiz, Álvarez y Albornoz17 distinguen que la pobreza objetiva es
una condición determinada que permite clasificar hogares de acuerdo
con la adquisición monetaria y de bienes materiales.
Por otro lado, para Moreno, la pobreza absoluta hace referencia a
su asociación con un nivel de vida, un contexto social, donde se des-
envuelve una familia y donde “tiene como referencia algunos elemen-
tos básicos de bienestar del estilo de vida imperante en las sociedades
industriales, a los cuales creemos que todo ser humano tiene dere-
cho”18. De esta manera, alude también al nivel de vida y percepción
que tiene un individuo sobre el estilo de vida que lleva.
De acuerdo con Correa, la medición de pobreza en base al mode-
lo de pobreza absoluta se define como la situación en la que no se han
cubierto las necesidades básicas de una persona o grupo familiar. Así
mismo, indica que “el método de líneas de pobreza -LP- se caracteriza
por establecer un ingreso o gasto mínimo que permite mantener un
nivel de vida adecuado, según ciertos estándares elegidos”19.
Por consiguiente, se concluye que la medición de los niveles de
pobreza, según el modelo de pobreza absoluta, considera como base
la información que mantiene una familia respecto a su nivel de ingre-
sos y gastos, lo que a su vez muestra la deficiencia que se tiene para
cubrir las necesidades básicas individuales y familiares que presenta
un hogar.
Revista de Alimentación Contemporánea y Desarrollo Regional, vol. 29, n.°
54, 2019, disponible en [https://www.ciad.mx/estudiosociales/index.php/
es/article/view/817 ], p. 9.
17
Ibíd.
18
Martín Moreno. “La medición de la pobreza”, en Revista Sociedad, n.°
37, 2017, disponible en [https://publicaciones.sociales.uba.ar/index.php/
revistasociedad/article/view/2976 ], p. 138.
19
Gerardo Correa. “Medición de la pobreza y estratificación social a tra-
vés de las encovi”, en aa. vv. Venezuela: vivir a medias. Encuesta Nacio-
nal de Condiciones de Vida 2015 (encovi), Caracas, Universidad Católica
Andrés Bello, 2016, disponible en [https://www.analesdenutricion.org.ve/
publicaciones/97.pdf ], p. 18.
[23]
Capítulo segundo
Bases conceptuales sobre
descentralización de programas de
complementación alimentaria
La descentralización de programas de complementación alimentaria
es una de las medidas fundamentales que debe tomar todo Gobierno,
dado que la implementación de dichos programas se desenvuelve en
la mayoría de los casos en aquellos sectores de poblaciones urbanas,
suburbanas y rurales, por lo que la medida de descentralizar estos be-
neficios resulta crucial para el desarrollo sostenible de una comunidad
y las familias que viven en ella.
I. Nociones sobre descentralización
De acuerdo con Dulanto, la descentralización surge como una re-
puesta para mejorar el desempeño que mantiene un Estado centrali-
zado, desde un punto de vista territorial, donde no se desarrolla una
equidad respecto a los beneficios que da el Estado a sus ciudadanos.
Así mismo, basando su argumento en diversos autores, expone que la
descentralización es:
[24]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
Un término ambiguo, dado que se refiere tanto a un siste-
ma como a un proceso. Como sistema, se refiere a una si-
tuación en la que se concede una cuota sustancial de poder
a los Gobiernos locales o regionales. Pero también puede
significar un proceso por el cual se transita de un sistema
de Gobierno centralizado a uno descentralizado. Más aún,
la descentralización a menudo es definida en términos de
sus objetivos20.
En este sentido, la descentralización se expone como aquel sistema o
proceso que permite a un Estado enfrentar y diversificar el poder, así
como distribuir de manera adecuada los servicios y beneficios a los
que debe acceder por derecho cada ciudadano. Por otro lado, para
Luna, la descentralización se define como la transferencia definitiva
de la titularidad de poderes y recursos, los que a su vez deben ser
distribuidos junto a la responsabilidad competente de organismos ca-
pacitados para este fin. Además, señala que:
La descentralización está pensada como una medida de
atención directa al ciudadano, lo que coadyuva a la ges-
tión de todo el aparato estatal, que se autocondiciona a la
coordinación y articulación de los Gobiernos locales en los
Estados unitarios, lo que a su vez fomenta la unidad y pre-
cautela la soberanía nacional21.
De acuerdo con dichos fundamentos, se concluye que el concepto de
descentralización se determina como la distribución de poderes y recur-
sos del Estado, lo que contribuiría a la diversificación de beneficios y
una atención directa al ciudadano. Cabe resaltar que es fundamental que
todo Gobierno plantee medidas de descentralización respecto a los pro-
gramas que desarrollen para brindar mejores servicios a sus ciudadanos.
20
Alfonso Guillermo Dulanto Rishing.
“Descentralización y
subsidiariedad: el caso peruano” (tesis de doctorado), Pamplona, España,
Universidad de Navarra, 2017, disponible en [https://dadun.unav.edu/
handle/10171/46606 ], p. 177.
21
María José Luna Lara. “El proceso de descentralización en Ecuador: la
transferencia de la competencia de tránsito” (tesis de doctorado), Madrid,
Universidad Complutense, 2018, disponible en [https://eprints.ucm.es/id/
eprint/49536/1/T40371.pdf ], p. 56.
[25]
Bases conceptuales sobre descentralización de programas de complementación...
II. Nociones sobre programas de
complementación alimentaria
Para Salazar, los programas de complementación alimentaria sur-
gen de acuerdo con la necesidad de brindar una adecuada alimen-
tación a las personas, pues la nutrición es un elemento fundamental
para el desarrollo del ser humano que también se ve reflejada, años
más tarde, en el sector educativo y laboral, considerando que una per-
sona mal alimentada no rendirá de la misma manera en su aprendiza-
je y en su trabajo. Así mismo, distingue que:
Los programas sociales de alimentación y nutrición del
Estado, deben redireccionar sus esfuerzos hacia la reduc-
ción de la desnutrición y la brecha de inequidad al acceso a
servicios básicos (especialmente de salud desde el enfoque
preventivo), para lo cual es necesario priorizar el combate
a la malnutrición al inicio del ciclo de vida (0-2 años)22.
Si se sigue esta premisa, se entiende que los programas sociales de
alimentación complementaria aun cuando se concentran en erradicar
la mala nutrición de una determinada población, deben priorizar su
objetivo en la población vulnerable y en la primera infancia. Así mis-
mo, Espinoza distingue que los programas sociales de complementa-
ción alimentaria son de apoyo alimentario y compensación social, los
cuales están formados por un conjunto de modalidades para poder
brindar este apoyo con los recursos públicos que tiene todo Estado.
En este sentido, indica que estos programas sociales de complementa-
ción alimentaria tienen como objetivo:
Otorgar un complemento alimentario a la población en si-
tuación de pobreza o pobreza extrema, grupos vulnerables:
niñas, niños, personas con tbc, adultos mayores, personas
con discapacidad en situación de riesgo moral, abandono,
y víctimas de violencia familiar y política. Esta se realiza
22
Santiago Salazar Marroquín. “Programas sociales de alimentación y
nutrición del Estado ecuatoriano, estrategia nacional en favor de la alimen-
tación saludable”, en Revista Economía, n.° 41, 2016, disponible en [http://
www.saber.ula.ve/handle/123456789/43010 ], p. 94.
[26]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
a través de la población organizada y centros de atención,
ubicados en zonas marginales y rurales23.
Por tanto, se concluye que los programas sociales de complementa-
ción alimentaria, más allá de brindar un apoyo a nivel nutricional,
brindan un apoyo social, dado que se brinda ayuda no solo a la po-
blación menos favorecida en un sentido económico, sino también a
aquella en situación de riesgo moral, estado de abandono, violencia u
otros, por lo que cabe resaltar que es fundamental que dichos progra-
mas mantengan un buen plan estratégico para poder descentralizar
de manera eficiente la atención brindada, logrando un mayor alcance
poblacional y con ello también poder reducir los niveles de desnutri-
ción, pobreza u otras deficiencias que pueda presentar una sociedad.
III. Dimensiones de gestión descentralizada de
programas de complementación alimentaria
Según Espinoza, existen cinco dimensiones que determinan una ges-
tión descentralizada y eficiente para los programas de complementa-
ción alimentaria, que son los siguientes: Identificación y registro de
beneficiarios; Elaboración y programación de canastas de alimentos;
Ejecución del Programa de Complementación Alimentaria; Moni-
toreo y evaluación de la gestión del Programa de Complementación
Alimentaria y, Asignación de recursos presupuestales. Respecto a la
identificación y registro de los beneficiarios señala que:
El proceso de identificación, priorización y focalización de
beneficiarios del Programa de Complementación Alimen-
taria constituye la primera fase en la gestión del programa,
la ejecución se realiza a través de instituciones, comedores
populares y establecimientos de salud; y las características
de los beneficiarios difieren entre la modalidad de come-
dores y en la modalidad de pantbc24.
23
Rogelio Espinoza Gálvez. “Gestión del programa de complementación
alimentaria, en la subgerencia de programas alimentarios de la
Municipalidad Metropolitana de Lima - 2015” (tesis de maestría), Lima,
Universidad César Vallejo, 2017, disponible en [https://repositorio.ucv.edu.
pe/handle/20.500.12692/5943 ], p. 29.
24
Ibíd., p. 66.
[27]
Bases conceptuales sobre descentralización de programas de complementación...
Cabe resaltar que el término pantbc hace referencia al Programa
de Alimentación y Nutrición al Paciente Ambulatorio con Tubercu-
losis y Familia, de acuerdo con lo que indican Quesso, Vega y Mos-
quera25. Como segunda dimensión, Espinoza señala la elaboración
y programación de canastas de alimentos, donde se considera:
El conjunto de alimentos que conforman las raciones ali-
mentarias de los programas, sustentada en calorías, grasas
que permiten brindar una preparación nutricionalmente
adecuada. La canasta alimentaria se establece conside-
rando: criterios nutricionales, producción local y/o de la
región, hábitos de consumo, oferta a costo competitivo;
impulsando el desarrollo local26.
Respecto a la ejecución del programa, este cuenta a su vez con cinco
fases, las cuales se inician con la adquisición de alimentos, luego viene
la elaboración de un plan de adquisición, seguido por la fase almace-
namiento de los alimentos adquiridos, luego, su fase de distribución,
según cronogramas y rutas establecidos para verificar el cumplimien-
to de la calidad, donde se comprueba que se efectúen las especifica-
ciones de acuerdo con los tipos de alimentos y las normativas de cada
Gobierno o localidad y, por último, la fase de capacitación, desarrollo
y fortalecimiento, donde se aprueba e implementa el plan ejecutado.
Para la dimensión de monitoreo y evaluación, se encuentra conside-
rado en el espacio donde se formula, aprueba y ejecuta el plan de super-
visión del programa, lo que a su vez deberá ser aprobado por los regla-
mentos de servicio alimentario que considere el comité de cada gestión
local. De esta manera, se establece que cada Gobierno local debe elabo-
rar y aplicar un plan de monitoreo y reporte para el cumplimiento de
los objetivos que se plantean de acuerdo con cada programa establecido.
25
Alessandra Bethzabe Quesso Flores, Emilio Oswaldo Vega Gon-
zales y Zoila Rita Mosquera Figueroa. “Efectividad del programa
pantbc en el estado nutricional de pacientes con tratamiento antituber-
culoso”, en Casus: Revista de Investigación y Casos en Salud, vol. 4, n.° 3,
2019, pp. 187 a 193, disponible en [https://casus.ucss.edu.pe/index.php/
casus/article/view/214 ].
26
Espinoza Gálvez. “Gestión del programa de complementación alimen-
taria, en la subgerencia de programas alimentarios de la Municipalidad
Metropolitana de Lima - 2015”, cit., p. 67.
[28]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
Para la dimensión de asignación de recursos presupuestales, se de-
termina según la demanda de atención que se tiene de acuerdo con
el registro de los beneficiarios, por lo que se asignará y distribuirá re-
cursos presupuestales relativos a la modalidad de cada Programa de
Complementación Alimentaria.
Desde estas dimensiones, se concluye que para desarrollar un pro-
grama social de complementación alimentaria es necesario contar
con la participación del Gobierno nacional y los Gobiernos locales o
regionales, dado que se debe implementar un plan que atraviesa múl-
tiples dimensiones en su procedimiento y, con ello, lograr una ade-
cuada ejecución y distribución de los beneficios que se plantean los
Gobiernos en relación con el o los programas proyectados.
I V. I n d i c a d o r e s d e l a g e s t i ó n d e s c e n t r a l i z a da
de programas de complementación
alimentaria
Para Espinoza27, los indicadores que se desenvuelven para la gestión
descentralizada de los programas de complementación alimentaria se
darán de acuerdo con cada dimensión, por lo que distingue para la
dimensión de identificación y registro de beneficiarios, los indicadores
de identificación y registro; referente a la dimensión de elaboración y
programación de las canastas de alimentos, le corresponden los indica-
dores de conformación de la canasta de alimentos y su programación.
Para la dimensión de ejecución del programa, tiene cinco indi-
cadores siendo estos los siguientes: el proceso de adquisición de los
alimentos y servicios, el almacenamiento adecuado de dichos alimen-
tos, distribución de los alimentos, control de calidad de alimentos y
almacenamiento, y la capacitación, desarrollo y fortalecimiento de
capacidades.
Para la dimensión de monitoreo y evaluación de la gestión del pro-
grama, propone tres indicadores, los cuales corresponden a la super-
visión de las modalidades de atención, indicadores del convenio de
gestión, reporte anual de gestión y reporte de la Contraloría General
de la República.
27
Espinoza Gálvez. “Gestión del programa de complementación alimen-
taria, en la subgerencia de programas alimentarios de la Municipalidad
Metropolitana de Lima - 2015”, cit.
[29]
Bases conceptuales sobre descentralización de programas de complementación...
Para la dimensión de asignación de recursos, presenta como indi-
cadores el uso adecuado de los recursos y su distribución de acuerdo
con la modalidad del programa.
Por tanto, se concluye que cada dimensión mantiene una serie de
indicadores para su correcto funcionamiento y ejecución eficiente de-
pendiendo del programa social ejecutado y la población a la que se
distribuirá los beneficios.
[31]
Capítulo tercero
Delimitaciones conceptuales sobre
disminución de la pobreza
La pobreza es una problemática social que se ha mantenido latente a
lo largo de generaciones y, por ende, cada Gobierno a nivel mundial
ha tenido que enfrentarla durante su gestión. Sin embargo, es visible
que esta problemática no ha podido ser erradicada en su totalidad,
motivo por el cual los Estados han tomado medidas para su disminu-
ción a través de programas sociales que brindan apoyo a todo nivel
respecto a los servicios básicos que todo ciudadano debe tener acceso,
tales como salud, educación, alimentación, entre otros.
I. Nociones de pobreza
De acuerdo con Poma28, la pobreza es considerada como la dificultad
de los límites fundamentales más allá de la ausencia de un salario, si
28
Víctor Raúl Poma Blas. “El nivel de impacto del programa nacional de
apoyo directo a los más pobres - Juntos en el desarrollo de capacidades de
las usuarias en pobreza y pobreza extrema en el distrito de San Juan 2017”
(tesis de maestría), Lima, Universidad César Vallejo, 2017, disponible en
[https://repositorio.ucv.edu.pe/handle/20.500.12692/12022 ].
[32]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
bien es cierto que la carencia de un sueldo es uno de los factores prin-
cipales por los que un individuo no puede acceder a ciertos beneficios
básicos para llevar un adecuado nivel de vida.
Para García, la definición de pobreza a nivel social hace referencia
a aquel individuo, familia o comunidad que tiene carencias de algo,
generalmente se da en recursos y bienes materiales. Aunque indica
que la pobreza:
Va más allá del simple hecho material, configurándo-
se como una construcción social, en la medida en que la
sociedad reacciona ante la persona que necesita ayuda; el
pobre como categoría sociológica, no es el que sufre de-
terminadas deficiencias y privaciones, sino el que recibe
socorros o debiera recibirlos, según las normas sociales29.
En este sentido, se entiende que la pobreza no es un estado que pueda
cuantificarse, sino que va a estar determinada de acuerdo con el en-
torno social en el que se desenvuelve y cómo el pobre es socorrido o
atendido.
Para Moreno, la pobreza corresponde a una situación en la que
los hogares, es decir, las personas que componen el grupo familiar
no satisfacen de manera adecuada sus necesidades básicas, donde se
ven imposibilitados a acceder a los servicios que la sociedad demanda
como necesidades esenciales para la vida de las personas. Así mismo,
basado en investigaciones de diversos autores señala también que:
La noción de pobreza se basa, en última instancia, en un
juicio de valor sobre cuáles son los niveles de bienestar mí-
nimamente adecuados, cuáles son las necesidades básicas
cuya satisfacción es indispensable, qué grado de privación
resulta intolerable; tal juicio implica, por lo tanto, la refe-
rencia a alguna norma sobre las necesidades básicas y su
satisfacción, que permita discriminar quiénes son conside-
rados pobres y quiénes no30.
29
Rosa María García Navarro. “Lucha contra la pobreza: nociones
y conceptos”, en La Acción Social, Revista de Política Social y Servicios
Sociales, vol. 4, n.° 1, 2020, disponible en [https://digitum.um.es/digitum/
bitstream/10201/86502/1/La%20acci%C3%B3n%20social%204.1.pdf ], p. 6.
30
Moreno. “La medición de la pobreza”, cit., p. 136.
[33]
Delimitaciones conceptuales sobre disminución de la pobreza
De esta manera, se comprende que la pobreza se juzga como aque-
lla condición donde se tiene una privación de las necesidades básicas,
considerando la escala de valores que determina la calidad de vida
que debe tener cada ciudadano, según la normativa que proyecta un
Gobierno.
Se concluye, entonces, que la pobreza es un concepto determinado
por cada Gobierno o sociedad, en este sentido, el nivel de pobreza
que mantendrá una persona o comunidad se basará de acuerdo con el
nivel socioeconómico, educativo, nutricional, geográfico, entre otros
ámbitos. Así mismo, se consideran los niveles de satisfacción que estos
actores atribuyen a su calidad de vida.
II. Dimensiones de la pobreza
Santamaría y Sisalema distinguen que la pobreza está determinada
de acuerdo con tres dimensiones: educación, asistencia sanitaria-sa-
lud y calidad de vida-bienestar social.
Para la dimensión educación, señalan que es un elemento funda-
mental para que las personas puedan insertarse a una vida productiva
a nivel social, profesional y laboral, siendo individuos útiles para la
sociedad. Además, indican que:
La escuela es un agente socializador muy importante al pun-
to que las deficiencias que se experimenten en cualquiera de
estos ámbitos, particularmente a edades tempranas, tendrán
consecuencias negativas que repercutirán en las capacidades
de aprendizaje de los individuos y de su vida activa31.
En este sentido, el hecho que exista una falta de educación representa
un factor que provocará eventualmente repercusiones en los niveles
de pobreza de una persona o comunidad, dado que la educación cum-
ple un rol crucial para el desarrollo de una sociedad y, con ello, el
crecimiento económico de esta.
31
María Auxiliadora Santamaría Muñoz y Cristhian Iván Sisalema
Morales. “Indicador de pobreza multidimensional en el Ecuador: peso
relativo de las variables de educación, trabajo, salud y nivel de vida” (tesis
de pregrado), Quito, Universidad Central del Ecuador, 2017, disponible en
[http://www.dspace.uce.edu.ec/handle/25000/14115 ], p. 8.
[34]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
Para la dimensión de salud, los autores hacen referencia a que la
pobreza no solo se mide en cuanto a niveles económicos o recursos
adquisitivos, sino que se trata de una combinación de resultados de
uno o más elementos, donde el individuo se ve privado de servicios
básicos, como el acceso a la salud, es así que la falta de acceso a este
servicio es un factor que genera desigualdad dentro de una sociedad,
lo que provoca que no se pueda desarrollar de manera eficiente el po-
tencial humano que posee cada ciudadano, pues la salud del individuo
no está garantizada:
Cualquier proceso de desigualdad de oportunidades en el
acceso a un disfrute de la salud para todos los ciudadanos
puede acarrear procesos de exclusión social, marginación
o discriminación. La pobreza y la mala salud son fenóme-
nos interrelacionados. Los países pobres tienden a presen-
tar peores resultados sanitarios que los más pudientes, y
dentro de cada país las personas pobres tienen más proble-
mas de salud que las acomodadas32.
De acuerdo con esta premisa, la dimensión salud se comprende como
una correlación bidireccional, considerando que la pobreza genera
una mala salud en los pobladores y, de igual manera, la mala salud
provoca que la población en estado de pobreza continúe en los mis-
mos estándares.
Para la dimensión de calidad de vida y vivienda, se argumenta que
toda persona tiene derecho a una vivienda digna, la cual no debe afec-
tar su economía, por lo que de no tener resuelta esta necesidad, se
pone en riesgo la vida de los integrantes que conforman el grupo fa-
miliar. Así mismo, la falta de vivienda se debe a cuatro componentes:
accesibilidad, habitabilidad, adecuación y estabilidad.
Respecto a la accesibilidad, es la posibilidad de acceder a una vi-
vienda donde el precio no exceda los ingresos que percibe un indivi-
duo o familia; para la habitabilidad, se considera la relación entre la
calidad de la vivienda y los servicios básicos que debe tener dicha es-
tructura, tales como electricidad, acueducto y alcantarillado, una cons-
trucción segura, entre otros; en cuanto al componente de adecuación,
se da de acuerdo con las condiciones que tiene la vivienda para acceder
a ella, donde no haya hacinamiento, tenga acceso y facilidades para las
32
Ibíd., p. 10.
[35]
Delimitaciones conceptuales sobre disminución de la pobreza
condiciones de vida de personas minusválidas y personas mayores. Por
último, la estabilidad toma en cuenta la posibilidad de mantener el uso
de la vivienda y disfrute sin que se genere una situación de expulsión u
otros factores que afecten la estadía dentro de un domicilio.
III. Indicadores de pobreza
Para Olaya, los indicadores que determinarán la pobreza se dividen
en dos: monetario y no monetario, los cuales están ligados a diferentes
modelos teóricos de pobreza. Respecto al indicador monetario, este
hace referencia al costo que cada familia debe pagar para poder sus-
tentar una canasta básica de alimentos y servicios básicos que puedan
garantizar una calidad de vida adecuada.
Respecto al indicador no monetario de pobreza, se refiere al mode-
lo de las necesidades básicas insatisfechas y se subdivide en cinco in-
dicadores: viviendas inadecuadas, hogares con hacinamiento crítico,
viviendas con servicios inadecuados, hogares con alta dependencia
económica y hogares con niños en edad escolar que no asisten a la
escuela.
Para viviendas inadecuadas, el autor argumenta que “se evalúa el
estado y la calidad de la vivienda, teniendo en cuenta elementos como
los materiales del piso, el techo, las paredes, etc.” 33. Respecto al indica-
dor de hogares con hacinamiento crítico, este mide el nivel de hacina-
miento del hogar y el número de personas que conviven en él.
Referente a viviendas con servicios inadecuados, se considera el
acceso a servicios públicos que tiene un hogar, tales como agua po-
table, servicio de alcantarillado o electricidad; para el indicador de
hogares con alta dependencia económica, este se relaciona a la capa-
cidad financiera que tiene una familia y la insuficiencia de ingresos,
teniendo en cuenta el número de personas en el hogar y la ocupación
que tiene cada integrante; por último, el indicador hogares con niños
en edad escolar que no asisten a la escuela corresponde al número de
niños dentro de una familia que no asisten a algún centro educativo, a
pesar que se encuentran en edad escolar.
33
Laura Olaya Dávila. “Análisis crítico de la pobreza en Medellín y los
indicadores de pobreza: el caso de la pobreza multidimensional” (tesis
de pregrado), Medellín, Universidad de Antioquía, 2016, disponible en
[http://bibliotecadigital.udea.edu.co/handle/10495/14676 ], p. 39.
[36]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
I V. Fac to r e s d e p o b r e z a
Para Reyna et al.34, la pobreza se desarrolla de acuerdo con diferentes
factores, sociales, económicos y demográficos, estos se subdividen a
su vez para determinar los niveles de pobreza de cada individuo, fa-
milia o comunidad.
--
Factor demográfico: se divide en edad, género y lugar de residencia.
-
Factor económico: se considera el ingreso mensual que percibe una
persona o jefe de familia.
--
Factor social: se toma en cuenta el nivel educativo de las personas
que conforman una familia, así como la asistencia escolar de los me-
nores, por lo que se considera en este punto los hogares que tienen
niños que asisten o no a la escuela. Además, se toma en cuenta algu-
na enfermedad o malestar crónico, tipo de seguro y combustible que
utilizan para cocinar dentro de la vivienda.
Por otro lado, según Valverde35, los factores que determinan la pobre-
za en una sociedad corresponden a la inflación, corrupción y salarios.
--
Inflación: corresponde a la devaluación de una moneda, lo que a su
vez genera el aumento del precio de los productos, entre ellos, los
productos de una canasta básica familiar, así como la falta para po-
der costear los servicios públicos básicos, como agua y electricidad.
--
Salarios: la existencia de brechas entre los salarios de las personas
genera que algunos trabajadores tengan impedimentos para poder
34
Roger Demetrio Reyna Segura, Rosa Adriana Chu Camposa, Car-
los Alfonso Risco Dávila, Roció Yvone Taboada Pilco y Diego Re-
nato Risco Cosavalente. “Factores sociales, económicos y demográficos
determinantes de la pobreza de los jefes del hogar de la región La Liber-
tad”, en Revista de Investigación Estadística, vol. 1, n.° 3, 2018, pp. 16 a 31,
disponible en
[https://revistas.unitru.edu.pe/index.php/redies/article/
view/2790 ].
35
Hellen Katherine Valverde Rivera. “Factores determinantes de la po-
breza en la zona rural del Cantón Baba durante el período 2014-2016” (te-
sis de pregrado), Guayaquil, Universidad de Guayaquil, 2018, disponible
en [http://repositorio.ug.edu.ec/handle/redug/34553 ].
[37]
Delimitaciones conceptuales sobre disminución de la pobreza
gozar de diferentes beneficios, así mismo, propicia una precariedad
laboral y la discriminación de acuerdo con el género, sexo o edad,
disminuyendo las posibilidades de obtener un empleo y con ello un
ingreso estable para la familia.
--
Corrupción: corresponde al manejo inadecuado de un Gobierno y
sus gastos públicos, donde los fondos no se usan de forma correcta
para cada área y se incumple con el desarrollo y crecimiento de una
nación y su sociedad.
De acuerdo con ambas premisas, se concluye que hay una diversidad de
factores que determinan los niveles de pobreza en una sociedad, en to-
dos ellos están involucrados características laborales, educativas, socia-
les y nutricionales, por lo que es fundamental que se mantengan planes
estratégicos con una correcta distribución de bienes y beneficios para
poder mejorar la calidad de vida de todas las personas y sus familias.
V. E s t r at e g i a s pa r a l a d i s m i n u c i ó n d e l a
pobreza
Para Acuña, una de las estrategias fundamentales para lograr la dis-
minución de los índices de pobreza en una población se da a través de
las políticas públicas que brinden seguridad en términos alimentarios,
dado que es una necesidad básica para todo individuo, lo que even-
tualmente repercute en otros ámbitos como el educativo y laboral,
pues una persona mal alimentada no rinde de manera adecuada en
los estudios y en el trabajo. En ese sentido, indica que:
Si existe seguridad alimentaria en los países, se garantiza
que las personas tengan acceso a alimentos inocuos para
llevar una vida digna y productiva, es por tal razón que
cada país debe estipular en sus políticas como un derecho
fundamental el alimento36.
36
Diana Paola Acuña Quinitiva. “Políticas públicas sobre seguridad
alimentaria en los países miembros de la Alianza del Pacífico: un análisis
desde sus objetivos para disminuir la pobreza (1990-2013)” (tesis de
pregrado), Bogotá, Universidad de La Salle, 2017, disponible en [https://
ciencia.lasalle.edu.co/economia/238/], p. 10.
[38]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
Siguiendo esta premisa, se fundamenta que la pobreza está ligada
de manera íntima a la seguridad alimentaria, la cual está clasificada
en cuatro dimensiones, donde los individuos deben tener disponibi-
lidad de alimentos, acceso social y físico, utilización de alimentos y
estabilidad a través del tiempo; estos factores implican la posibilidad
que tienen las personas para alimentarse, la cual se relaciona con la
cantidad y diversidad de alimentos que tiene un país.
Por otro lado, se considera el estado económico que tiene la familia
para acceder a los alimentos, donde los ingresos no deben afectar esta
posibilidad, agregado a ello, se toma en cuenta la forma cómo la fami-
lia combina los alimentos dándole valor nutricional a su alimentación
y considerando una estabilidad referida a la producción constante de
alimentos dentro de un país, para garantizar su acceso tanto para las
generaciones presentes como futuras.
Mientras tanto, de acuerdo con la Organización para la Coopera-
ción y el Desarrollo Económico, las estrategias tomadas por diferentes
países se basan en el desarrollo sostenible del sector económico, social y
ambiental, los cuales tienen como propósito desarrollar un crecimiento
económico, promover el empleo y reducir la desigualdad. Así mismo,
se argumenta que es necesario la implementación de políticas para la
productividad, inclusividad, seguridad social y salud. En este sentido,
dicha organización indica que los programas sociales pretenden:
Adoptar infraestructura para el suministro de servicios de
atención a la salud integral e integrada, así como estrategias
para el desarrollo de nuevas competencias en la sociedad.
Esto implica no solo renovar la infraestructura educativa,
sino también fortalecer la oferta formativa y la capacita-
ción para la alfabetización digital y la empleabilidad37.
Por consiguiente, las estrategias tomadas por cada Gobierno, sin im-
portar el país de procedencia, adoptan políticas a través de programas
sociales que permitan desarrollar un crecimiento económico, el acceso
público a la salud, una mayor calidad educativa y su gratuidad, el acceso
a una nutrición de calidad y la implementación de ofertas laborales.
37
Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.
Perspectivas económicas de América Latina 2019: desarrollo en transición,
París, ocde,
2019, disponible en [https://www.oecd.org/dev/americas/
Overview_SP-Leo-2019.pdf], p. 226.
[39]
Capítulo cuarto
Gestión descentralizada del Programa de
Complementación Alimentaria y Pobreza
de los beneficiarios del municipio provincial
de Andahuaylas, Apurímac - Perú
La pobreza es un enemigo que la humanidad ha tenido que combatir
por muchos siglos, esta problemática ha estado ligada de forma ínti-
ma a múltiples factores, tales como la falta de ingresos económicos,
la carencia de oportunidades laborales o la falta de acceso a servicios
básicos como salud, educación y alimentación. Todo ello se da en la
mayoría de casos en aquellos sectores urbano-marginales y zonas ru-
rales, considerando que el acceso a estos beneficios se encuentra cen-
tralizado para las zonas urbanas que integran los sectores con mejor
nivel socioeconómico, por ello, cada Gobierno ha tenido que tomar
medidas para poder erradicar o, en su debido caso, sobrellevar y dis-
minuir los índices de pobreza que mantiene una sociedad.
En este sentido, la disminución de la pobreza dentro de una nación
va a estar sujeta a la implementación de políticas estratégicas que con-
tribuyan al adecuado funcionamiento de todas las áreas que se desen-
vuelven en la sociedad, esto implica, en primera instancia, la identifi-
cación de los factores principales que dan paso a la pobreza, así como
[40]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
aquellos sectores que se encuentran más afectados, los cuales al ser
identificados, permitirán elaborar planes para enfrentarlos de manera
efectiva y lograr los resultados que todo Gobierno espera.
Bajo esta premisa es que se da el nacimiento de los programas so-
ciales, los cuales tendrán como finalidad apoyar a aquellos sectores
menos favorecidos y darles una mejor calidad de vida, brindándoles
acceso a los diferentes servicios básicos como la educación, alimenta-
ción, salud, entre otros.
Por tal razón, el caso en estudio sobre la gestión descentralizada
del Programa de Complementación Alimentaria y Pobreza de los be-
neficiarios del municipio provincial de Andahuaylas, departamento
de Apurímac, pretende identificar cómo la descentralización de los
programas sociales, en el caso de la complementación alimentaria, re-
percute en la disminución de los índices de pobreza de la comunidad.
I. Objetivos
A. General
Analizar la gestión descentralizada del Programa de Complementa-
ción Alimentaria para determinar la relación de significancia con la
disminución de la pobreza de sus usuarios en el municipio provincial
de Andahuaylas, departamento de Apurímac, en el año 2019.
B. Específicos
Analizar la identificación y registro de usuarios del programa social
para determinar su relación con la disminución de la pobreza de es-
tos en el municipio provincial de Andahuaylas.
Analizar la programación de los alimentos del programa social para
determinar su relación con la disminución de la pobreza de sus usua-
rios en el municipio provincial de Andahuaylas.
Analizar la ejecución del programa social para determinar su rela-
ción con la disminución de la pobreza de sus usuarios en el munici-
pio provincial de Andahuaylas.
[41]
Gestión descentralizada del programa de complementación alimentaria y pobreza...
Analizar el seguimiento y valoración de la gestión del programa so-
cial para determinar su relación con la disminución de la pobreza de
sus usuarios en el municipio provincial de Andahuaylas.
Analizar el presupuesto del programa social para determinar su rela-
ción con la disminución de la pobreza de sus usuarios en el munici-
pio provincial de Andahuaylas.
II. Hipótesis
A. General
Se espera que la gestión descentralizada del Programa de Comple-
mentación Alimentaria se relacione de manera significativa con la
disminución de la pobreza de sus usuarios en el municipio provincial
de Andahuaylas, departamento de Apurímac.
B. Específicas
Existe relación significativa entre la identificación y registro de be-
neficiarios con la disminución de la pobreza de sus usuarios en el
municipio provincial de Andahuaylas.
Se espera que la programación de alimentos se relacione de manera
significativa con la disminución de la pobreza de sus usuarios en el
municipio provincial de Andahuaylas.
Se relaciona de manera significativa la ejecución del programa social
con la disminución de la pobreza de sus usuarios en el municipio
provincial de Andahuaylas.
Se espera que el seguimiento y valoración de la gestión del programa
social se relacione de manera significativa con la disminución de la
pobreza de sus usuarios en el municipio provincial de Andahuaylas.
[42]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
El presupuesto del programa social se relaciona de manera significa-
tiva con la disminución de la pobreza de sus usuarios en el municipio
provincial de Andahuaylas.
III. Tipo de investigación
Obedeció a las condición metodológica de aplicación básica, llamada
también investigación pura, teórica o dogmática, donde su aplicación
no es de forma inmediata, más bien trata de amplificar y ahondar el
cúmulo de sapiencias en relación con la realidad actual38.
Según el tiempo, es de tipo transversal, pues la información que ha
sido recabada del objeto de estudio se dio por una única vez dentro de
un período establecido.
I V. N i v e l d e i n v e s t i g ac i ó n
Se realizó una investigación de nivel descriptivo, cuya intención fue
especificar las situaciones y revelaciones sobre las particularidades,
propiedades y perspectivas en relación con los usuarios del progra-
ma en particular39. En tal sentido, los resultados y conclusiones a los
cuales se llegaron son producto de la recolección de datos en tiempo y
espacio, que permitieron dar respuesta a la pregunta central de la in-
vestigación. Por otro lado, Sánchez y Reyes40 refieren que se permite
acopiar información de la situación existente, hecho que se produjo a
cabalidad.
38
Sergio Carrasco Díaz. Metodologia de investigación científica, Lima,
Edit. San Marcos, 2017.
39
Humberto Ñaupas Paitán, Hugo Eusebio Romero Delgado, Jesús
Josefa Pañacios Vilela y Marcelino Raúl Valdivia Dueñas. Meto-
dologia de la investigación cuantitativa - cualitativa y redaccion de la tesis,
Bogotá, Ediciones de la U, 2013.
40
Héctor Hugo Sánchez Carlessi y Carlos Reyes Meza. Metodología y
diseños en la investigación científica, Lima, Edit. Bussines Suport, 2017.
[43]
Gestión descentralizada del programa de complementación alimentaria y pobreza...
V. M é to d o s d e i n v e s t i g ac i ó n
Fue posible el empleo del método general y como específico se apeló al
dialéctico e inferencial41. Se realizó la aplicación del método dialéctico
porque es el camino para discernir e interpretar de manera científica
la situación natural y objetiva de la realidad por la que atraviesa el
gestionamiento y descentralización del Programa de Complementa-
ción Alimentaria en relación con la pobreza. Por último, el método
inferencial permitió efectuar presunciones en el transcurso de la com-
probación de los resultados del estudio realizado.
VI. Diseño de investigación
Se aplicó el esquema de la no experimentación, donde de ninguna
manera se llevó a cabo variaciones premeditadas en las variables, sino
solo se observaron sus manifestaciones en los entornos naturales, para
luego examinarlas42. Además, se tomó en cuenta la latitud y el mo-
mento de ocurrencia de los hechos. Al ser transeccional y correlacio-
nal, este diseño permitió estudiar las variables en un tiempo determi-
nado, evaluando la situación actual de la gestión y descentralización
del referido programa social y la pobreza de sus usuarios.
41
Coloníbol Torres Bardales. Orientaciones básicas de metodología de
investigación, 5.a ed., Lima, Edit. San Marcos, 1998.
42
Roberto Hernández Sampieri, Carlos Fernández Collado y María
del Pilar Baptista Lucio. Metodología de la investigación, México, D. C.,
McGraw Hill , 2015.
[44]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
Figura 1. Esquematización del diseño de investigación y las variables
Donde:
M = representa a la muestra
Ox = gestión descentralizada del programa
Oy = pobreza
r
= correlación entre las variables
VII. Sistema de variables
A. Definición conceptual de la variable 1
Roles de marcada importancia que asumen los municipios después
del traspaso del programa gestionado por el Estado a los Gobiernos
locales. A partir de entonces tienen las competencias y funciones para
ejercer las acciones y procedimientos con la intención de optimizar
las coberturas y que estas cumplan con sus propósitos para los cuales
fueron creadas. A partir de este hecho, se establecen obligaciones para
que la municipalidad ponga en ejecución las diferentes etapas opera-
tivas, las cuales se constituyen para el estudio en dimensiones de la
variable 1 a saber: caracterización y reconocimiento de los usuarios,
procedimiento de programación de alimentos, cumplimiento del pro-
grama, seguimiento y valoración, así como el presupuesto asignado.
[45]
Gestión descentralizada del programa de complementación alimentaria y pobreza...
B. Definición operacional de la variable 1
Procedimiento que permitió sumar las puntuaciones que reflejan los
reactivos insertados en el cuestionario de preguntas elaboradas en
base a los indicadores para evaluar la variable general 1, mediante sus
dimensiones: caracterización y reconocimiento, procedimientos de
programación de alimentos, cumplimiento del programa, seguimien-
to, valoración y asignación presupuestal.
C. Definición conceptual de la variable 2
Situación de escasez que manifiesta un individuo acompañado por la
insuficiencia de recursos, demostrando insatisfacción de las necesida-
des básicas, privación de diferentes capacidades y vulneración de los
derechos humanos, todo ello no le permite mejorar su bienestar.
D. Definición operacional de la variable 2
Procedimiento que permitió sumar las puntuaciones que reflejan los
reactivos insertados en el cuestionario de preguntas elaboradas en
base a los indicadores para evaluar la variable general 2, mediante sus
dimensiones basadas en los índices de pobreza multidimensional, ar-
ticuladas con el estado de salud, educación y condiciones físicas de
vida, que buscan manifestar las carencias a las que están sometidas las
personas en un determinado tiempo.
[46]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
E. Operacionalización de las variables
Tabla 1. Operacionalización de las variables
Definición
Definición
Variable
Dimensiones
Indicadores
conceptual
operacional
Identificación
Capacidad de
y registro de
llegada
beneficiarios
Composición
de la canasta de
Procedimiento
alimentos
de
programación
Programación
de alimentos
de los insumos
Para obtener la
alimenticios
Son
información se
competencias
Proceso
evaluaron las fases
y funciones
adquisitivo
operativas del
que asumen las
programa social
municipalidades
reflejadas en sus
Almacenamiento
provinciales para
dimensiones, que
adecuado
ejercer acciones
son operaciones o
y procedimientos
acciones que realiza
Distribución de
operativos para
el municipio, para
alimentos
optimizar la
lo cual se aplicó
efectividad de
un cuestionario
Ejecución
Control de
los programas
de preguntas para
alimentos
traspasados.
determinar si estos
procedimientos
Almacenamiento
(Decreto
tienen secuela en la
de alimentos
Supremo 008 del
disminución de la
2012).
pobreza de dichos
usuarios.
Capacitación
Fortalecimiento
de capacidades
Seguimiento
Seguimiento y
valoración
Valoración
Presupuesto de
Uso de los
recursos
recursos
[47]
Gestión descentralizada del programa de complementación alimentaria y pobreza...
Escolaridad
Para obtener
familiar
Educación
información
Es la situación
se evalúan las
de precariedad
Matrícula infantil
condiciones mínimas
económica que
vitales de los
Estado de
atraviesa un
usuarios reflejadas
nutrición
ciudadano en
Salud
en sus dimensiones
una determinada
para valorar la
Mortalidad
sociedad, no
situación de pobreza
infantil
dispone de los
de los usuarios del
bienes para lograr
citado programa
su bienestar
Servicios básicos
social, para lo cual
(Decreto
Condiciones
se hizo necesario
Supremo 008 del
Piso de vivienda
de vivienda
la aplicación del
2012).
cuestionario de
preguntas.
Combustible
VIII. Población
Se consideró a la totalidad de los usuarios del referido programa so-
cial, quienes demuestran particularidades semejantes43, por lo que la
población estuvo conformada por 874 usuarios de acuerdo con la base
de datos que operativiza la unidad de servicios sociales de la comuna
de Andahuaylas, reflejada en la Tabla 2.
Tabla 2. Población usuaria del programa
Distrito
N.° de centros de atención
Usuarios
Andahuaylas
23
874
Total
23
874
IX. Muestra
Es una fracción de la totalidad de usuarios del programa que cuentan
con todas las peculiaridades absolutas suficientes para ser investiga-
43
César Augusto Bernal Torres. Metodología de la investigación, Bogotá,
Pearson Educación, 2010.
[48]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
das44. Además, por su enfoque cuantitativo se hizo esencial el uso del
muestreo probabilístico, en base al registro de usuarios de la modali-
dad de comedores45.
Para la estimación de la muestra se tomó en cuenta los valores que,
según Carrasco46, corresponde aplicar a este estudio en específico.
Z
=
95% equivalente a 1,96
E
=
5% equivalente a 0,05
p
=
50% equivalente a 0,50
q
=
50% equivalente a 0,50
Determinando la muestra con la siguiente fórmula:
Donde:
n
= tamaño de la muestra
Z
= nivel de confianza
p
= probabilidad de éxito
q
= probabilidad de fracaso
E
= margen de error
N = población
Reemplazando los valores en la fórmula:
Se obtiene como muestra 267 usuarios. Sin embargo, se hizo precisión
con el reajuste de la muestra de acuerdo con la siguiente condición (n
/ N) > E.
44
Ñaupas Paitán, Romero Delgado, Pañacios Vilela y Valdivia Due-
ñas. Metodologia de la investigación cuantitativa - cualitativa y redaccion de
la tesis, cit.
45
Hernández Sampieri, Fernández Collado y Baptista Lucio. Metodo-
logía de la investigación, cit.
46
Carrasco Díaz. Metodologia de investigación científica, cit.
[49]
Gestión descentralizada del programa de complementación alimentaria y pobreza...
Entonces: (267 / 874) > 0,05 = verdadero, procediéndose al reajuste
de acuerdo con:
Por lo tanto, la muestra reajustada y evaluada fue de 205 usuarios del
programa social que atiende la complementación alimentaria.
X. Técnica de recolección de datos
Se utilizó la encuesta como técnica de recolección de datos, pues per-
mitió indagar y obtener la información requerida mediante pregun-
tas elaboradas de forma directa por la investigadora en gabinete. Su
cuidadosa elaboración facilitó la recolección de datos proporcionados
por los usuarios que forman parte de la muestra de estudio.
XI. Instrumento de recolección de datos
Por su dinamicidad y fácil tratamiento, se hizo necesaria la aplicación
del cuestionario de preguntas. Los reactivos han sido sometidos a va-
loraciones juiciosas por parte de profesionales entendidos en el tema
de estudio. Lo que hace necesaria además, la práctica del respectivo
piloto o ensayo antes de ser ejecutado de manera oficial el cuestiona-
rio en la muestra de estudio.
XII. Validez y confiabilidad
El referido cuestionario ha sido desarrollado en base a una cuidadosa
selección de fuentes científicas, evitando que la investigación se desvíe
y no cumpla con sus propósitos. En ese sentido, Silvestre y Huamán
sostienen que “para determinar el grado de error en una medición se
[50]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
deben aplicar dos procedimientos prácticos: cálculo de la validez y
seguridad o confiabilidad”47. Para el cálculo del primero se procedió
a revisar de manera minuciosa la mayor cantidad de literatura rela-
cionada al tema de estudio. A partir de esta exploración, se procedió
a elaborar los reactivos para medir las variables y las dimensiones.
Luego se apeló al juicio o valoración de los expertos para su respec-
tiva validación o mejora y posterior aplicación en la muestra. Ade-
más, para el cálculo de confiabilidad, se vio por conveniente el uso de
instrumentos de medición automatizados que arrojen coeficientes de
confianza y credibilidad, por lo que para este estudio se empleó el co-
eficiente de Kuder Richardson. Por último, la confiabilidad y validez
del instrumento obedece al criterio de consistencia interna, susten-
tado en la asociación y metodología de elaboración de reactivos y la
estructura general del cuestionario.
Tabla 3. Cédula de instrumentación para la variable 1
Instrumento
Características
Conjunto de reactivos elaborados sistemáticamente para
Cuestionario
medir la primera variable
Identificación y registro de usuarios, programación de
Dimensiones
alimentos, ejecución, seguimiento y valoración, y presupuesto
Autoría
Rocío Cahuana Lipa
Propósito
Recabar datos de la muestra para la primera variable
Usuarios, presidentas o representantes del módulo de
Dirigido
comedores populares del programa
Tiempo
36 minutos
Escala
Dicotómica: Sí (1) No (0)
Ítems
36
47
Irenzon Silvestre Miraya y Cecilia Huamán Nahula. Pasos para ela-
borar la investigacion y la redaccion de la tesis universitaria, Lima, Edit.
San Marcos, 2019, disponible en [http://repositorio.utea.edu.pe/handle/
utea/195 ], p. 357.
[51]
Gestión descentralizada del programa de complementación alimentaria y pobreza...
Tabla 4. Cédula de instrumentación para la variable 2
Instrumento
Características
Conjunto de reactivos elaborados sistemáticamente para
Cuestionario
medir la segunda variable
Dimensiones
Educación, salud, condiciones de vivienda.
Autoría
Rocío Cahuana Lipa
Propósito
Recabar datos de la muestra para la segunda variable
Dirigido
Usuarios del módulo de comedores populares del programa
Tiempo
20 minutos
Escala
Dicotómica: Sí (1) No (0)
Ítems
20
XIII. Procesamiento y análisis de datos
Los autores Hernández, Fernández y Baptista48 refieren que en los
últimos años los diversos procesos se han desarrollado en base a equi-
pos de cómputo, desechando la aplicación manual tradicional y proce-
dimental matemática, en especial, cuando existe un número conside-
rable de datos como los que contiene esta investigación. Por lo tanto,
sugieren el uso y aplicación de sofware en reemplazo del trabajo ma-
nual; además, en la actualidad son los más utilizados porque comple-
mentan la información con los correspondientes análisis estadísticos.
Por otro lado, ha sido necesaria la depuración de los datos no con-
fiables y cuando no fueron señalados de forma correcta o simplemen-
te falseados49. En consecuencia, se determinó las distribuciones de
frecuencias para construir sus respectivas tablas.
Para analizar la asociación y dependencia de las variables cuali-
tativas se hizo necesario el empleo del estadístico chi-cuadrado que,
según Silvestre y Huamán50, consiste en la determinación de la re-
48
Hernández Sampieri, Fernández Collado y Baptista Lucio. Metodo-
logía de la investigación, cit.
49
Silvestre Miraya y Huamán Nahula. Pasos para elaborar la investiga-
cion y la redaccion de la tesis universitaria, cit.
50
Ídem.
[52]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
lación, asociación o dependencia existente entre dos variables para
luego proceder con su interpretación.
Para tal efecto se comparó el valor “p” con el nivel de significancia
denotado por “α” (alfa) igual a 0,05. Por lo tanto, cuando dicho valor
p ≤ α, se afirma que dichas variables asumen una asociación estadís-
ticamente significativa, lo que genera el rechazo de la hipótesis falsa o
negativa (Ho).
A. Análisis descriptivo
- Pruebas de validez del instrumento
Para este segmento de la investigación fue necesaria la participaron de
siete reconocidos profesionales que tienen dominio del gerenciamien-
to social y reconocida trayectoria en el escenario académico, quienes
procedieron a la optimización de la consistencia interna del cuestio-
nario a través de la exhaustiva revisión de su contenido.
Tabla 5. Valoración de expertos
Experto
Resultado
Dr. A
Aplicable
Dr. B
Aplicable
Dr. C
Aplicable
Dr. D
Aplicable
Dr. F
Aplicable
Dr. G
Aplicable
‒ Prueba de fiabilidad del instrumento
Luego, se aplicó el ensayo o piloto al 10% de la población, escogida
previamente al azar, estos participantes no fueron tomados en cuenta
para el diligenciamiento oficial de la encuesta.
[53]
Gestión descentralizada del programa de complementación alimentaria y pobreza...
Donde:
N = número de reactivos
Vt = varianza total
p
= probabilidad positiva
q
=
(1- probabilidad positiva)
Su aplicación directa al cuestionario de 56 ítems, resulto:
RK20 = 0,808. Comparándolo directamente con la Tabla 6.
Tabla 6. Fiabilidad según Kuder Richardson
Valor
Significado
0,53 a menos
Nula confiabilidad
0,54 a 0,59
Baja confiabilidad
0,60 a 0,65
Confiable
033,66 a 0,71
Muy confiable
0,72 a 0,99
Excelente confiabilidad
1,00
Perfecta confiabilidad
Por lo tanto, quedó demostrada la excelente confiabilidad del cues-
tionario.
Tabla 7. Resumen del procesamiento de datos
N.°
%
Válido
205
100,0
Excluido
0
0
Total
205
100,0
[54]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
Tabla 8. Género de los usuarios
Frecuencia
Porcentaje
% Válido
% Acumulado
Femenino
161
78,5
78,5
78,5
Válido
Masculino
44
21,5
21,5
100,0
Total
205
100,0
100,0
Figura 2. Encuestados por género
De las Tablas 7 y 8 y Figura 2, se interpreta que 205 individuos repre-
sentan al 100% de usuarios encuestados, de los cuales 44 pertenecen
al género masculino constituyendo el 21,5% de la muestra, mientras
que 161 encuestados pertenecen al género femenino representando el
78,5% y, por ende, se constituye en la mayoría de dicha muestra.
Tabla 9. Tabulación cruzada del género y la gestión del programa social
Buena
Mala
Total
Recuento
110
51
161
Femenino
R. esperado
109,2
51,8
161,0
% del total
53,7%
24,9%
78,5%
Género
Recuento
29
15
44
Masculino
R. esperado
29,8
14,2
44,0
% del total
14,1%
7,3%
21,5%
Recuento
139
66
205
Total
R. esperado
139,0
66,0
205,0
% del total
67,8%
32,2%
100,0%
[55]
Gestión descentralizada del programa de complementación alimentaria y pobreza...
De la Tabla 9, el género femenino da cuenta de una buena gestión
del referido programa social en 53,7% equivalente a 110 usuarias y de
una mala gestión en 24,9% equivalente a 51 usuarias.
Por su parte, el género masculino da cuenta de una buena gestión
en 14,1% equivalente a 29 usuarios y de una mala gestión en 7,3%
equivalente a 15 usuarios.
Se concluye que el 67,8% de encuestados, equivalente a 139 usua-
rios pertenecientes al género femenino, señalaron que se genera una
buena gestión del citado programa, mientras que 32,2% de encues-
tados, equivalente a 66 usuarios pertenecientes al género masculino,
señalaron una mala gestión del citado programa.
Tabla 10. Tabulación cruzada del género y la discriminación de la pobreza
Sí disminuye
No disminuye
Total
la pobreza
la pobreza
Recuento
114
47
161
Femenino
R. esperado
113,1
47,9
161,0
% del total
55,6%
22,9%
78,5%
Género
Recuento
30
14
44
Masculino
R. esperado
30,9
13,1
44,0
% del total
14,6%
6,8%
21,5%
Recuento
144
61
205
Total
R. esperado
144,0
61,0
205,0
% del total
70,2%
29,8%
100,0%
De la Tabla 10 el género femenino da cuenta que el programa de com-
plementación alimentaria sí disminuye la pobreza en 55,6%, equiva-
lente a 114 usuarios, y 22,9%, equivalente a 47 usuarios, advirtieron
que no disminuye la pobreza.
Por su parte, el género masculino da cuenta que el referido progra-
ma social sí disminuye la pobreza en 14,6%, equivalente a 30 usuarios,
y 6,8%, equivalente a 14 usuarios, señala que no disminuye la pobreza.
Se concluye que el 70,2% de encuestados, equivalente a 144 usua-
rios pertenecientes al género femenino, señalaron que el citado
programa social sí disminuye la pobreza, mientras que el 29,8% de
encuestados, equivalente a 61 usuarios pertenecientes al género mas-
culino, señalaron que no disminuye la pobreza.
[56]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
Tabla 11. Estadísticas descriptivas, variable uno
Gestión del programa
Frecuencia
Porcentaje
% válido
% acumulado
Buena
139
67,8
67,8
67,8
Válido
Mala
66
32,2
32,2
100,0
Total
205
100,0
100,0
Figura 3. Gestión del programa social
De la Tabla 11 y Figura 3, se interpreta que el 67,8%, equivalente a
139 usuarios, manifiesta una buena gestión del referido programa. Así
mismo, el 32,2%, equivalente a 66 usuarios, señala una mala gestión
del referido programa social, complementando el 100% de las fre-
cuencias registradas para la variable uno del estudio.
Tabla 12. Estadísticas descriptivas, variable dos
Disminución de la pobreza
Frecuencia
Porcentaje
% válido
% acumulado
Sí disminuye la
144
70,2
70,2
70,2
pobreza
Válido
No disminuye la
61
29,8
29,8
100,0
pobreza
Total
205
100,0
100,0
[57]
Gestión descentralizada del programa de complementación alimentaria y pobreza...
Figura 4. Disminución de la pobreza
De la Tabla 12 y Figura 4, se interpreta que 144 usuarios, equivalente
a 70,2%, manifiestan que el programa de complementación alimen-
taria sí disminuye la pobreza. Sin embargo, 61 usuarios, equivalente
a 29,8%, señalaron que el aludido programa social no disminuye la
pobreza, complementando el 100% de las frecuencias registradas para
la variable dos del estudio.
Tabla 13. Identificación y registro de usuarios del programa social
Dimensión 1
Frecuencia
Porcentaje
% válido
% acumulado
Buena
165
80,5
80,5
80,5
Válido
Mala
40
19,5
19,5
100,0
Total
205
100,0
100,0
Tabla 14. Valoración de la identificación y registro de usuarios por género
Género
Buena
Mala
Total
Femenino
62,4%
16,1%
78,5%
Masculino
18,0%
3,4%
21,5%
Total
80,5%
19,5%
100,0%
[58]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
Figura 5. Identificación y registro de usuarios
De las Tablas 13 y 14 y Figura 5, se interpreta que 165 usuarios, equi-
valente a 80,5%, dan cuenta de una buena identificación y registro de
beneficiarios, de los cuales 62,4% atañen al género femenino y 18,0%
al masculino. Por su parte, 40 usuarios, equivalente al 19,5%, aducen
una mala identificación y registro de beneficiarios, de los cuales 16,1%
son del género femenino y 3,4% del masculino.
Tabla 15. Programación de alimentos del programa social
Dimensión 2
Frecuencia
Porcentaje
% válido
% acumulado
Buena
144
70,2
70,2
70,2
Válido
Mala
61
29,8
29,8
100,0
Total
205
100,0
100,0
Tabla 16. Valoración de la programación de alimentos por género
Dimensión 2
Buena
Mala
Total
Femenino
55,6%
22,9%
78,5%
Género
Masculino
14,6%
6,8%
21,5%
Total
70,2%
29,8%
100,0%
[59]
Gestión descentralizada del programa de complementación alimentaria y pobreza...
Figura 6. Programación de alimentos
De las Tablas 15 y 16 y Figura 6, se interpreta que 144 usuarios, equi-
valente a 70,2%, dan cuenta de una buena programación de alimentos
en el programa social, de los cuales 55,6% son del género femenino y
14,6% del masculino. Por su parte, 61 usuarios, equivalente al 29,8%,
aducen una mala programación de alimentos, de los cuales el 22,9%
atañen al género femenino y 6,8% al género masculino.
Tabla 17. Ejecución del programa social
Dimensión 3
Frecuencia
Porcentaje
% válido
% acumulado
Buena
139
67,8
67,8
67,8
Válido
Mala
66
32,2
32,2
100,0
Total
205
100,0
100,0
Tabla 18. Valoración de la ejecución del programa social por género
Dimensión 3
Buena
Mala
Total
Femenino
53,7%
24,9%
78,5%
Género
Masculino
14,1%
7,3%
21,5%
Total
67,8%
32,2%
100,0%
[60]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
Figura 7. Ejecución del programa social
De las Tablas 17 y 18 y Figura 7, se interpreta que 139 usuarios, equi-
valente a 67,8%, dan cuenta de una buena ejecución del programa so-
cial, de los cuales 53,7% atañen al género femenino y 14,1% al mascu-
lino. Por su parte, 66 usuarios equivalente al 32,2% aducen una mala
ejecución, de los cuales 24,9% pertenecen al género femenino y 7,3%
al género masculino.
Tabla 19. Seguimiento y valoración de la gestión del programa social
Dimensión 4
Frecuencia
Porcentaje
% válido
% acumulado
Bueno
163
79,5
79,5
79,5
Válido
Malo
42
20,5
20,5
100,0
Total
205
100,0
100,0
Tabla 20. Seguimiento y valoración de la gestión del programa social por género
Dimensión 4
Bueno
Malo
Total
Femenino
63,4%
15,1%
78,5%
Género
Masculino
16,1%
5,4%
21,5%
Total
79,5%
20,5%
100,0%
[61]
Gestión descentralizada del programa de complementación alimentaria y pobreza...
Figura 8. Seguimiento y valoración de la gestión
De las Tablas 19 y 20 y Figura 8, se interpreta que 163 usuarios, equi-
valente a 79,5%, dan cuenta de un buen seguimiento y valoración de
la gestión del programa social, de los cuales 63,4% son del género fe-
menino y 16,1% son del género masculino. Por su parte, 42 usuarios,
equivalente al 20,5%, aducen un mal seguimiento y valoración de la
gestión, de los cuales 15,1% pertenecen al género femenino y 5,4% al
género masculino.
Tabla 21. Valoración del presupuesto del programa social
Dimensión 5
Frecuencia
Porcentaje
% válido
% acumulado
Bueno
174
84,9
84,9
84,9
Válido
Malo
31
15,1
15,1
100,0
Total
205
100,0
100,0
Tabla 22. Valoración del presupuesto del programa social por género
Dimensión 5
Buena
Mala
Total
Género
Femenino
66,8%
11,7%
78,5%
Masculino
18,0%
3,4%
21,5%
Total
84,9%
15,1%
100,0%
[62]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
Figura 9. Presupuesto del programa social
De las Tablas 21 y 22 y Figura 9, se interpreta que 174 usuarios, equi-
valente a 84,9%, dan cuenta de un buen presupuesto del programa
social, de los cuales 68,8% son del género femenino y 18,0% son del
masculino. Por su parte, 31 usuarios, que equivalen al 15,1%, aducen
un mal presupuesto del referido programa, de los cuales 11,7% corres-
ponden al género femenino y 3,4% al género masculino.
B. Análisis inferencial
La elaboración de la prueba de normalidad a través de la verificación
de Kolmogorov-Smirnov inició esta parte del estudio, debido a que la
muestra ajustada resultante fue de 205 individuos y superó el límite
máximo de 50 observaciones de Shapiro-Wilk.
Por lo tanto, se dio cuenta del siguiente considerando hipotético:
Si el valor de significación resulta siendo mayor a 0,05, se procede
a la aceptación de la hipótesis de negación (Ho), lo que confirma la
existencia de normalidad en los datos, en otras palabras, las variables
analizadas presentan distribución normal. De manera contraria, si el
resultante es inferior a 00,05, queda rechazada la hipótesis falsa, con-
firmando la inexistencia de normalidad de datos.
[63]
Gestión descentralizada del programa de complementación alimentaria y pobreza...
Tabla 23. Resultante de la normalidad de datos
Kolmogorov-Smirnova
Ítem
Estadístico
gl
Sig.
Disminución de la pobreza
,158
205
,000
Identificación y registro de usuarios
,279
205
,000
Programación de los alimentos
,289
205
,000
Ejecución del programa social
,211
205
,000
Seguimiento y valoración de la gestión
,222
205
,000
Presupuesto del programa social
,272
205
,000
Los resultados de la Tabla 23 dan cuenta de los valores de significación
de las principales dimensiones del estudio en relación con la variable
dos de este, pues no son mayores o iguales a 0,05, rechazando la hipó-
tesis falsa que sostiene la existencia de normalidad de los datos, con
lo cual queda confirmada la inexistencia de dicho suceso en los datos
de la investigación.
XIV. Prueba de hipótesis estadística y
correlación de las variables del estudio
A. Contraste estadístico de la hipótesis general
H0: Se espera que la gestión descentralizada del Programa de Com-
plementación Alimentaria no se relacione de manera significativa con
la disminución de la pobreza de sus usuarios en el municipio provin-
cial de Andahuaylas, departamento de Apurímac.
H1: Se espera que la gestión descentralizada del Programa de Com-
plementación Alimentaria se relacione de manera significativa con la
disminución de la pobreza de sus usuarios en el municipio provincial
de Andahuaylas, departamento de Apurímac.
[64]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
Tabla 24. Significación y correlación de las variables generales a través del
chi-cuadrado
Sig.
Sig.
Sig.
Gestión del programa y
Valor
gl.
asintótica
exacta
exacta
disminución de la pobreza
(2 caras)
(2 caras)
(1 cara)
Chi-cuadrado de Pearson
182.891
1
,000
Corrección de continuidad
178.496
1
,000
Razón de verosimilitud
214.188
1
,000
Prueba exacta de Fisher
,000
,000
Asociación lineal por lineal
181.999
1
,000
N.° de casos válidos
205
Los resultados reflejados de la Tabla 24 dan cuenta que la significación
de 0,000 de la referida prueba es inferior a 0,05, de manera tal, que
queda rechazada la hipótesis falsa, aceptándose la alterna. Además, se
puede ultimar, a una cota de significancia de 0,05, que la gestión del
referido programa social se relaciona de manera significativa con la
disminución de la pobreza de sus usuarios en el municipio provincial
de Andahuaylas, departamento de Apurímac.
Tabla 25. Intensidad de las variables generales del estudio
Coeficiente de contingencia
Valor resultante
Aproximación. Sig.
Coeficiente de
Nominal por nominal
,687
,000
contingencia
N.° de casos válidos
205
Por último, el valor resultante de dicho coeficiente se aproxima a 1
y la significación resulta estar por debajo de 0,05, corroborando una
intensa relación entre las principales variables de estudio, este hecho
se ve reflejado en la Tabla 25.
B. Contrastes estadísticos de las hipótesis específicas
Como resultante del planteamiento de los problemas específicos de
estudio y de los objetivos específicos de la referida investigación, se
determinó estadísticamente su respectiva contrastación.
[65]
Gestión descentralizada del programa de complementación alimentaria y pobreza...
- Hipótesis específica n.° 1
H0: No existe relación significativa entre la identificación y registro
de beneficiarios con la disminución de pobreza de sus usuarios en el
municipio provincial de Andahuaylas.
H1: Existe relación significativa entre la identificación y registro de
beneficiarios con la disminución de pobreza de sus usuarios en el mu-
nicipio provincial de Andahuaylas.
Tabla 26. Significación y correlación de la identificación y la pobreza
Sig.
Sig.
Identificación, registro y
Sig. exacta
Valor
gl.
asintótica
exacta
disminución de la pobreza
(1 cara)
(2 caras)
(2 caras)
Chi-cuadrado de Pearson
101.210
1
,000
Corrección de continuidad
97.369
1
,000
Razón de verosimilitud
100.446
1
,000
Prueba exacta de Fisher
,000
,000
Asociación lineal por lineal
100.717
1
,000
N.° de casos válidos
205
Los resultados reflejados de la Tabla 26, dan cuenta que la significa-
ción de 0,000 de la referida prueba es inferior a 0,05, donde se rechaza
la hipótesis falsa y se acepta la alterna.
Además, se puede ultimar a una cota de significancia de 0,05,
la cual indica que la identificación y registro de usuarios del citado
programa social se relaciona de manera significativa con la disminu-
ción de la pobreza de sus usuarios en el municipio provincial de An-
dahuaylas, departamento de Apurímac.
Tabla 27. Intensidad de relación entre la identificación y la pobreza
Valor
Aproximación
Identificación y registro con disminución de la pobreza
resultante
Sig.
Nominal por
Coeficiente de contingencia
,575
,000
Nominal
N.° de casos válidos
205
[66]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
Por último, el valor resultante de dicho coeficiente se aproxima a
1 y la significación resulta siendo inferior a 0,05, se corrobora una
relativa intensidad del registro e identificación con la variable general
dependiente.
- Hipótesis específica n.° 2
H0: Se espera que la programación de alimentos no se relacione de
manera significativa con la disminución de la pobreza de sus usuarios
en el municipio provincial de Andahuaylas.
H1: Se espera que la programación de alimentos se relacione de ma-
nera significativa con la disminución de la pobreza de sus usuarios en
el municipio provincial de Andahuaylas.
Tabla 28. Significación y correlación de la programación de alimentos y la
pobreza
Sig.
Sig.
Sig.
Programación de alimentos y la
Valor
gl.
asintótica
exacta
exacta
disminución de la pobreza
(2 caras)
(2 caras)
(1 cara)
Chi-cuadrado de Pearson
168.512
1
,000
Corrección de continuidad
164.203
1
,000
Razón de verosimilitud
183.517
1
,000
Prueba exacta de Fisher
,000
,000
Asociación lineal por lineal
167.690
1
,000
N.° de casos válidos
205
Los resultados reflejados de la Tabla 28 dan cuenta que la significación
de 0,000 de la referida prueba está por debajo de 0,05, lo que rechaza
la hipótesis falsa y acepta la alterna.
Además, se puede ultimar, a un nivel de significancia de 0,05, que
la programación de alimentos del referido programa social se relacio-
na de manera significativa con la disminución de la pobreza de sus
usuarios en el municipio provincial de Andahuaylas, departamento
de Apurímac.
[67]
Gestión descentralizada del programa de complementación alimentaria y pobreza...
Tabla 29. Intensidad de relación entre la programación de alimentos y la pobreza
Programación de alimentos y la
Valor
Aproximación.
disminución de la pobreza
resultante
Sig.
Nominal por
Coeficiente de
,672
,000
nominal
contingencia
N.° de casos válidos
205
Por último, el valor resultante de dicho coeficiente se aproxima a 1 y la
significación resulta siendo inferior a 0,05, lo que corrobora una inten-
sa relación de la segunda dimensión y la variable general dependiente.
- Hipótesis específica n.° 3
H0: No se relaciona de manera significativa la ejecución del programa
social con la disminución de la pobreza de sus usuarios en el munici-
pio provincial de Andahuaylas.
H1: Se relaciona de manera significativa la ejecución del programa so-
cial con la disminución de la pobreza de sus usuarios en el municipio
provincial de Andahuaylas.
Los resultados reflejados en la Tabla 29 dan cuenta de una cota de
significancia de 0,000 que está por debajo de 0,05, lo que rechaza la
hipótesis falsa y acepta la alterna.
Tabla 30. Significación y correlación de la ejecución del programa y la pobreza
Sig.
Sig.
Sig.
Ejecución del programa social
Valor
gl.
asintótica
exacta
exacta
y la disminución de la pobreza
(2 caras)
(2 caras)
(1 cara)
Chi-cuadrado de Pearson
182.891
1
,000
Corrección de continuidad
178.496
1
,000
Razón de verosimilitud
214.188
1
,000
Prueba exacta de Fisher
,000
,000
Asociación lineal por lineal
181.999
1
,000
N.° de casos válidos
205
[68]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
Además, se puede ultimar, a un nivel de significación de 0,05, que
la ejecución del referido programa social se relaciona de manera sig-
nificativa con la disminución de la pobreza de sus usuarios en el mu-
nicipio provincial de Andahuaylas, departamento de Apurímac.
Tabla 31. Intensidad de relación entre la ejecución del programa y la pobreza
Ejecución del programa social y la
Valor resultante
Aproximación. Sig.
disminución de la pobreza
Nominal por
Coeficiente de
,687
,000
nominal
contingencia
N.° de casos válidos
205
Por último, el valor resultante de dicho coeficiente se aproxima a 1 y
la significación resulta siendo inferior a 0,05, lo que corrobora una
intensa relación de la ejecución y la variable general dependiente.
- Hipótesis específica n.° 4
H0: Se espera que el seguimiento y valoración de la gestión del pro-
grama social no se relacione de manera significativa con la disminu-
ción de la pobreza de sus usuarios en el municipio provincial de An-
dahuaylas.
H1: Se espera que el seguimiento y valoración de la gestión del progra-
ma social se relacione de manera significativa con la disminución de
la pobreza de sus usuarios en el municipio provincial de Andahuaylas.
Tabla 32. Significación y correlación del seguimiento y valoración de la pobreza
Seguimiento y valoración de
Sig.
Sig.
Sig.
la gestión y la disminución de
Valor
gl.
asintótica
exacta
exacta
la pobreza
(2 caras)
(2 caras)
(1 cara)
Chi-cuadrado de Pearson
100.625
1
,000
Corrección de continuidad
96.864
1
,000
Razón de verosimilitud
98.980
1
,000
Prueba exacta de Fisher
,000
,000
Asociación lineal por lineal
100.134
1
,000
N.° de casos válidos
205
[69]
Gestión descentralizada del programa de complementación alimentaria y pobreza...
Los resultados reflejados de la Tabla 32 demuestran que la signifi-
cancia de 0,000 de la referida prueba está por debajo de 0,05, quedan-
do rechazada la hipótesis falsa y aceptando la alterna.
Además, se puede ultimar a una cota de significancia de 0,05, la
cual señala que el seguimiento y valoración del citado programa social
se relaciona de manera significativa con la disminución de la pobreza
de sus usuarios en el municipio provincial de Andahuaylas, departa-
mento de Apurímac.
Tabla 33. Intensidad de relación del seguimiento y valoración y la pobreza
Seguimiento y valoración de la gestión y la
Valor
Aprox. Sig.
disminución de la pobreza
Nominal por
Coeficiente de
,574
,000
nominal
contingencia
N.° de casos válidos
205
Por último, el valor resultante de dicho coeficiente se aproxima a 1 y la
significación resulta siendo inferior a 0,05, lo que corrobora una rela-
tiva intensidad de relación del seguimiento, así como de la valoración
y la variable general dependiente.
- Hipótesis específica n.° 5
H0: El presupuesto del programa social no se relaciona de manera
significativa con la disminución de la pobreza de sus usuarios en el
Municipio Provincial de Andahuaylas.
H1: El presupuesto del programa social se relaciona de manera signi-
ficativa con la disminución de la pobreza de sus usuarios en el muni-
cipio provincial de Andahuaylas.
Los resultados reflejados de la Tabla 33 dan cuenta que la significación
de 0,000 de la referida prueba está por debajo de 0,05, lo que rechaza
la hipótesis falsa y acepta la alterna.
Además, se puede ultimar a una cota de significación de 0,05, la
cual indica que el presupuesto del citado programa social se relacio-
na de manera significativa con la disminución de la pobreza de sus
usuarios en el municipio provincial de Andahuaylas, departamento
de Apurímac.
[70]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
Tabla 34. Significación y correlación del presupuesto y la pobreza
Presupuesto del programa
Sig.
Sig.
Sig.
social y la disminución de la
Valor
gl.
asintótica
exacta
exacta
pobreza
(2 caras)
(2 caras)
(1 cara)
Chi-cuadrado de Pearson
78.481
1
,000
Corrección de continuidad
74.749
1
,000
Razón de verosimilitud
77.695
1
,000
Prueba exacta de Fisher
,000
,000
Asociación lineal por lineal
78.098
1
,000
N.° de casos válidos
205
Tabla 35. Intensidad de relación entre el presupuesto y la pobreza
Presupuesto del programa social y la
Valor
Aproximación. Sig.
disminución de la pobreza
Nominal por
Coeficiente de
,526
,000
nominal
contingencia
N.° de casos válidos
205
Por último, el valor resultante de dicho coeficiente se aproxima a 1 y
la significación resulta siendo inferior a 0.05, lo que corrobora una
relativa intensidad de relación del presupuesto y la variable general
dependiente.
X V. D i s c u s i ó n d e r e s u lta d o s
Al considerar la aceptación de la hipótesis alternativa general de es-
tudio, se pudo afirmar que los resultados obtenidos guardan relación
significativa con sus respectivas dimensiones y la variable dependien-
te; sin embargo, fue preciso cotejar dichos resultados con las investi-
gaciones seleccionadas y expuestas en los antecedentes del estudio.
En comparación con el trabajo de Espinoza51 no se tomó como
muestra a los colaboradores que son los profesionales de las distintas
especialidades que gestionan el mismo programa en la Municipali-
51
Espinoza Gálvez. “Gestión del programa de complementación alimen-
taria, en la subgerencia de programas alimentarios de la Municipalidad
Metropolitana de Lima - 2015”, cit.
[71]
Gestión descentralizada del programa de complementación alimentaria y pobreza...
dad Metropolitana de Lima, por ejemplo, debido a que su objetivo se
centralizó en los usuarios directos del mismo programa, pero en el
distrito de Andahuaylas. En lo que sí existió congruencia es que en
ambas realidades no existe un conveniente manejo de los productos y
alimentos debido a la carencia de equipos suficientes de refrigeración,
en especial, para los artículos perecederos.
Por su parte, Díaz52 al abordar la problemática de las coordinacio-
nes en la implementación del mismo programa social en los munici-
pios locales de Apurímac, advierte que el estudio se basó solo en la
aplicación de entrevistas y revisiones de documentación que maneja
el referido programa, eligiendo como muestra a 15 participantes con
responsabilidad vinculante a la gestión como autoridades, funciona-
rios y representantes de organizaciones sociales, pero sin considerar a
los usuarios directos como es el caso de este estudio y con aplicación
directa de la encuesta.
Por lo tanto, dichos resultados difieren a los obtenidos en esta in-
vestigación sobre la relación de la gestión descentralizada de dichos
programas y la disminución de la pobreza en Andahuaylas durante
2019, debido a que la pesquisa de Díaz53 se realizó entre 2009 y 2013,
cuando recién se transferían dichos programas al departamento de
Apurímac; lo que denota, por lo tanto, faltas de coordinación en el
aspecto económico para atender erogaciones por funcionamiento u
operatividad, es decir, se concibió como gasto el hecho de poner en
funcionamiento el programa y no se tomó este como una inversión, lo
que trajo como consecuencia una errónea interpretación por parte de
los operadores gubernamentales. Otro factor influyente fue la rutina
de las tareas y actividades al interior del programa, pues desde hace
cinco años, según los entrevistados, no había innovación en la manera
de operacionalizar mejor los programas complementados, esto por la
indiferencia de las autoridades municipales, pues se seguía creyendo
que era mejor destinar el presupuesto del Estado en fierro y cemento
y no en el factor humano, muy venido a menos por estas localidades
al interior del país.
52
Elvyn Samuel Díaz Tello. “Problemas de coordinación en la implemen-
tación del Programa de Complementación Alimentaria en las municipa-
lidades provinciales de Apurimac durante los años 2009-2013” (tesis de
maestría), Lima, Pontificia Universidad Católica del Perú, 2016, disponible
en [http://tesis.pucp.edu.pe/repositorio/handle/20.500.12404/6517 ].
53
Ídem.
[72]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
Así mismo, la investigación sobre las dificultades de los municipios
locales para la adecuada gestión de este tipo de programas en Huan-
cavelica consideró solo un mes de estudio, es decir, junio de 2011 y
el presente estudio cuatro meses. Además, la muestra de 25 actores
incluyó a cinco funcionarios, dos autoridades municipales y 18 bene-
ficiarios. El objetivo no fue concordante, pues buscaba referir dificul-
tades de liderazgo, autonomía y articulación del Gobierno municipal
huancavelicano en alusión directa a los comedores populares. Los re-
sultados también fueron disímiles, puesto que se registró insuficiente
capacidad de llegada por parte del Estado, específicamente, en el or-
den presupuestal, así como falta de articulación de los involucrados de
manera generalizada.
Durante ese tiempo, la descentralización de políticas sociales no ha
traído mejoras significativas para la sostenibilidad del programa, ade-
más se ha demostrado la inexistencia de interés por parte de los go-
bernantes municipales y la falta de capacidad para gestionar mayores
recursos que generen mejores condiciones a los beneficiarios y al pro-
pio programa. Por último, se da cuenta de la falta de sinceramiento en
la toma de datos, lo que genera posibles focalizaciones erróneas. Así
entonces, estos hallazgos no son concordantes con los resultados de la
esta pesquisa, pues aquí se da cuenta de la significativa relación entre la
gestión descentralizada y la disminución de la pobreza en Andahuaylas.
Por otro lado, al abordar la calidad referida a la atención y al ni-
vel de satisfacción del mismo programa, pero en la Municipalidad de
Chota durante el 2018, se tuvo por objetivo establecer la relación de
estas dos variables. Desde un punto de vista metodológico tuvo un
gran parecido con el estudio desarrollado aquí, pero con tratamien-
tos diferenciados de las variables. Para la toma de datos fue necesa-
rio el cuestionario compuesto solo por 16 ítems. El referido estudio
concluyó con la existencia de una significativa relación de la calidad
relacionada a la atención y la satisfacción de los beneficiaros con rho
de Spearman de 0,542, lo que rechaza la hipótesis nula y acepta la
afirmativa. Sin embargo, para el caso particular de Andahuaylas fue
confirmada la relación significativa a través del estadístico chi-cua-
drado, con mayor amplitud de muestra y contenido de reactivos en el
cuestionario de preguntas.
[73]
Gestión descentralizada del programa de complementación alimentaria y pobreza...
Al final, los hallazgos de Espinoza54 durante su estudio correla-
cional del programa Qaliwarma y la disminución de la pobreza, en el
distrito de Huacho, en el año 2014, tiene mucha concordancia con el
caso de Andahuaylas de acuerdo con su enfoque y metodología. Sin
embargo, la población de estudio fue parametrada por edades de 18
a 65 años. También se aprovechó el cuestionario, pero con gradación
Likert y se encontró que dicho programa se relaciona de manera po-
sitiva y significativa en clara referencia a la reducción de la pobreza de
sus beneficiarios, estimándose el valor Spearman de 0,795. Por su par-
te, la reducción de la indigencia tuvo un calificativo de bueno en sus
cuatro dimensiones: generación de empleo, desarrollo infantil, inclu-
sión social y educación adecuada, considerando que de estas dimen-
siones solo es coincidente la educación como elemento influenciador
de la pobreza. Por consiguiente, los resultados no son concordantes,
salvo la valoración de dichos programas por parte de los encuestados
en la lucha contra la pobreza al interior del país.
Respecto a los antecedentes internacionales, no existe concordan-
cia con la investigación de Nazarema55, ya que tuvo como objetivo
presentar una perspectiva integral de la valoración de políticas y pro-
gramas, donde se aplicó el análisis de casuísticas o estudio de casos
para ilustrar particularidades de evaluación. La técnica que se utilizó
fue el análisis documental de diferentes fuentes que describen la eva-
luación de programas sociales latinoamericanos, escritos y virtuales
de índole institucional.
Difiere en la metodología empleada al estructurar cuestionarios
con preguntas abiertas dirigidas a expertos y no a la población bene-
ficiara. Por otro lado, las conclusiones también son distintas debido a
que el estudio de Nazarema56 da relevancia a los incentivos por parte
del aparato público y/o estatal para justipreciar de forma integral a los
programas.
Sin embargo, existe concordancia en la dimensión “seguimiento y
valoración” del caso apurimeño, debido a que se hace necesario valo-
54
Espinoza Gálvez. “Gestión del programa de complementación alimen-
taria, en la subgerencia de programas alimentarios de la Municipalidad
Metropolitana de Lima - 2015”, cit.
55
Paula Nazarena Amaya. “Evaluacion de politicas y programas públicos:
un aporte al fortalecimiento del Estado” (tesis de doctorado), Barcelona,
Universitat Autònoma de Barcelona, 2016.
56
Ídem.
[74]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
rar ciertos aspectos influyentes y colaterales en la toma de decisiones
gubernamentales, como la continuidad de las políticas públicas por
los Gobiernos entrantes, habida cuenta que no se evidencian mayores
intereses por su parte. Por lo tanto, se logra coincidencia en la afirma-
ción acerca de la calidad institucional como fiel reflejo de una correcta
gestión del más alto nivel de Gobierno, complementada por las eva-
luaciones continuas y la implementación de patrones de valoración
para medir con efectividad la calidad de las prestaciones sociales por
parte de los ejecutores institucionales.
En relación a la pesquisa chilena de Daher57 fue muy diferenciada
debido a que su objetivo fue la implementación de un modelo eva-
luativo exhaustivo de acuerdo con el contexto de indigencia en Chile
asociado a indicadores que son medibles. La investigación utilizó mé-
todos cuantitativos y analíticos, surgiendo numerosos modelos, como
la estimación formativa y sumativa. Estos exámenes con perfiles eco-
nométricos se fueron adaptando al diseño semiexperimental. El mo-
delo planteado permitió relacionar e integrar la evaluación respecto
a la intervención, demostrando factibilidad para el empleo de ambas
estrategias en forma individual y en paralelo al momento de analizar
programas sociales que atienden la pobreza. No obstante, es concor-
dante en la metodología de trabajo al señalar que un estudio que abor-
de situaciones sobre programas sociales debe rescatar las inquietudes
de los protagonistas involucrados, es decir, de los operadores y bene-
ficiarios de los programas en general.
La investigación mexicana de Corral58 concuerda con el objeto
de estudio, es decir, los programas sociales; sin embargo, su propósito
de verificación del efecto de las evaluaciones de diseño y desempeño
realizadas a programas similares no fueron los objetivos de la presente
investigación.
57
Marianne Daher Gray. “Evaluacion de programas sociales de intervención
en pobreza: opoertunidades y desafíos de integrar las dimensiones objetiva
y subjetiva” (tesis de doctorado), Santiago, Pontificia Universidad Catolica
de Chile, 2015, disponible en [https://www.rimisp.org/wp-content/files_
mf/1439402568Tesis_Doctorado_MarianneDaherGray.pdf ].
58
Beatriz Carolina Corral Osuna. “¿Para qué sirven las evaluaciones a
los programas sociales? La utilización y efecto de las evaluaciones a los
programas de la secretaria de desarrollo social en México, 2007-2014”
(tesis de doctorado), Madrid, Universidad Complutense, 2018, disponible
en [https://eprints.ucm.es/id/eprint/47295/].
[75]
Gestión descentralizada del programa de complementación alimentaria y pobreza...
Además, es preciso señalar que las prácticas evaluativas no deben
apreciarse solo por número de valoraciones estadísticas, sino por el
impacto que tienen sobre las gestiones públicas. Por lo tanto, siempre
será indispensable que se realicen más estudios y los operadores de
estos programas tomen en cuenta los resultados y recomendaciones
con mayor interés.
Por su parte, Martínez59 da cuenta de la pobreza en Chile toman-
do en cuenta los discursos y políticas de los gobernantes. Si bien es
coincidente la conceptualización de pobreza a nivel mundial, el estu-
dio se aboca al rol subsidiario del Estado; sin embargo, en estos tiem-
pos de crisis social, es menester de las autoridades gubernamentales
perfeccionar estas políticas, haciéndolas cada vez más humanas. Así
mismo, logra establecer una concordancia en el enfoque de trata-
miento de la pobreza donde hay operaciones sociales, económicas y
políticas que la originan de modo regular o masivo e intereses sisté-
micos que se benefician de su existencia, entonces, la conceptualiza-
ción ideológica seguirá planteando desafíos para una sociología de la
pobreza, lo cual permitiría entender los diseños de política y discursos
que se justifican en las formas de pensar políticas.
Por último, la pesquisa mexicana de Olvera et al.60 tuvo por
objetivo analizar las consecuencias no deseadas de los socorros del
Gobierno para los programas sociales de apoyo de alimentos -pal-,
Programa de Bioseguridad de Alimentos -pesa-, así como los de pre-
paraciones escolares, producción alimenticia y patrones de consumo.
La metodología empleada fue muy similar, logrando concordancia
con la adecuada gestión como fuente generadora de mejora del es-
tado nutricional de los beneficiarios. También es concordante con el
tratamiento de la programación alimentaria. Otro factor revelador del
estudio es el escaso nivel educativo o de aprestamiento de los usuarios
del programa que contribuye a interpretar mal al momento de elegir el
consumo de uno u otro producto, que es muy similar al caso peruano.
59
Nicolás Humberto Martínez Aránguiz. Pobreza en Chile: conceptua-
lización, política y discurso, (tesis de doctorado), Salamanca, España, Uni-
versidad de Salamanca, 2016.
60
Brenda Olvera, Birgit Schmook, Claudia Radel y Dominga Aus-
treberta Nazar Beutelspache. “Efectos adversos de los programas de
apoyo alimentario en los hogares rurales de Calakmul, Campeche”, en Es-
tudios Sociales, vol. 27, n.° 49, 2017, pp. 11 a 45, disponible en [https://
www.redalyc.org/articulo.oa?id=41749480001 ].
[76]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
Conclusiones
Se da una relación significativa entre la gestión descentralizada del
Programa de Complementación Alimentaria y la disminución de la
pobreza de sus usuarios en el municipio provincial de Andahuaylas,
Apurímac, concluyendo de manera general que a mejor gestión, ma-
yor disminución de la pobreza.
Existe una relación significativa entre la identificación y registro de
usuarios y la disminución de la pobreza, lo que afirma que a mejor
identificación y registro de usuarios, mayor disminución de la po-
breza.
Existe una relación significativa entre la programación alimentaria y
la disminución de la pobreza y afirma que a mejor programación de
alimentos, mayor disminución de la pobreza.
Existe una relación significativa entre la ejecución del programa so-
cial y la disminución de la pobreza, lo que afirma que a mejor ejecu-
ción del programa social, mayor disminución de la pobreza.
Existe una relación significativa entre el seguimiento y valoración
del programa y la disminución de la pobreza, afirmando que a me-
jor seguimiento y valoración del programa, mayor disminución de
la pobreza.
Existe una relación significativa entre el presupuesto del programa y
la disminución de la pobreza y afirma que a mejor presupuesto del
programa social, mayor disminución de la pobreza.
Recomendaciones
A las autoridades del municipio de Andahuaylas y del programa so-
cial, la implementación de una adecuada estrategia de gestión social
sostenible basada en resultados objetivos para mantener y mejorar la
relación actual del binomio gestor y usuario.
[77]
Gestión descentralizada del programa de complementación alimentaria y pobreza...
Continuar con el aseguramiento de la identificación y registro de
usuarios del programa a fin de evitar sub-coberturas y malas focali-
zaciones, además para no desnaturalizar los propósitos del programa
que atiende la complementación de alimentos.
Garantizar la adecuada programación de alimentos del programa so-
cial con la participación de personal profesional especializado, a fin
de continuar con el suministro adecuado de productos alimenticios
de calidad de preferencia de la región, lo que genera dinamización
directa de la economía local.
A las autoridades municipales desplegar los esfuerzos necesarios
para garantizar la eficiente y eficaz ejecución del programa a través
del permanente fortalecimiento de las capacidades del personal ope-
rador y de los beneficiarios del programa social.
Continuar con la optimización del seguimiento y valoración de la
gestión a través de la efectiva captación de la réplica y contestación
de sus usuarios y de la colectividad en general, de manera tal que se
continúe fortaleciendo la imagen de alternativa para la disminución
de la pobreza.
El aseguramiento del presupuesto asignado al programa social para
continuar con su sostenibilidad y proseguir satisfaciendo las necesi-
dades de los menos favorecidos y en estado de pobreza.
[79]
Capítulo quinto
Repercusión de la descentralización de
la complementación alimentaria sobre la
disminución de la pobreza
A lo largo del tiempo, las sociedades se han visto afectadas por dife-
rentes problemáticas de acuerdo con cada situación que atravesaban
para poder desarrollarse a nivel social, político, económico, educativo
y cultural, es por ello que los Gobiernos de cada época han tenido
que implementar diferentes reformas para poder erradicar o dismi-
nuir estas problemáticas, tal es el caso de la pobreza, la cual afecta a
la humanidad en todo nivel, dado que perjudica a las personas en un
nivel económico, social, físico, educativo y cultural, a esto se suma la
centralización de bienes y servicios que otorga un Gobierno a sus ciu-
dadanos, donde solo algunos sectores socioeconómicos y geográficos
son favorecidos, es decir, estos pueden acceder a una mejor calidad
respecto a la educación, salud y nutrición.
Es así como, durante las últimas décadas, el Gobierno peruano ha
implementado programas sociales como una medida para poder tra-
tar esta problemática nacional y con ello establecer las condiciones
necesarias para un óptimo desarrollo de toda la población, buscando
que todos los ciudadanos tengan acceso a los servicios que les corres-
ponden por derecho, como oportunidades de trabajo, servicios de sa-
lud, educación de calidad y nutrición adecuada.
[80]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
Por otro lado, no se debe olvidar que existe el problema de la cen-
tralización en el acceso a beneficios, inconveniente que afecta en ma-
yor medida a los ciudadanos en situación de pobreza, considerando
que a las pocas oportunidades que pueden obtener, se suma la baja
calidad de los servicios si logran acceder a ellos. Se ha reconocido con
amplitud que las mejores oportunidades se encuentran en aquellas zo-
nas urbanizadas y con mayor crecimiento económico, ante ello tam-
bién se implementan políticas para descentralizar la distribución de
beneficios. En ese sentido, Ramírez, Bedoya y Díaz distinguen que:
El principal argumento que justifica la descentralización
como herramienta para el logro de metas sociales, radica
en la premisa de que la descentralización permite revelar
las preferencias locales, hace posible un suministro más
adecuado de los servicios sociales y bienes de primera ne-
cesidad a las poblaciones locales, y pone a los ciudadanos
en relación directa con el nivel de Gobierno que eligieron y
que puede ejercer una rendición de cuentas más cercana61.
Al considerar esta premisa, se comprende que la descentralización es
una medida que permite mejorar la participación ciudadana y guber-
namental a nivel local, así como una mayor precisión para la distribu-
ción de los servicios y recursos, tal es el caso de los programas sociales
de complementación alimentaria, los cuales contribuyen a la dismi-
nución de la pobreza, pues permiten a los sectores socioeconómicos
más afectados acceder a una educación, salud y nutrición adecuadas
en la medida de lo posible.
De las afirmaciones anteriores, se concluye que los programas so-
ciales corresponden a estrategias que desarrollan los Gobiernos para
poder erradicar o, en su debido caso, aliviar las carencias de una de-
terminada población, así como poder reforzar sus capacidades, donde
se proveen bienes y servicios a las poblaciones más vulnerables. Así
mismo, surge como una respuesta en la búsqueda de la descentraliza-
ción del poder, pues cabe resaltar que el tener acceso a una adecuada
educación, salud y nutrición permite a la población un mayor rendi-
miento en el cumplimiento de sus labores a todo nivel y, de esta mane-
ra, poder ejercer sus derechos y deberes de forma correcta.
61
Juan Mauricio Ramírez, Juan Guillermo Bedoya y Yadira Díaz.
Geografía económica, descentralización y pobreza multidimensional en Co-
lombia, Bogotá, Fedesarrollo, 2016, disponible en [https://www.repository.
fedesarrollo.org.co/handle/11445/2894 ], p. 67.
[81]
BIBLIOGRAFÍA
Abramo, Laís; Simone Cecchini y Beatriz Morales. Programas
sociales, superación de la pobreza e inclusión laboral: aprendizajes
desde América Latina y el Caribe, Santiago de Chile, Naciones
Unidas, 2019.
Acuña Quinitiva, Diana Paola. “Políticas públicas sobre seguridad
alimentaria en los países miembros de la Alianza del Pacífico:
un análisis desde sus objetivos para disminuir la pobreza (1990-
2013)” (tesis de pregrado), Bogotá, Universidad de La Salle, 2017,
disponible en [https://ciencia.lasalle.edu.co/economia/238/].
Bernal Torres, César Augusto. Metodología de la investigación,
Bogotá, Pearson Educación, 2010.
Calderón Martínez, María Elena; O. Rey Taboada Gaytán,
Adrián Argumedo Macías, Enrique Ortiz Torres, P.
Antonio López y Carmen Jacinto Hernández. “Cultura
alimentaria: clave para el diseño de estrategias de mejoramiento
nutricional de poblaciones rurales”, en Agricultura, Sociedad
y Desarrollo, vol. 14, n.° 2, 2017, pp. 303 a 320, disponible en
[https://www.redalyc.org/pdf/3605/360552092008.pdf ].
Carrasco Díaz, Sergio. Metodologia de investigación científica, Lima,
Edit. San Marcos, 2017.
Corral Osuna, Beatriz Carolina. “¿Para qué sirven las evaluaciones
a los programas sociales? La utilización y efecto de las
evaluaciones a los programas de la secretaria de desarrollo social
en México, 2007-2014” (tesis de doctorado), Madrid, Universidad
Complutense, 2018, disponible en [https://eprints.ucm.es/id/
eprint/47295/].
[82]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
Correa, Gerardo. “Medición de la pobreza y estratificación social
a través de las encovi”, en aa. vv. Venezuela: vivir a medias.
Encuesta Nacional de Condiciones de Vida 2015 (encovi), Caracas,
Universidad Católica Andrés Bello, 2016, pp. 15 a 32, disponible
en [https://www.analesdenutricion.org.ve/publicaciones/97.pdf ].
Daher Gray, Marianne. “Evaluacion de programas sociales de
intervención en pobreza: opoertunidades y desafíos de integrar las
dimensiones objetiva y subjetiva” (tesis de doctorado), Santiago,
Pontificia Universidad Catolica de Chile, 2015, disponible en
[https://www.rimisp.org/wp-content/files_mf/1439402568Tesis_
Doctorado_MarianneDaherGray.pdf ].
Díaz Tello, Elvyn Samuel. “Problemas de coordinación en la
implementación del Programa de Complementación Alimentaria
en las municipalidades provinciales de Apurimac durante los
años 2009-2013” (tesis de maestría), Lima, Pontificia Universidad
Católica del Perú, 2016, disponible en [http://tesis.pucp.edu.pe/
repositorio/handle/20.500.12404/6517 ].
Dulanto Rishing, Alfonso Guillermo. “Descentralización y
subsidiariedad: el caso peruano” (tesis de doctorado), Pamplona,
Universidad de Navarra, 2017, disponible en [https://dadun.unav.
edu/handle/10171/46606 ].
Espinoza Gálvez, Rogelio. “Gestión del programa de
complementación alimentaria, en la subgerencia de
programas alimentarios de la Municipalidad Metropolitana
de Lima - 2015” (tesis de maestría), Lima, Universidad César
Vallejo, 2017, disponible en [https://repositorio.ucv.edu.pe/
handle/20.500.12692/5943 ].
Gallegos Irigoyen, Ana Paula. “Análisis de la pobreza por
necesidades básicas insatisfechas en el Ecuador durante el periodo
2008-2015” (tesis de pregrado), Quito, Universidad de los
Hemisferios, 2017, disponible en [http://dspace.uhemisferios.edu.
ec:8080/jspui/handle/123456789/652].
[83]
Bibliografía
García Navarro, Rosa María. “Lucha contra la pobreza: nociones
y conceptos”, en La Acción Social, Revista de Política Social y
Servicios Sociales, vol. 4, n.° 1, 2020, pp. 1 a 13, disponible en
[https://digitum.um.es/digitum/bitstream/10201/86502/1/La%20
acci%C3%B3n%20social%204.1.pdf ].
González, Fernando Antonio Ignacio y María Emma Santos.
“Las múltiples dimensiones de la pobreza: posadas en el contexto
de la Argentina urbana”, en Visión del Futuro, vol. 22, n.° 2,
2018, pp. 117 a 136, disponible en [https://ri.conicet.gov.ar/
handle/11336/91744 ].
Gutiérrez López, Julián Alberto; Nicolás Cortés Wilches
y Carlos Javier Montaña Londoño. “La pobreza
multidimensional y su relación con el espacio: caso de estudio
para Colombia”, en Revista Visión Contable, n.° 21, 2020, pp. 78
a 100, disponible en [https://publicaciones.unaula.edu.co/index.
php/VisionContable/article/view/733 ].
Hernández Sampieri, Roberto; Carlos Fernández Collado
y María del Pilar Baptista Lucio. Metodología de la
investigación, México, D. C., McGraw Hill , 2015.
Huaquisto Ramos, River. “Inversión pública y pobreza monetaria en
el departamento de Puno: periodo 2004-2015” (tesis de pregrado),
Puno, Perú, Universidad Nacional del Altiplano, 2018, disponible
en [http://repositorio.unap.edu.pe/handle/UNAP/7376].
Jara Jara, Nancy Thalya y María Estefanía Sacoto Romo.
“Propuesta para medir la pobreza en las ciudades de Quito,
Guayaquil y Cuenca, en el año 2018, a través del método de
Necesidades Básicas Insatisfechas (nbi)” (tesis de pregrado),
Cuenca, Ecuador, Universidad del Azuay, 2020, disponible en
[http://dspace.uazuay.edu.ec/handle/datos/9746 ].
Luna Lara, María José. “El proceso de descentralización en
Ecuador: la transferencia de la competencia de tránsito” (tesis de
doctorado), Madrid, Universidad Complutense, 2018, disponible
en [https://eprints.ucm.es/id/eprint/49536/1/T40371.pdf ].
[84]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
Mamani Mamani, Julio Adrián. “Influencia del subempleo y
desempleo en la pobreza monetaria de la población urbana de
Tacna, periodo 2012-2018” (tesis de pregrado), Tacna, Perú,
Universidad Nacional Jorge Basadre Grohmann, 2019, disponible
en [http://tesis.unjbg.edu.pe/handle/UNJBG/3858].
Mancilla López, Lorena Patricia y Gloria Molina Marín.
“Algunos planteamientos teóricos frente a los programas de
transferencias condicionadas y el derecho a la alimentación”, en
Hacia la Promoción de la Salud, vol. 23, n.° 2, 2018, pp. 137 a
151, disponible en [https://revistasojs.ucaldas.edu.co/index.php/
hacialapromociondelasalud/article/view/3609 ].
Martínez Aránguiz. Nicolás Humberto. Pobreza en Chile:
conceptualización, política y discurso, (tesis de doctorado),
Salamanca, España, Universidad de Salamanca, 2016.
Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social. Decreto Supremo
008 de 31 de mayo de 2012 “Crean el Programa Nacional de
Alimentación Escolar Qali Warma”, en Diario Oficial El Peruano,
de 31 de mayo de 2012, disponible en [https://siteal.iiep.unesco.
org/sites/default/files/sit_accion_files/siteal_peru_0160.pdf ].
Moreno, Martín. “La medición de la pobreza”, en Revista Sociedad,
n.° 37, 2017, pp. 135 a 154, disponible en [https://publicaciones.
sociales.uba.ar/index.php/revistasociedad/article/view/2976 ].
Nazarena Amaya, Paula. “Evaluacion de politicas y programas
públicos: un aporte al fortalecimiento del Estado” (tesis de
doctorado), Barcelona, Universitat Autònoma de Barcelona, 2016.
Ñaupas Paitán, Humberto; Hugo Eusebio Romero Delgado,
Jesús Josefa Pañacios Vilela y Marcelino Raúl Valdivia
Dueñas. Metodologia de la investigación cuantitativa - cualitativa
y redaccion de la tesis, Bogotá, Ediciones de la U, 2013.
[85]
Bibliografía
Olaya Dávila, Laura. “Análisis crítico de la pobreza en Medellín y los
indicadores de pobreza: el caso de la pobreza multidimensional”
(tesis de pregrado), Medellín, Universidad de Antioquía,
2016http://bibliotecadigital.udea.edu.co/
handle/10495/14676 ].
Olvera, Brenda; Birgit Schmook, Claudia Radel y Dominga
Austreberta Nazar Beutelspache. “Efectos adversos de
los programas de apoyo alimentario en los hogares rurales de
Calakmul, Campeche”, en Estudios Sociales, vol. 27, n.° 49, 2017,
pp. 11 a 45, disponible en [https://www.redalyc.org/articulo.
oa?id=41749480001 ].
Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.
Perspectivas económicas de América Latina 2019: desarrollo en
transición, París, ocde, 2019, disponible en [https://www.oecd.
org/dev/americas/Overview_SP-Leo-2019.pdf].
Ortiz Pech, Rafael; Graciela Pamela Álvarez Marchan y
Liliana Albornoz Mendoza. “Pobreza objetiva y subjetiva de
los hogares en Timul, Yucatán y su dependencia a programas
sociales”, en Estudios Sociales. Revista de Alimentación
Contemporánea y Desarrollo Regional, vol. 29, n.° 54, 2019, pp. 1
a 29, disponible en [https://www.ciad.mx/estudiosociales/index.
php/es/article/view/817 ].
Pereira Álvarez, Pablo Gerardo. “Construcción del modelo de
alimentación saludable y su implicancia en la configuración de la
subjetividad de la infancia y la familia”, en Demetra: Alimentación,
Nutrición y Salud, vol. 13, n.° 2, 2018, pp. 341 a 361, disponible
en [https://www.e-publicacoes.uerj.br/index.php/demetra/article/
view/33244/25607 ].
Pinzón Gutiérrez, Luis Felipe. “Factores asociados a la pobreza
subjetiva en Colombia: un estudio desde el enfoque de las
capacidades y la economía de la felicidad”, en Revista Desarrollo y
Sociedad, n.° 78, 2017, pp. 11 a 57, disponible en [https://revistas.
uniandes.edu.co/doi/full/10.13043/dys.78.1].
[86]
Descentralización de programas de complementación alimentaria...
Poma Blas, Víctor Raúl. “El nivel de impacto del programa nacional
de apoyo directo a los más pobres - Juntos en el desarrollo de
capacidades de las usuarias en pobreza y pobreza extrema en el
distrito de San Juan 2017” (tesis de maestría), Lima, Universidad
César Vallejo, 2017, disponible en [https://repositorio.ucv.edu.pe/
handle/20.500.12692/12022 ].
Quesso Flores, Alessandra Bethzabe; Emilio Oswaldo Vega
Gonzales y Zoila Rita Mosquera Figueroa. “Efectividad
del programa pantbc en el estado nutricional de pacientes con
tratamiento antituberculoso”, en Casus: Revista de Investigación
y Casos en Salud, vol. 4, n.° 3, 2019, pp. 187 a 193, disponible en
[https://casus.ucss.edu.pe/index.php/casus/article/view/214 ].
Ramírez, Juan Mauricio; Juan Guillermo Bedoya y Yadira Díaz.
Geografía económica, descentralización y pobreza multidimensional
en Colombia, Bogotá, Fedesarrollo, 2016, disponible en [https://
www.repository.fedesarrollo.org.co/handle/11445/2894 ].
Reyna Segura, Roger Demetrio; Rosa Adriana Chu Camposa,
Carlos Alfonso Risco Dávila, Roció Yvone Taboada
Pilco y Diego Renato Risco Cosavalente. “Factores sociales,
económicos y demográficos determinantes de la pobreza de
los jefes del hogar de la región La Libertad”, en Revista de
Investigación Estadística, vol. 1, n.° 3, 2018, pp. 16 a 31, disponible
en [https://revistas.unitru.edu.pe/index.php/REDIES/article/
view/2790 ].
Romero Lora, Guiselle; Mavi Riva Castañeda y Sara Benites
Orjeda. Crónica de una reforma desconocida: experiencia de
implementación del Programa Nacional de Alimentación Escolar
Qali Warma, Lima, Instituto de Estudios Peruanos, 2016,
disponible en [https://repositorio.iep.org.pe/handle/IEP/819].
Salazar Marroquín, Santiago. “Programas sociales de alimentación
y nutrición del Estado ecuatoriano, estrategia nacional en
favor de la alimentación saludable”, en Revista Economía, n.°
41, 2016, pp. 73 a 96, disponible en [http://www.saber.ula.ve/
handle/123456789/43010 ].
[87]
Bibliografía
Sánchez Carlessi, Héctor Hugo y Carlos Reyes Meza. Metodología
y diseños en la investigación científica, Lima, Edit. Bussines Suport,
2017.
Santamaría Muñoz, María Auxiliadora y Cristhian Iván
Sisalema Morales. “Indicador de pobreza multidimensional en
el Ecuador: peso relativo de las variables de educación, trabajo,
salud y nivel de vida” (tesis de pregrado), Quito, Universidad
Central del Ecuador, 2017, disponible en [http://www.dspace.uce.
edu.ec/handle/25000/14115 ].
Silvestre Miraya, Irenzon y Cecilia Huamán Nahula. Pasos para
elaborar la investigacion y la redaccion de la tesis universitaria,
Lima, Edit. San Marcos, 2019, disponible en [http://repositorio.
utea.edu.pe/handle/utea/195 ].
Suárez Solana, María del Carmen. “Significado externo de
‘alimentación correcta’ en México”, en Salud Colectiva, vol. 12, n.°
4, 2016, pp. 575 a 588, disponible en [http://revistas.unla.edu.ar/
saludcolectiva/article/view/1103 ].
Torres Bardales, Coloníbol. Orientaciones básicas de metodología de
investigación, 5.a ed., Lima, Edit. San Marcos, 1998.
Valverde Rivera, Hellen Katherine. “Factores determinantes de
la pobreza en la zona rural del Cantón Baba durante el período
2014-2016” (tesis de pregrado), Guayaquil, Universidad de
Guayaquil, 2018, disponiblehttp://repositorio.ug.edu.ec/
handle/redug/34553 ].
Editado por el Instituto Latinoamericano de Altos Estudios -ilae-,
en julio de 2021
Se compuso en caracteres Minion Pro de 11 y 9 ptos.
Bogotá, Colombia